viernes, 12 de febrero de 2016

SALTEADO DE CHAMPIÑONES CON JAMÓN Y PATATAS


Salteado de champiñones con jamón y patatas


Los champiñones son las setas más consumidas en todo el mundo, son riquísimos y además tienen muchas proteínas y minerales, etc... pero, ojo,  sabías que los champiñones absorben los metales pesados y la radioactividad?    Pues si sueles ir a coger setas o champiñones al monte o al campo, además de no llevarte las venenosas lógicamente, que sepas que también debes desechar los que estén cerca de fábricas o industrias, por si acaso. 
Yo nunca he ido al monte a por setas, no sé distinguirlas y acabaría intoxicada, así que prefiero comprarlas y evitar sustos. Y esta vez compré champiñones blancos (los de siempre) y champiñones portobello, de color marrón y de sabor un poco más intenso que los blancos para hacer este salteado que está de muerte pero de la buena. 


Ingredientes:
- 300 gr. de champiñones (blancos y portobello)
- 100 gr. de jamón serrano en taquitos
- 1 cebolla
- 1/2 vasito de vino blanco
- 2 patatas
- aceite de oliva virgen extra
- perejil fresco picado

Elaboración:
1. Limpiar y trocear los champiñones.
2. Picar la cebolla y pocharla a fuego lento hasta que empiece a ablandarse. 
3. Añadir el jamón y dar unas vueltas al conjunto.




4. Incorporar los champiñones y dejar hacer a fuego medio unos minutos más. 
5. Añadir el vino blanco, seguir haciendo hasta que los champis estén tiernos y retirar del fuego de momento.
6. Pelar y cortar las patatas en daditos y freírlas en una sartén aparte.
7. Mezclar con los champiñones y listo! 




Espolvorear con perejil fresco picado y servir antes de que se enfríe, sobre todo por las patatas.
Para un plato más completo todavía, añade un par de huevos fritos y te quedas como nueva, a que si?




¡¡Que tengas un buen finde!!


También puedes seguirme en  Facebook y  Twitter

miércoles, 10 de febrero de 2016

PASTEL DE QUESO Y CHOCOLATE BLANCO (Pastel japonés)


Pastel de queso y chocolate blanco



¡Buenos días!
Llevo desaparecida unos días porque el portátil ha estado en el taller. Nada más y nada menos que 123 virus han tenido la culpa y eso que siempre voy con muchísimo cuidado de no abrir archivos ni correos sospechosos, que si no... pero por suerte ha tenido arreglo.

A este pastel le tenía yo ganas. Lleva tres únicos ingredientes: chocolate blanco, queso crema y huevos. 
He leído que a algunos les sube mucho y a otros no tanto, yo soy de los últimos porque el mío no subió demasiado, tal vez por el tamaño del molde (es lo único que se me ocurre porque seguí los pasos uno a uno).  Pero bueno, acaso es una competición de a ver a quién le sube más? Pues se me ha quedado un poco escuchimizado pero oye, la verdad es que tiene la fama bien merecida, porque está increíble. Tiene una textura muy suave y esponjosa, entre bizcocho y tarta de queso, y te aviso que volará en nada y menos.
Eso si, hay que estar pendiente del horno en todo momento y controlar los grados. Ah, y se hace al baño maría.


Ingredientes:
- 120 gr. de chocolate blanco
- 120 gr. de queso crema tipo Philadelphia
- 3 huevos
- mantequilla para el molde
- azúcar glas para decorar

Elaboración:
1. Lo primero que haremos es derretir el chocolate al baño maría lentamente. Luego lo sacamos del fuego y lo dejamos enfriar.
2. Mezclamos el chocolate fundido con el queso.
3. Separamos las claras de las yemas y agregamos estas últimas al chocolate.
4. Montamos a punto de nieve las claras y las mezclamos con lo anterior poco a poco para que no bajen demasiado.


5. Preparamos el molde desmontable que vamos a utilizar. Cortamos un redondel de papel vegetal del tamaño del fondo del molde y tiras alargadas para las paredes. Untamos con mantequilla todo el molde y pegamos los trozos de papel. Por último envolvemos la base en papel de aluminio para que no entre agua cuando lo metamos al baño maría.


6. Llenamos con un par de dedos de agua una fuente de horno donde quepa el molde del pastel y calentamos el horno (con la fuente de agua) a 170ºC.
7. Ahora ojo, que viene lo más entretenido. Cuando el horno esté caliente, mete el pastel durante 15 minutos en la fuente con agua que ya tendrá la misma temperatura.
Pasado el tiempo, baja la temperatura a 160ºC y déjalo otros 15 minutos. Y pasado ese tiempo apaga el horno pero NO SAQUES el pastel porque hay que dejarlo otros 15 minutos con el horno apagado.


Después de eso se puede sacar del horno, dejar enfriar y desmoldar. Y ponemos encima una capa generosa de  azúcar glas.


En el corte puedes ver lo esponjoso que queda. 
¡Riquísimo!


¡Nos vemos el viernes!

También puedes seguirme en  Facebook y  Twitter

miércoles, 3 de febrero de 2016

PASTEL DEL PESCADOR


Pastel del pescador


Hoy vamos con una receta de aprovechamiento total, o cocina de restos. Si te ha sobrado algo de pescado hervido o guisado y además también te ha sobrado un poco de pisto, puedes juntarlo todo y hacer un pastel la mar de rico que te resuelve una comida estupendamente. Yo suelo congelar esas sobras, aunque parezca poca cantidad y no llegue ni a una ración porque siempre se le puede dar algún uso posterior. 

Evidentemente  puedes hacer el mismo pastel comprando el pescado expresamente para hacerlo, y si no tienes pisto pues también lo puedes encontrar en bote o lata en el súper (a falta de  pan...)
Bueno, pues teniendo todos estas sobras, le añadimos un par de huevos y un poco de queso rallado y lo tenemos listo. A mi me gusta que se noten los trozos de las verduras y del pescado, pero puedes triturarlo sin problemas y te quedará con una textura tipo pudin.


Ingredientes:
- 3 o 4 cucharadas de pisto (o una lata)
- 350 gr. de restos de pescado (hervido, plancha, etc.)
- 2 huevos
- 100 gr. de queso rallado.

Elaboración:
1. Batir los huevos y mezclar con el pisto. 
2. Desmenuzar el pescado teniendo cuidado en quitar espinas si las tuviera, y añadir a lo anterior.
3. Agregar el queso rallado y poner en un molde de horno. Si es de silicona no hace falta engrasarlo, pero si no, untarlo con mantequilla o aceite. Como hay que hacerlo al baño maría, debes meter ese molde en otro con un par de dedos de agua. 
4. Calentar el horno a  190ºC  y dejar hacer hasta que cuaje, aproximadamente 35 minutos aunque cada horno es un mundo.





Yo lo acompañé con mayonesa, y también le va muy bien una salsa de tomate.





¡Hasta el viernes!

También puedes seguirme en  Facebook y  Twitter

lunes, 1 de febrero de 2016

COSTILLAS DE CERDO A LA COCA- COLA


Costillas de cerdo a la coca-cola


Pues como quien no quiere la cosa, ya estamos a lunes y además estrenamos mes. A mi me gustan los lunes porque quiero creer que algo bueno ocurrirá durante la semana y en este caso hay un mes entero por delante, así que se multiplican las posibilidades, no?

Lo que no me gusta tanto es estar pendiente del reloj para que la mañana cunda con todo lo que tengo que hacer y además preparar la comida a tiempo. Por eso las recetas de horno que se hacen solas, son lo más (y ésta es facilisima). Sinceramente, la primera vez que usé coca-cola para cocinar, hace años, me parecía una "guarrada"... miraba aquellos hermosos muslos de pollo y la botella del refresco, y oye, que dudé un buen rato en decidirme. Y no había porqué, la salsa con coca-cola está muy rica, dulzona y muy sabrosa. Desde entonces he hecho cientos de veces ese pollo y ahora te presento la misma receta con costillas de cerdo. Tú decides si prefieres pollo o costillas, se hace exactamente igual. 

El tiempo dependerá de tu horno y de la cantidad que vayas a preparar. La coca-cola se mezcla con sopa de cebolla de sobre, y por eso no hay que ponerle sal (si lo  haces es probable que te quede salado). La proporción es la siguiente: por cada litro de refresco, un sobre de sopa, ni más ni menos. 
Va, enciende el horno que empezamos:


Ingredientes (3 personas):
- 600 gr. de costillas de cerdo
- 1/2 litro de coca-cola
- 1/2 sobre de sopa de cebolla
- 4 cucharadas de ketchup

Elaboración:
1. Mezclar la coca cola con la sopa de cebolla y el ketchup. 
2. En una fuente de horno poner las costillas y bañar con la mezcla anterior. Si pones demasiado líquido la salsa no se reducirá suficiente (pero quedará igual de rica), así que procura que sólo cubra la carne.
3. Meter en el horno a 190ºC durante una hora y cuarto o un poquito más, y durante ese tiempo darle la vuelta a las costillas para que se vayan dorando por los dos lados por igual.




El líquido se irá reduciendo y quedará una salsita un poco espesa y riquísima. 


¡Que tengas una buena semana!

También puedes seguirme en  Facebook y  Twitter

viernes, 29 de enero de 2016

MONTADITOS DE LOMO y PIMIENTOS


Montaditos de lomo y pimientos


Es increíble lo rápido que pasa el tiempo y de nuevo estamos a las puertas del finde. La semana se me pasa en un suspiro y cada vez tengo menos tiempo para nada, así que aprovecho para disculparme por no visitar a los amigos blogueros tanto como me gustaría. Y el finde sólo son dos días, que se pasan todavía más rápido, pero es cuando apetece disfrutar de una comida sin prisas con la familia o los amigos, o cuando se nos ocurren ideas que probar en la cocina.

Estos montaditos los servían en un bar cerca de la universidad y yo me ponía morada... claro que en aquella época podía comerme una vaca entera sin engordar ni un gramo, jajaja. Pues sin haber pensado durante años en aquellos montaditos, me vinieron a la cabeza cuando vi una bandejita de filetes de lomo adobado ibérico con muy buena pinta. 
No son exactamente iguales, o por lo menos mi memoria gustativa los recordaba diferentes pero oye, que están buenísimos, te lo aseguro!


Ingredientes:
- 6 filetes de lomo adobado (yo ibérico)
- 2 pimientos verdes
- mozzarella rallada o cualquier otro queso de tu gusto
- 1 o 2 tomates maduros
- 6 rebanadas de pan
- aceite de oliva

Elaboración:
1. Lava y corta los pimientos en tres trozos cada uno. En  una sartén con aceite de oliva, friélos a fuego medio hasta que estén hechos. Acuérdate de tapar la sartén porque salpican una barbaridad, y dales la vuelta varias veces para que se hagan bien. Sácalos a un plato con papel de cocina para que escurran el exceso de aceite y ponles un poco de sal.
2. Fríe los filetes de lomo ,vuelta y vuelta, a fuego muy alto. Están adobados, así que no les pongas sal que ya llevan.



3. Unta las rebanadas de pan con el tomate, pon encima un trozo de pimiento, un filete de lomo y por último la mozzarella rallada. 
4. Gratina en el horno unos minutos para que se funda el queso.





¿Te apetecen?


¡¡Que disfrutes del finde!!

También puedes seguirme en  Facebook y  Twitter

miércoles, 27 de enero de 2016

BIZCOCHO CUATRO CUARTOS


Bizcocho cuatro cuartos


Cuatro cuartos o cuatro ingredientes con el mismo peso. Este es el secreto de este bizcocho riquísimo y de lo más fácil. Parece mentira cuántas recetas infinitas de bizcochos existen, difícil quedarse con una sóla porque cada una  tiene su encanto, una miga más espojosa, otra más delicada, otra más consistente... el caso es que todos me gustan y es un gustazo tomarte el café o un chocolate con un trocito de bizcocho hecho por tí. 

Como te decía este bizcocho se basa en el peso de los ingredientes. Empieza por pesar los huevos, puedes hacerlo de la cantidad que tú quieras (yo lo hice con dos porque no lo quería muy grande). Una vez pesados, el resto de ingredientes tendrán que pesar lo mismo.La harina que utilizo es la bizcochona, que lleva levadura incorporada. Si utilizas harina normal deberías añadir un sobre de levadura en polvo. 
La mantequilla debe estar a temperatura ambiente, así que acuérdate de sacarla con tiempo porque luego es un poco complicado meterla en el micro sin que quede líquida.


Ingredientes:
- 2 huevos
- el mismo peso en azúcar
- el mismo peso en mantequilla
- el mismo peso en harina (harina bizcochona)

Elaboración:
1. Pesa los huevos y en función del peso prepara el resto de ingredientes.
2. En un bol, bate la mantequilla con el azúcar.
3. Añade los huevos de uno en uno, es decir, hasta que no esté integrado el primero no añadas el segundo o los demás en caso de que uses más cantidad.



4. Tamiza la harina por un colador y poco a poco remueve para integrarla toda.
5. Si usas un molde de silicona no hace falta engrasarlo, pero si no es así, unta el molde que hayas elegido con mantequilla.
6. Enciende el horno a  180 ºC  (yo siempre pongo función ventilador) y déjalo 40 minutos aproximadamente (dependiendo del tamaño que hagas tendrás que aumentar el tiempo) hasta que compruebes pinchando con un palillo en el centro, que está hecho del todo.




¡Delicioso!



También puedes seguirme en  Facebook y  Twitter

lunes, 25 de enero de 2016

POLLO AL ROMERO Y AL LIMÓN


Pollo al romero y al limón


¡Buenos días y feliz lunes!
Te propongo empezar la semana con una receta de horno que se hace sola y que además está para caerse de espaldas a pesar de lo sencilla que es.
Y no soy nada folclórica pero el nombre que le he puesto me suena a copla... al romero y al limón, nonaino naino...
Va, pues si te gusta cantar, en el tiempo que vas a tardar en preparar el pollo te da tiempo a cantar una de esas y... ole, ole y ole.
Enchufa el horno que vamos:



Ingredientes:
- Traseros de pollo (1 por persona)
- 2 limones
- ramitas de romero fresco
- 1 vaso de vino blanco
- aceite de oliva virgen extra
- sal y pimienta negra

Elaboración:
1. Salpimenta los traseros de pollo por los dos lados y ponlos en una fuente de horno.


2. Corta un limón en rodajas y repártelas entre los muslos. Intercala ramitas de romero fresco, exprime el zumo del otro limón y lo añades con el vaso de vino blanco. Termina con un hilito de aceite de oliva virgen extra encima de cada pieza.



Calienta el horno a 190ºC y deja hacer hasta que el pollo esté hecho y la piel doradita, al rededor de una hora o un poco más dependiendo del tamaño de los traseros.


¡Nos vemos el miércoles!

También puedes seguirme en  Facebook y  Twitter
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...