lunes, 26 de enero de 2015

POLLO ENCEBOLLADO


Hola! ¡Buenos lunes a tod@s!
Esta semana no se me va a olvidar publicar ninguna receta, que ya las tengo todas preparadas y empiezo con una que llevo haciendo en casa toda la vida. Es una receta sencilla y rápida y será la costumbre, pero siempre la he acompañado con arroz blanco. Y como mientras se hace el arroz se va haciendo el pollo, en menos de media hora tienes el plato completo.

Se puede hacer con pechugas de pollo o contramuslos deshuesados (a mi me gustan más porque son más jugosos que la pechuga). Luego se pone bien de cebolla y vino blanco y aunque la salsita con el arroz está divina, no hay que olvidarse de sacar pan en cantidad.

Ingredientes:
- 800 gr. de pechuga de pollo, contramuslo o muslo deshuesado
- 2 cebollas grandes
- 2 dientes de ajo
- 1 vaso de vino blanco
- 1 pastilla de caldo de pollo o carne
- sal y aceite de oliva virgen extra

Elaboración:
1. Picamos los dientes de ajo y los salteamos en una cazuela con un poco de aceite de oliva. En cuanto el ajo empiece a tomar color, sin quemarse, añadimos el pollo cortado en tiras y sazonamos con sal. Rehogamos hasta que el pollo pierda el color de crudo.


2. Añadimos las cebollas cortadas en pluma y rehogamos unos cinco minutos aproximadamente, removiendo continuamente.
3. Regamos con el vino blanco y añadimos la pastilla desmenuzada. Damos unas vueltas, bajamos el fuego y tapamos hasta que la cebolla está hecha del todo (más o menos 15 minutos)


Si empiezas a hacer el arroz al principio de la receta, ya lo tienes todo hecho!


viernes, 23 de enero de 2015

GALLETAS DE NATA

Galletas de nata


Esta mañana tenía que haber publicado una receta porque en realidad estas galletas eran para mañana, pero oye, que se me ha ido el santo al cielo y me he liado con otras cosas, así que mato dos pájaros de un tiro (qué refrán más chungo, por cierto, jajaja) y la publico a media tarde a la hora del cafetito, y así tienes todo el finde para hacerte unas galletas coj.. bueníiisimas!!

De todas las galletas que he hecho hasta ahora, vale que tampoco son muchas, éstas son las que más me han gustado. Estas galletas son  tiernas y esponjosas como pequeños bizcochitos, y se mantienen así durante varios días. Y lo más importante: el sabor me ha encantado.

Están hechas con harina bizcochona, esa que ya lleva incorporada algo de levadura, así no te complicas la vida con las medidas de la dichosa cucharita. Soy la primera que cometo el fallo de hablar de cucharitas de levadura en vez de gramos, sin pensar que el tamaño de mi cucharita no tiene que coincidir con las que tengas en casa, así que a partir de ahora prometo medir gramo a gramo las cantidades porque en esto de la repostería las cantidades son importantísimas y a mi se me olvida de vez en cuando.

Bueno, vamos con estas galletas que tienes que probar!


Ingredientes (50 galletas aproximadamente):
- 200 ml. de nata para montar
- 200 gr. de azúcar
- 2 yemas
- 330 gr. de harina bizcochona

Elaboración:
1. Mezclar las yemas con la nata en un bol y añadir el azúcar.
2. Incorporar la harina poco a poco y seguir mezclando hasta ponerla toda.


Encender el horno a 170ºC con ventilador.
3. Hacemos bolitas con la masa, las ponemos en la bandeja del horno con papel vegetal y las aplanamos un poco con las manos.
La masa es muy pero que muy pringosa y te va a dar la impresión de que es imposible hacer nada, pero el truco está en humedecerte las manos, entonces ya verás como puedes hacerlas sin problemas.

4. Las metemos en el horno caliente durante 15-20 minutos aproximadamente, hasta que veas que han subido y empiezan a dorarse.


Una vez frías las espolvoreamos con azúcar glas.
¿Te pongo un café?


¡Hasta el lunes, que pases un buen finde!

miércoles, 21 de enero de 2015

BROCHETAS DE PEZ ESPADA

Brochetas de pez espada


El pez espada es un pescado semigraso, sin muchas calorías (110) y uno de los más ricos en vitamina A. Se parece mucho al emperador, de hecho en algunos sitios lo venden con el mismo nombre, aunque no son la misma especie. Es un pescado muy recomendable para niños y ancianos, porque no tiene espinas y se parece más al pollo en cuanto al sabor.

La forma que más me gusta para comer emperador o pez espada es a la plancha con un majado de ajo, perejil y limón que se le suele añadir encima una vez hecho.
Esta receta lleva los mismos ingredientes pero con la diferencia de que marinamos el pescado primero durante un rato y luego lo ensartamos en brochetas con unos tomatitos cherry. Al estar marinado en limón, podríamos decir que está medio cocido por lo que el paso por la plancha es muy rápido y queda muy jugoso. En esta ocasión lo he hecho con pescado congelado por lo que además sale muy bien de precio.

Ingredientes (10 brochetas):
- 800 gr.de pez espada o emperador
- 15 tomates cherry (un poco grandes)
- 2 dientes de ajo
- 1 cucharada de perejil picado
- el zumo de 2 limones
- 2 o 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
- sal y pimienta negra

Elaboración:
1. Preparamos la marinada, majando en el mortero los dientes de ajo con el perejil y una pizca de sal.
2. En una fuente honda ponemos el majado junto con el zumo de los dos limones y el aceite de oliva y mezclamos todo bien.
3. Cortamos el pescado en dados grandes y los sazonamos con sal y pimienta. Los metemos en la fuente con la marinada y los untamos bien por todos lados. Lo dejaremos tapado por lo menos 30 minutos removiéndolo de vez en cuando.


4. Ensartamos el pescado en los palos de brocheta, intercalando trozos de pescado por la parte fina con medio tomatito.
5. Calentamos la plancha o una sartén grande donde quepan bien y los hacemos dos minutos por cada lado, y les iremos añadiendo la marinada que ha quedado en la fuente. La plancha debe estar muy caliente y no hay que pasarse de tiempo para que el pescado quede jugoso y tierno por dentro y dorado por fuera.


¡A comer!


lunes, 19 de enero de 2015

GARBANZOS CON ARROZ Y CHORIZO


El mejor regalo que te hace la vida son las personas que te acompañan en el camino, que te hacen la vida más divertida e interesante o que te aportan otros puntos de vista que siempre enriquecen.

Los que seguís mi blog sabéis que mi perrita murió el año pasado y unas pocas semanas después, y de la manera más rara que os podáis imaginar, la vida nos puso delante una gatita preciosa (en el facebook he subido alguna foto) por la que conocimos a dos personas encantadoras, José Luis y Emilio que se han convertido en grandes amigos nuestros con los que compartir largas cenas y ratos muy agradables.

Y como éste es mi blog y hago publicidad de quien quiero, si te gustan los gatos de la raza Bosque de Noruega y estás pensando en tener uno con todas las garantías, te recomiendo que visites su web www. bosqueaguafresca.com, porque da gusto tratar con la gente que se toma en serio lo que hace.

Y aunque son amigos, se han empeñado en que no adelgace ni a tiros... porque a todo el mundo le gusta recibir regalos, y a mí, sobre todo, los de comer, jajaja. Y de comer nos hemos puesto morados con la cantidad de cosas que nos han traído de Extremadura: Morcilla patatera que yo no conocía, embutidos ibéricos para morirse de buenos, queso Torta del Casar, y en fin, no sigo para no poneros los dientes largos...

Con un poco de chorizo ibérico, de lo poco que sobró, hice estos garbanzos con arroz. Es un plato contundente, no para comer todos los días, pero con este frío apetecen mucho y  además, la mezcla de legumbres con arroz es perfecta desde un punto de vista nutricional.

Ingredientes:
- 1 cebolla
- 1 pimiento verde
- 1 diente de ajo
- 1 bote de garbanzos cocidos (400 gr.)
- 200 gr. de chorizo ibérico
- 100 gr. de arroz de grano redondo
- 500 ml. de caldo de pollo o agua
- 1 cucharadita de pimentón de la Vera (dulce o picante)
- sal y aceite de oliva virgen extra


Elaboración:
1. En una cazuela con un poco de aceite de oliva, pochamos la cebolla y el pimiento verde picados junto con el diente de ajo también picadito. Cuando la verdura esté blandita, añadimos el chorizo troceado y rehogamos unos minutos.


2. Escurrimos los garbanzos del bote, los refrescamos bajo el grifo para quitarles el líquido que traen, y los añadimos al sofrito del chorizo junto con una cucharadita de pimentón (el que te guste, dulce o picante).
3. Incorporamos el arroz y rehogamos un par de minutos para que el arroz se impregne de todo el sabor.


4. Cubrimos con el caldo (si no tienes le puedes añadir sólo agua) y dejamos hacer a fuego medio-bajo hasta que el arroz esté totalmente hecho.


El arroz debe consumir casi todo el caldo, pero si ves que se te está quedando muy seco, le añades un poco más para que no se pegue.


¡Hasta el miércoles!

sábado, 17 de enero de 2015

TORTILLA DE PATATAS LIGHT AL HORNO



Hacer la tortilla de patatas perfecta tiene más enjundia de lo que parece, y la prueba es que cada año se hacen cientos de concursos de tortillas de patatas aunque parezca que todas son casi iguales.
No es el caso de hoy porque lo que te enseño es una tortilla baja en grasas, practicamente sin aceite, que te va a venir de lujo cuando estés a dieta pero quieras darte el gusto de tomarte un pinchito de tortilla.

El truco está en hacer las patatas en el microondas y luego cuajarla en el horno con la gran ventaja de que no hay que darle la vuelta. Puedes acabarla también en el micro, pero a mi no me gusta como quedan así que yo la termino en el horno. Para las que tenemos un pulso horroroso ésto es una maravilla porque cuando la tortilla es grande es bastante difícil que la mitad no acabe en el suelo al darle la vuelta (yo hace años que las hago pequeñitas por si acaso). Por supuesto, si no te preocupan las calorías puedes freír las patatas en la sartén como siempre y la puedes cuajar en el horno igualmente.

Yo la he hecho con cebolla y pimiento verde, pero en las tortillas puedes echar mano de la imaginación y hacerlas de cualquier cosa, con chorizo, jamón, otras verduras como calabacín, etc, el tiempo del micro será el mismo porque es el tiempo que le cuesta hacerse a la patata.


Ingredientes:
- 5 patatas
- 1 pimiento verde
- 1 cebolla
- 6 huevos
- sal
- 5 cucharadas de aceite de oliva

Elaboración:
1. Cortar las patatas en rodajas finitas, el pimiento verde y la cebolla en pluma. Poner en un recipiente apto para microondas y sazonar con sal y 4 cucharadas de aceite de oliva. Mezclar bien e introducir en el micro a máxima potencia durante 10 minutos. Pasado ese tiempo dar una vuelta a las patatas y volver a introducir otros 10 minutos.
2. Batir los huevos con un poco de sal y mezclar con las verduras (no hace falta escurrirlas porque se han hecho con un mínimo de aceite).


3. Engrasar un molde de silicona con la cucharada restante de aceite y poner la mezcla de la tortilla.
4. Encender el horno a 200ºC y cuando esté caliente meter la tortilla hasta que esté cuajada y dorada. A mi me ha costado 15 minutos, pero para mi gusto ha quedado demasiado hecha, así que si también te gusta más jugosa ponle unos minutos menos.


¡Que tengas un buen finde!


viernes, 16 de enero de 2015

ESPUMA DE YOGUR Y GROSELLAS



Después de tantos excesos navideños, sobre todo de dulces, apetece un postre ligero para tomarlo sin remordimientos: una espuma (dos en realidad) de yogur y grosellas que además de ligero queda muy chulo en unas bonitas copas.
Estas espumas que no llevan gelatina ni nata que les aporte demasiada consistencia, es mejor consumirlas el mismo día porque el suero que llevan los yogures se separa muy rápido y ya no es lo mismo, así que hay que hacerlo un par de horas antes de la comida o de la cena para que esté fresquito, pero no esperar mucho más.
Yo lo he hecho con grosellas, pero lo puedes hacer con moras, arándanos, frambuesas o lo que más te guste.

Ingredientes:
- 4 yogures desnatados azucarados
- 175 gr. de grosellas
- 2 cucharadas de azúcar
- 2 claras de huevo

Elaboración:
1. En un cacito pequeño ponemos las grosellas (reserva algunas para decorar las copas) con las cucharadas de azúcar y a fuego lento dejamos que se hagan durante unos minutos, entre 5 y 10,  para que vayan soltando todo el jugo.
2. Las trituramos con la batidora y luego lo colamos para quitar las pieles y semillas.


3. Montamos a punto de nieve las claras de huevo con una pizca de azúcar y mezclamos la mitad con 2 yogures.


4. Los otros dos yogures los mezclamos con el coulis de grosellas, y luego con la otra mitad de las claras montadas.


Por último montamos las copas. En la parte de abajo colocamos la mezcla con grosellas y arriba la de yogur. Y las metemos en la nevera hasta la hora de servirlas.



miércoles, 14 de enero de 2015

CREMA DE CALABACIN


Estamos en enero y  aunque por aquí durante el día estamos teniendo suerte y casi todos los días tenemos un sol radiante, de noche la cosa cambia y hace una rasca de mucho cuidado. Así que mientras dure el invierno disfrutaremos de los platos de cuchara calentitos como esta crema riquísima además de muy sencilla.

La de calabacin es una de las mejores cremas de verduras para mi gusto, pero hay comprobar que la piel de los calabacines no amargue o no habrá quien se lo coma. Siempre es mejor cocinar los calabacines con piel, tanto en cremas como en cualquier otra receta que los lleve, porque es donde se encuentran la mayoría de los nutrientes y es una pena tener que pelarlos.

Para saber si amargan no queda otra que probar un trocito de la piel en crudo y si amarga aunque sea un mínimo, hay que pasar al plan B y quitársela o arruinaremos el plato. La última vez que se me olvidó comprobarlo, por ir con prisas, tuve que tirar una cazuela entera de pisto con todo el dolor de mi corazón. Así que no hay que confiarse por muy buena pinta que tengan.

La crema es muy sencilla y la puedes terminar con nata o leche evaporada, pero a mi me gusta más con quesitos porque le dan un sabor delicioso.
Dentro receta!

Ingredientes:
- 2 calabacines grandes (700 gr.)
- 1 patata grande
- 1 cebolla
- 750 ml. de caldo de pollo o verduras (para los vegetarianos)
- 4 quesitos (o 150 ml. de nata o leche evaporada)
- sal y aceite de oliva virgen extra

Elaboración:
1. En una cazuela con un poquito de aceite de oliva (3 o 4 cucharadas) pochamos la cebolla picada durante tres o cuatro minutos.
2. Añadimos las patatas en dados pequeñitos (cuanto más mejor) y rehogamos un par de minutos.
3. Incorporamos los calabacines en dados y sazonamos ligeramente todas las verduras.
4. Añadimos el caldo (yo le puse de pollo), bajamos el fuego y dejamos que se hagan las verduras hasta que las patatas estén tiernas que es lo que tarda más. (Si vas con prisas lo puedes hacer en la olla exprés durante 6 minutos desde que sale el vapor).


5. Trituramos en la misma cazuela con la batidora, incorporamos los quesitos y volvemos a batir hasta que estén bien disueltos.


Le puedes poner unos daditos de pan frito o sencillamente unas gotas de aceite de oliva.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...