lunes, 27 de abril de 2015

PASTEL DE CARNE Y VERDURAS

Pastel de carne y verduras


Hay recetas agradecidas y otras que no lo son tanto, y también pasa que a veces se quiere hacer tan bien que se acaba fastidiándola a base de añadir y añadir ingredientes sin mucho sentido. Luego ocurre que la mayoría pasan desapercibidos o mucho peor, que no pegan ni con cola.

Este pastel  es de los agradecidos, de los que parece que lleva muchas más cosas de lo que tiene en realidad, o que su elaboración es muy complicada... pero nada más lejos de la realidad. A lo mejor por eso ha sido un éxito en casa. Desde el principio pensé en acompañarlo con una salsa de champiñones, y evidentemente puedes hacer otra salsa si no te convence ésta, pero te aseguro que le va de lujo.

La elaboración es muy sencilla: prepara carne picada como si fueras a hacer albóndigas y le añades un sofrito de verduras. Lo pones en un molde y al horno.  Te digo yo que lo vas a repetir!!

Ingredientes:
- 500 gr. de carne picada de ternera
- 1 cebolla
- 1 zanahoria
- 1/2 pimiento rojo
- 1 tomate maduro
- 150 gr. de espinacas
- 1 diente de ajo
- 2 huevos
- sal y aceite de oliva virgen extra

Salsa de champiñones:
- 200 gr. de champiñones
- 1 cebolla
- 200 gr. de leche evaporada
- 1 chorrito de brandy
- aceite de oliva virgen extra

Elaboración:
1. En una sartén con un poquito de aceite de oliva, pocha la cebolla, la zanahoria y el pimiento rojo todo picadito.
2. Cuando veas que está medio hecha, añade el tomate pelado y troceado sin pepitas, un poco de sal y de azúcar y deja que se haga hasta que esté todo bien hecho.
3. Añade las espinacas y rehoga unos minutos. Como ves se quedan en nada en poco tiempo.


4. En un bol pon la carne picada, los huevos y el diente de ajo. Sazona con sal y mezcla con las verduras de la sartén.
5. Si no tienes molde de silicona (que no se pega nada) engrasa el que tengas con un poco de aceite y pon toda la mezcla de la carne. Yo he imitado la forma de un bizcocho pero se puede dejar plano perfectamente.
6. Enciende el horno a 190ºC y cuando esté caliente mete el molde hasta que esté cuajado, aproximadamente 30-35 minutos.


7. Mientras el pastel se hace en el horno puedes preparar la salsa de champiñones. En una sartén con aceite de oliva pocha la cebolla y los champiñones troceados, sazona con sal y pimienta negra. Cuando veas que la cebolla empieza a transparentar, añade un chorrito de brandy y continúa la cocción a fuego lento.
8. Cuando se haya evaporado el alcohol, en cuestión de pocos minutos, añade la leche evaporada y deja que se haga diez minutos más y tritura la salsa.


Espero que te haya gustado porque está realmente bueno!


viernes, 24 de abril de 2015

MOUSSE DE MASCARPONE CON MANZANAS

Mousse de mascarpone con manzanas


Esto de la operación bikini es un asco, sencillamente. Por si no lo sabes el queso mascarpone, para mí uno de los más ricos, también es uno de los quesos con mayor proporción de grasa, exactamente el 47%, y de calorías no anda mal tampoco (450 cal/ 100 gr), vamos, que es una bomba atómica.

Con esta bomba está hecho el postre de hoy, una maravilla que lleva compota de manzana (es lo único que comí, jajaja) y como el resto me lo he prohibido, me recreé en aumentar las calorías para los de casa (hala, que se fastidien). Así que el mascarpone lo "aligeré" con nata montada y lo terminé con caramelo líquido  y almendras crocanti (la tienes en bolsitas en mercadona) para darle el toque crujiente.


Ingredientes:
Para la compota (ver receta aquí)
- 3 manzanas
- 2 cucharadas de azúcar
- 1 rama de canela

- 250 gr. de queso mascarpone
- 200 ml. de nata para montar
- 4 cucharadas de azúcar
- 2 cucharadas de almendra crocanti
- caramelo líquido

Elaboración:
1. Para hacer la compota hay que pelar y cortar las manzanas en trocitos. Para hacerla en el micro hay que ponerlas en un bol con el azúcar y la rama de canela y meterlas al micro 7 minutos al máximo, remover y volver a meter otros 7 minutos más. Si quieres ver el paso a paso pincha aquí , aunque también la puedes hacer a la manera tradicional.

2. Montar la nata y cuando esté practicamente montada añadir el azúcar y seguir montando. La montarás mejor cuanto más fría esté, al igual que las varillas e incluso el recipiente que vayas a utilizar.
3. En un bol mezclar el mascarpone con la nata montada.
4. Poner en los vasitos 3 o 4 cucharadas de la mousse de mascarpone, y un par de cucharadas de compota de manzana.  Meter en la nevera.


 A la hora de servir termina los vasitos con almendras crocanti y un chorrito de caramelo líquido.


Estoy teniendo muchos problemas con mi ordenador toda la semana, me hace cosas rarísimas y se va de vacaciones varias veces al día... y por eso no puedo hacer tantas visitas a mis blogs amigos como me gustaría. Espero que tenga solución.
¡Feliz finde a tod@s y hasta el lunes!

miércoles, 22 de abril de 2015

CHAMPIÑONES RELLENOS DE JAMÓN Y QUESO

Champiñones rellenos de jamón y queso


Hoy para el aperitivo, champiñones al horno. Si encuentras champiñones tamaño "palma de la mano" no lo pienses y llevatelos enseguida porque son una gozada para hacerlos rellenos. Tienen sólo una pega, que son enormes pero cuando le quitas el pie queda un hueco bastante patético. No hay problema, ésto se soluciona cortando por lo sano y haciendo un hueco decente.

Hoy los he rellenado de jamón serrano y mozzarella, pero admiten cualquier tipo de ingrediente que te apetezca, sólo hay que echarle imaginación o echar un vistazo a las sobras de la nevera (que tanto nos inspiran).

Ingredientes:
- 8 champiñones grandes
- 1/2 cebolla
- 1 diente de ajo
- perejil picado
- 100 gr. de jamón serrano en taquitos
- 100 gr. de mozzarella rallada
- pan rallado
- sal y aceite de oliva

Elaboración:
1. Limpia los champiñones, quitales el pie y con un cuchillo haz más hueco en el sombrero para que quepa más relleno. Trocea todo lo que has quitado del champiñón para añadirlo al sofrito más tarde.
2. En una sartén con aceite de oliva pocha la cebolla picada con el diente de ajo también picado y un poco de perejil.
3. En cuanto la cebolla empiece a transparentar añade el picadillo de champiñones y sazona  ligeramente con sal, sin pasarte, porque el jamón ya es sabroso.


4. Añade el jamón en taquitos, dale unas vueltas y retira del fuego.
5. Mezcla todo el sofrito con la mozzarella rallada que empezará a hacer una pasta con el calor que guarda la sartén.
6. Rellena los champiñones. En una fuente de horno un poco engrasada con aceite, dispón los champiñones y espolvoréalos con pan rallado.


7. Enciende el horno a 180-190ºC y cuando esté caliente mete los champiñones. Dependiendo del tamaño se harán en más o menos tiempo. Los mios se han hecho en 25 minutos. Cuando veas que ya están hechos (se arrugarán un poco) enciende el grill para gratinar la superficie.


Champiñones rellenos de jamón y queso

¡Hasta el viernes!

lunes, 20 de abril de 2015

ESPAGUETIS A LA MARINERA

Espaguetis a la marinera


Creo que no hace falta venderte mucho la receta de hoy, estoy segura de que me la compras sólo con el nombre,  a que sí?  Mejillones, langostinos o gambones, calamar (almejas no le puse esta vez), una salsita de tomate con un toque picante y espaguetis para finalizar. Un clásico, vamos. Lo bueno que tienen los clásicos es que nunca decepcionan, así que vamos con la receta ya!


Ingredientes:
- 500 gr. de espaguetis
- 1 calamar
- 16 langostinos o gambones
- 1 kg de mejillones
- 250 gr. de tomates
- 2 dientes de ajo
- 1 guindilla o cayena (opcional)
- 1/2 vasito de vino blanco
- sal, azúcar y pimienta negra
- perejil picado
- aceite de oliva virgen extra

Elaboración:
1. En una cazuela amplia dora los dientes de ajo picados con la cayena o guindilla (está debajo de los calamares) y añade el calamar limpio y troceado. Rehoga unos minutos y pon los mejillones (también limpios) junto con el vino blanco. Hay que dejarlos a fuego fuerte hasta que se abran.
La guindilla es opcional, si no te gusta el toque picante no se la pongas.


2. Una vez abiertos los he dejado un rato fuera del fuego para que se templen  y les he quitado la mitad de la concha, pero ésto te lo puedes ahorrar si vas con prisas.
3. Ahora añades los gambones o langostinos pelados y los tomates rallados (pero un poco gruesos). Sazona ligeramente con un poco de sal, una pizca de azúcar, pimienta negra molida y perejil picado. Baja el fuego y deja que se haga todo junto unos 20 minutos aproximadamente.
4. Durante este tiempo puedes hacer la pasta y luego sólo tienes que añadirla a la cazuela removiendo bien para que se mezcle bien con la salsita.


Y a disfrutar de este platazo!


viernes, 17 de abril de 2015

CUAJADA DE FRESAS

Cuajada de fresas

Desde que han aparecido las fresas en el  mercado no he parado de hacer mermelada, y es que en casa los botes vuelan en días y a veces en cuestión de horas. Antes de que me dejen sin existencias intento incluirla en todos los postres que puedo y esta vez se me ha ocurrido añadírsela a estas cuajadas.

El resultado nos ha encantado a todos, incluso a los que no son mucho de cuajada, claro que esta cuajada que se hace añadiendo fresas a la cuajada normal está buenísima,  pero con la mermelada en el fondo está todavía mejor, te lo digo yo.

Ingredientes (6 vasitos):
- 1 y medio sobres de cuajada
- 1/2 litro de leche
- 4 cucharadas de azúcar
- 250 gr. de fresas
- mermelada de fresas (si te apetece ver la receta)

Elaboración:
1. Lava las fresas quitando las hojitas y trocéalas. Ponlas en el vaso de la batidora y tritúralas añadiendo el azúcar.


2. Del medio litro de leche separa un vaso y disuelve el sobre y medio de cuajada sin que queden grumos.
3. Pon a calentar el resto de la leche y cuando de el primer hervor añades el vaso con la cuajada.
4. En cuanto vuelva a hervir lo retiras del fuego y añades las fresas trituradas. Vuelve a ponerlo en el fuego y espera a que hierva de nuevo, entonces lo retiras (ya pa siempre).
5. En los vasitos que tengas pones un par de cucharaditas de mermelada y los completas con la cuajada de fresas.


Mételos en la nevera un mínimo de 4 horas.


¡Que tengas un buen finde!

miércoles, 15 de abril de 2015

CALABACINES A LA ANDALUZA

Calabacines a la andaluza


El calabacín es una de mis verduras preferidas, no sólo por el sabor sino por la variedad de recetas que puedes preparar con él. A pesar de que crudo mantiene mejor todas sus propiedades, es la única forma en que a mi no me gusta. Se puede hacer a la plancha, rebozado, relleno, en todo tipo de salsas, pistos, cremas, etc.

La receta de hoy no lleva prácticamente grasas, dependerá  sobre todo de la cantidad de aceite que uses al hacer la salsa de tomate, y los calabacines van hervidos previamente, con lo cual creo que es estupenda para incluirla en la operación bikini y sobre todo, y lo más importante, es un plato sabroso. Puedes hacerlo como primero o guarnición de carnes o pescados, o como plato principal cuando estás a régimen, y como incluye una capa de pan rallado que hará una costra riquísima, no echaremos de menos el pan para untar. El que no se conforma es porque no quiere...

Fuente: ABCdesevilla

Ingredientes (2 personas):
- 2 calabacines
- 1/2 cebolla
- 1 diente de ajo
- perejil picado
- 250 gr. de tomate triturado
- sal y azúcar
- aceite de oliva virgen extra
- pan rallado

Elaboración:
1. Lava los calabacines, deshecha las puntas y corta el resto en rodajas de 1/2 cm. de grosor.
2. Hiervelos en agua con un poco de sal hasta que estén al dente y déjalos escurrir en un colador.


3. Haz una salsa de tomate pochando la cebolla picada con el diente de ajo también picado y perejil en una sartén o cazuela con un poco de aceite de oliva. En cuanto la cebolla esté transparente añade el tomate, sal y una pizca de azúcar y deja que se haga lentamente por lo menos 20 minutos.
4. En una fuente de horno engrasada con un poquito de aceite (si lo necesita), pon los calabacines bien escurridos, cúbrelos con la salsa de tomate y pon una capa gruesa de pan rallado y un hilito de aceite encima (a mi se me fue la mano con el "hilito")


 Enciende el horno a 190ºC y mete los calabacines durante 15 minutos. Luego enciende el gratinador para que se forme una costra dorada en la superficie.


¡Hasta el viernes!

lunes, 13 de abril de 2015

PAVO AL PIMENTÓN

Pavo al pimentón


Esta receta es una forma diferente de cocinar la pechuga de pavo sin grasa y de una forma muy fácil. Podrás aprovecharlo como plato principal cortado en lonchas gruesas, como aperitivo si lo cortas en lonchas finitas o para ensaladas si lo cortas en tiras alargadas, porque está igual de rico tanto frio como caliente.

Debes tener en cuenta el tipo de pimentón que vayas a utilizar. Por mi experiencia queda mejor con pimentón dulce para que no resulte excesivamente fuerte, pero lo mejor es probar a hacerlo unas cuantas veces hasta encontrar el punto que te guste, incluso en la cantidad de pimentón. Si te pasas demasiado en la capa al rebozarlo, puede ocurrir que sólo sepa a pimentón y tampoco se trata de eso, así que hay que encontrar el equilibrio.

La técnica es muy sencilla,sazonar y rebozar el pavo en el pimentón y envolverlo en papel de aluminio para hervirlo en una cazuela con agua. Al principio lo hacía simplemente así pero por mucho que me esmerara en cerrar bien la carne, siempre acababa por entrarle algo de agua así que la solución fue meter los rollos en bolsas de congelación. Esto además tiene otra ventaja porque el tiempo de cocción dependerá del peso de las pechugas y de esta manera se puede sacar una, abrirla, ver si está cocida y volverla a meter si no lo estuviera.

Ingredientes:
- 4 pechugas de pavo
- pimentón dulce de la Vera
- sal y pimienta negra molida
- 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra

Elaboración:
1. Sazona las pechugas con sal y pimienta negra molida y con las manos úntalas con una cucharada de aceite (es lo único que llevarán de grasa) para que luego el pimentón se adhiera bien.
2. Corta unos trozos grandes de papel de aluminio y reboza las pechugas con el pimentón que hayas elegido de manera que quede bien cubierto.
3. Cierra bien los paquetes y mételos en una bolsa grande de congelación con cierre de zip.


3. Pon a calentar una cazuela amplia con agua hasta la mitad para que no rebose cuando metas la bolsa, y en cuanto hierva a tope metes la bolsa y cuentas por lo menos 30 minutos. Pasado ese tiempo puedes sacar una pechuga y comprobar si está bien hecha, y en caso contrario vuelves a cerrar el paquete y lo dejas unos minutos más.


Como te decía al principio, ahora puedes cortarla como quieras, en lonchas gruesas o finas o en tiras. Puedes acompañarlo de alguna salsa (si estás a dieta la de yogur le va muy bien y no añades grasas) o la guarnición que te apetezca.


¡Que tengas una buena semana!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...