miércoles, 4 de marzo de 2015

QUICHE DE TOMATE




Qué inventazo son estas masas que se pueden comprar en cualquier súper, sobre todo para las que pasamos de amasar, verdad? En un pis pas podemos hacer cualquier tarta salada y con solo una ensaladita para acompañar, tenemos una comida o cena estupenda que a todo el mundo le gusta.

Esta quiche la hice por mis vegetarianos, que cada vez que me vienen a comer me complican la existencia pensando en una comida que les guste a todos y no tener que hacer algo diferente para los carnívoros, y aunque yo le hubiera añadido un poco de bacon o jamón serrano, hay que adaptarse... y como la verdad es que está muy rica, te la recomiendo.

Esta quiche te recordará a la pizza margarita, y si le cambias el queso emmental por mozzarella muchísimo mejor, pero ese día no tenía en casa y es el que le puse.
Ya verás qué fácil:


Ingredientes:
- 400 gr. de tomates (cuanto más maduros mejor)
- una lámina de masa quebrada
- 2 huevos
- 200 ml. de nata líquida (crema de leche)
- 1 cucharada de orégano
- sal
- 150 gr. de queso rallado emmental o mozzarella.

Elaboración:
1. Pelar los tomates, quitarles las pepitas y trocearlos en daditos. Puedes escaldarlos unos segundos en agua hirviendo con un corte en forma de cruz o quitar la piel con un pelador de patatas si tienes prisa.
Dejarlos escurrir en un colador para que suelten todo el agua y evitar que se humedezca demasiado la masa de la quiche.
2. Extender la masa quebrada en un molde de horno (el mio de 20 cm.)
3. Una vez los tomates hayan soltado el agua, los colocamos encima de la masa.


4. Batimos los huevos con una pizca de sal, añadimos la nata, la  mitad del queso rallado y el orégano. Mezclamos bien y cubrimos los tomates con ella y terminamos con el resto del queso rallado.
5. Metemos en el horno previamente calentado a 200ºC hasta que esté cuajada y la superficie dorada, más o menos 40-45 minutos.


Está más rica caliente, así que no tardes mucho en servirla que la vas a disfrutar.



lunes, 2 de marzo de 2015

ENSALADA DE CODORNIZ EN ESCABECHE


Ensalada de codorniz en escabeche

Entre lluvia y lluvia  hemos tenido algún día bueno y en cuanto sale el sol te haces la ilusión de que la primavera está cerca. Yo soy más de frío que de calor pero la lluvia no me gusta tanto, y tantos dias sin ver el sol me deprimen un poco. Así que uno de esos días soleados saqué unas codornices escabechadas (ver receta aquí ) que tenía congeladas para hacer una ensalada que me encanta.

Si no quieres hacer las codornices escabechadas tú mismo, (no hace falta decir que siempre estarán muchísimo más ricas),  puedes hacer esta ensalada con codornices o perdices en lata.

Y ahora que las mandarinas están en su mejor momento hay que aprovecharlas porque en esta ensalada el contraste dulzón con el escabeche está buenísimo. No tiene nada especial más que el aliño, que será el escabeche de las codornices, y no hace falta añadirle nada más excepto una pizca de sal a la lechuga y a  los tomates.

Ingredientes:
- 2 codornices en escabeche
- 1 bolsa de lechuga variada
- tomates pera cherry
- 2 mandarinas
- 1 cebolleta
- sal

Elaboración:
1. Cortar los tomates por la mitad a lo largo y  la cebolleta en pluma. Pelar las mandarinas quitando las hebras blancas de los gajitos y sazonar con una pizca de sal.
2. Calentar las codornices en escabeche y desmenuzar la carne. Lo único que yo dejo con el hueso son los muslitos. Añadirla a la fuente y mezclar todo bien.


 Disponer la lechuga en la fuente o en cada plato, sazonar con una pizca de sal y aliñar con el escabeche templado de las codornices.


viernes, 27 de febrero de 2015

CREMA DE NARANJA



Hoy te traigo un postre sin pretensiones, una rica crema de naranja que la puedes utilizar para relleno de alguna tarta, para algunas copas con otros ingredientes o para tomarla tal cual en unos vasitos. Así que como ves, sirven para un roto y para un descosido.
A partir de ahora no voy a publicar los sábados porque ya no me llega el tiempo para nada, así que con este postre os dejo hasta el lunes, y os deseo un buen fin de semana!

Ingredientes:
- 5 naranjas
- 4 cucharadas de azúcar aproximadamente
- 2 yemas
- 30 gr. de maizena

Elaboración:
1. Exprimir las naranjas, colar y añadir el azúcar. Tú lo pruebas ahora, y si ves que necesita más azúcar pues le pones a tu gusto.
2. En un cazo poner las yemas y mezclarlas con la maizena y añadir poco a poco el zumo de naranja azucarado.
3. Llevar el cazo al fuego y remover hasta que espese. Poner en los vasitos y meter en la nevera para enfriar.


Más sencillo no puede ser.


miércoles, 25 de febrero de 2015

HOJALDRE DE ESPINACAS Y ATÚN CON TOMATES



En los envases de la masa de hojaldre suele venir siempre alguna receta (una cosa minúscula) que procuro guardar por si acaso. Pero las guardo tan bien, metidas entre las hojas de algún libro o alguna revista de cocina, que luego nunca las encuentro y es lo que me pasó con ésta, que la busqué y la busqué y nada.

Sólo me quedé con la copla de que se hacía con espinacas y atún, y como tenía entre ceja y ceja que la iba a hacer si o si  porque tenía una bolsa de espinacas que tenía que aprovechar, la fui haciendo sobre la marcha y la verdad es que salió muy rica, tanto que a pesar de que lleva espinacas, en casa no dijeron ni mú.


Ingredientes:
- 1 lámina de hojaldre
- 300 gr. de espinacas frescas
- 2 latas de atún en aceite
- 1/2 cebolla
- 1 diente de ajo
- 2 o 3 tomates
- aceite de oliva virgen extra
- sal y ajo en polvo

Elaboración:
1. Cortar la cebolla en pluma y picar el diente de ajo. Sofreír en una sartén  con un poco de aceite de oliva hasta que la cebolla esté blandita.
2. Añadir las espinacas y rehogar. Parece mucha cantidad pero se queda en nada en cuestión de minutos.
3. En cuanto las espinacas estén hechas, en dos o tres minutos, las retiramos del fuego y añadimos el atún escurrido del aceite y mezclamos todo.


4. Extendemos la lámina de hojaldre en el mismo papel en el que viene envuelta. Doblamos un poco los bordes y pinchamos todo el fondo con un tenedor. Colocamos el hojaldre en la placa del horno.


5. Repartimos las espinacas con el atún encima del hojaldre.
6. Cortamos los tomates en rodajas finitas para cubrir las espinacas. Sazonamos con un poquito de sal y ajo en polvo cada rodaja.


5. Enchufamos el horno a 200ºC  y cuando esté caliente metemos el hojaldre hasta que suban los bordes y esté dorado, más o menos 25 minutos.


lunes, 23 de febrero de 2015

CARNE GUISADA CON TOMATE


¡¡Hola!!
Ya estoy de vuelta y aquí vengo con una recetilla de toda la vida, porque me imagino que todo el mundo la ha hecho muchísimas veces ya que es de lo más sencilla y por tanto muy agradecida.
Si la haces en la olla exprés la tendrás lista en media hora, pero si la haces en cazuela normal tendrás que dejarla un mínimo de dos horas para que la carne de ternera te quede tierna porque ya sabes que cuesta bastante tiempo hacerla, así que en ese caso hay que armarse de paciencia y vigilar mucho el guiso.
Por supuesto yo voy a lo rápido y la ternera siempre la hago en la olla exprés que es un gran invento y además ahorramos energía.

Ingredientes:
- 800 gr. de ternera para guisar
- 1 cebolla grande
- 2 dientes de ajo
- un vasito de vino blanco
- 400 gr. de tomate triturado
- sal y pimenta negra
- 1 hoja de laurel
- aceite de oliva virgen extra

Elaboración:
1. Pochar la cebolla y los dientes de ajo picados en la olla exprés con un poco de aceite de oliva. A mi me gusta que coja un poco de colorcillo.
2. Añadir la carne en dados y sazonar con sal y pimienta negra y rehogar hasta que pierda el color de cruda.


3. Echar el vasito de vino blanco y la hoja de laurel y dejar unos minutos a fuego vivo para que se evapore el alcohol. Si quieres darle un toque diferente le puedes poner un poco de orégano.
4. Incorporar el tomate triturado, otra pizca de sal y una pizca de azúcar para evitar la acidez.
5. Cerrar la olla y dejar hacer el tiempo suficiente dependiendo del tipo de olla que tengas. En la mía se hace en 20 minutos.


 Sólo falta la guarnición, ya sea patatas fritas, arroz, puré de patata o unas verduras.


viernes, 13 de febrero de 2015

BIZCOCHO DE PLÁTANO



Bizcocho de plátano


Mañana es San Valentín...si, ya... pero es que estamos todos tontos? Hay alguien que no esté hasta el moño de tanto corazón, tanto rosa por todas partes, tanta dulzura hasta en la sopa... que vamos a acabar todos diabéticos! Vamos, que estoy hasta los "fogones" de todo este rollo sensiblero ( lo siento,  me ha salido la vena cardo borriquero).

Mira por dónde mi dulce de San Valentín es un bizcocho de plátanos, cómo lo ves? o es que los plátanos no son sexys? Pues en casa comemos mucho plátano, pero mucho, mucho. Y también compramos muchos (claro, si no fuera así, no los podríamos comer...) y bueno, pues que me he encontrado con todo el cajón de la fruta lleno de plátanos de todos los colores y así hemos llegado a este bizcocho hecho con esos plátanos casi negros por fuera, que por dentro están perfectos pero que nadie se come. 

Esta es una de las pruebas que demuestran eso de que la comida entra por los ojos, porque si tengo que escoger entre comerme un plátano amarillo y otro marrón tirando a negro, yo también escojo el amarillo y a esperar que el que llega después se comporte como un adulto y se coma el otro, jajaja
Bueno, aquí te dejo el bizcocho que está riquísimo para que celebres lo que quieras, sólo o en compañia.

Ingredientes:
- 4 plátanos maduros
- 4 huevos
- 200 gr. de azúcar
- 200 gr. de harina
- 1 sobrecito de levadura (polvo de hornear) 15 gr.
- 60 ml. de aceite de oliva suave
- mantequilla y harina para el molde

Elaboración:
Enciende el horno a 180ºC
* * *
1. En un bol trituramos los plátanos en rodajitas, los huevos, el aceite y el azúcar.
2. Mezclamos la harina con la levadura y la tamizamos encima de lo anterior. Poco a poco vamos incorporando toda y mezclando con una espátula o una cuchara de madera.


3. Untamos de mantequilla un molde de horno desmontable y lo enharinamos.
4. Ponemos la mezcla y lo metemos en el horno durante 40-45 minutos, comprobando con un palillo si está hecho y si sale limpio es que ya está listo.


Al mío quizás le faltaron unos minutos como ves por la parte del centro, pero aún así estaba tan bueno...



Y con esta receta me despido durante unos días que voy a estar fuera, así que a portarse bien y nos vemos a la vuelta!

miércoles, 11 de febrero de 2015

RISOTTO DE SETAS


Risotto de setas


El risotto es un plato maravilloso pero tiene unos trucos que hay que conocer para que te salga un risotto de verdad.
En primer lugar un risotto debe quedar cremoso, nunca caldoso y esto se consigue añadiendo poco a poco el caldo, que debe estar siempre caliente para que no se pare la cocción. El risotto requiere removerlo casi contínuamente para liberar el almidón del arroz, es decir, si no tienes tiempo de estar dale que te pego a la cuchara de palo, mejor haces un arroz caldoso y dejas el risotto para otro día.

El arroz debe ser de calidad y los más recomendados son el carnaroli y el arborio porque contienen más almidón, aunque con un arroz normal de grano redondo también se puede hacer, pero ya que vamos a hacer un risotto como toca yo lo he hecho con arroz arborio de Gallo.

Los demás ingredientes son al gusto de cada uno, de verduras, de setas o champiñones,  de marisco... Por último cuando ya está casi hecho se incorpora mantequilla y queso parmesano para darle el toque final.
Verás que he puesto en los ingredientes casi un litro de caldo de verduras pero me sobró casi un tercio, lo importante es que no te quedes sin caldo, en este caso mejor que sobre que quedarte corto y el caldo que sobra siempre se puede aprovechar para otras cosas.
He usado un frasco de setas variadas, con la ventaja de que ya están cocidas, pero lo puedes hacer con frescas o incluso congeladas, y en cualquiera de estos casos tendrás que cocinarlas antes de poner el arroz.
Vamos allá:

Ingredientes (2 personas):
- 200 gr. de arroz arborio
- 1 bote de setas variadas (200 gr.)
- 1/2 vasito de vino blanco
- caldo de verduras (ten a mano casi un litro), o de pollo
- 1 cebolleta
- 50 gr. de mantequilla
- aceite de oliva virgen extra
- 50 gr. de queso parmesano rallado (aproximadamente)

Elaboración:
1. En una sartén o cazuela (que no se pegue) pochamos la cebolleta picada hasta que esté transparente. Añadimos las setas, removemos un poco y vertemos el vino blanco. Dejamos unos minutos a fuego fuerte para que se evapore el alcohol.
En caso de utilizar setas frescas, champiñones, verduras o lo que vayas a ponerle las dejarás que se hagan antes de poner el arroz.


2. Una vez evaporado el alcohol del vino, bajamos el fuego (fuego medio) echamos el arroz y sofreímos un par de minutos. Yo le he puesto una pizca de sal en este punto, no mucha porque el caldo ya tiene.
3. A partir de ahora iremos incorporando el caldo poco a poco, echamos un cucharón o un poquito más, removemos con la cuchara y cuando veamos que lo ha consumido casi totalmente, añadiremos más caldo y así hasta el final. Recuerda que el caldo debe estar caliente así que lo mejor es que lo dejes al fuego en un cazo para que no se enfríe y  no baje la temperatura del arroz cuando lo añadas.


4. Como habrás visto no te he puesto la cantidad de caldo porque hay que hacerlo a ojo. Vas comprobando el punto del arroz, que no debe pasarse en ningún caso pero tampoco debe quedar duro, así que poco a poco... vas probando y cuando veas que está hecho le añades la mantequilla y enseguida el queso rallado. Ten en cuenta que tardará en hacerse algo más que los 20 minutos de un arroz normal, así que con paciencia hasta que esté perfecto!


Sírvelo rápido, que no se enfríe y el que quiera le puede añadir más queso rallado.
¿Te apetece?


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...