miércoles, 1 de octubre de 2014

PUDIN DE CALABACINES


Bueno, pues aquí te traigo otra receta de aprovechamiento que siempre viene bien. Con ésta he aprovechado un poco de pan duro (como media barra) y un triste calabacín... aunque era grande, eso sí. Además tenía unas almendras con las que tampoco podía hacer gran cosa y también se las he añadido, pero si no tienes almendras puedes usar avellanas, cacahuetes o lo que tengas porque tampoco se necesita más que un puñadito. Como es una receta vegetariana, añadirle frutos secos nunca está de más.

Este tipo de pudin te resuelve la cena de una manera muy fácil y también son estupendos para llevarlos a la playa (ya... el año próximo), de excursión o al trabajo, vamos que sirve para un roto y para un descosido.
Y sin más preámbulos porque no se me ocurre nada más que decirte, hala, vamos al lío:


Ingredientes:
- 150 gr. de pan duro
- 3 huevos
- 250 ml. de leche
- 1 calabacín grande
- 30 gr. de almendras fritas
- 1 diente de ajo
- perejil picado
- sal

Elaboración:
1. Batimos los huevos con la leche y añadimos el pan a trocitos dejando que se empape un buen rato.


2. Rallamos el calabacín con piel  y lo incorporamos al bol. Usa un rallador con agujero grande, que se vea... Ahora sazonamos todo con sal.


3. En el mortero machacamos el diente de ajo, las almendras (una cucharada grande) y el perejil picado y  lo añadimos al bol.


4. Preparamos un molde de cake con papel vegetal y volcamos la preparación.
5. Lo metemos en el horno caliente a 190ºC hasta que esté cuajado. Pinchamos un palillo por el centro y cuando salga limpio ya está listo. El tiempo aproximado es de 40 minutos, pero mejor comprobar con el palillo porque cada horno es diferente.


Hay que dejarlo enfriar y luego estirar del papel para sacarlo del molde.
Yo lo acompañé con una ensalada de tomate que le va de lujo.


¡Hasta el viernes!

lunes, 29 de septiembre de 2014

MERLUZA CON SALSA DE PIQUILLOS

Merluza con salsa de piquillos


Hay que reconocer que el pescado es estupendo cuando estás a dieta porque tiene menos calorías que la carne y es una buena fuente de proteínas. Está claro que no vamos a tomarlo rebozado porque al freírlo ya nos podemos olvidar de las pocas calorías que tiene y  tampoco vamos a hacernos un guiso con patatas o arroz por el mismo motivo, aunque si controlamos las grasas tampoco sería demasiado calórico. Pero en general nos queda la opción de hervirlo, hacerlo al vapor o al horno.

En este caso lo he hecho al horno con unas gotas de aceite y lo he acompañado de una salsa de piquillos con casi nada de aceite y leche evaporada en vez de nata. De esta manera tenemos un plato bajo en calorías y grasas que no lo parece, y eso es lo mejor.

Probablemente te va a sobrar salsa, pero la puedes conservar en la nevera durante algunos días y te servirá para acompañar todo tipo de pescados, carnes o incluso un plato de pasta, porque aquí no se tira nada y la salsa está increíble!

Ingredientes:
- 1 trozo de merluza por persona, lomo o ruedas
- 1 lata grande de pimientos del piquillo
- 1 cebolla
- 100 ml. de leche evaporada
- 2 cucharadas de aceite de oliva
- sal y azúcar

Elaboración:
1. En una sartén con una cucharada de aceite de oliva, pochamos la cebolla a fuego medio-bajo hasta que esté transparente Haciéndolo así no es necesario añadir más aceite.
 Añadimos los pimientos en trozos con todo el líquido del bote o lata, un poco de sal y la misma cantidad de azúcar para rebajar la acidez de los pimientos. Dejamos que se hagan a fuego bajo entre 15-20 minutos removiendo de vez en cuando.


2. Pasado ese tiempo añadimos la leche evaporada, y lo dejamos unos cinco minutos aproximadamente. Trituramos la salsa con la batidora hasta que quede bastante fina.


3. Encendemos el horno a 200ºC.  Ponemos una hoja de papel vegetal en la bandeja del horno y colocamos los lomos de merluza con sal y unas gotitas de aceite encima (para engañarlo, porque casi no lleva). Cuando el horno esté caliente metemos el pescado  durante 10 minutos con la piel hacia abajo.


Cubrimos el pescado con la salsa de piquillos, y a comer!


¡Que tengas una buena semana!

sábado, 27 de septiembre de 2014

FIDEOS DE ARROZ CON GAMBAS

Fideos de arroz con gambas


Que me gusta la comida china no es ninguna novedad. No sólo me gusta el sabor, sino sobre todo la manera de cocinar las verduras al dente para que no pierdan color y conserven todas sus propiedades. Es una cocina muy saludable y bastante rápida por lo que sólo le veo ventajas.
Seguramente si la comiera todos los días acabaría hasta el gorro, pero de vez en cuando me encanta este toque oriental  y en casa no le hacen ascos ni mucho menos.

Esta vez la cosa va de gambas y fideos de arroz, para variar un poco, aunque la verdad es que estas gambitas estarían ricas con cualquier tipo de pasta, tallarines o espaguetis, por si lo quieres hacer y no tienes a mano estos fideos.

Como dice un proverbio chino "Apúrate lentamente" , así que venga, nos ponemos a ello que nos van a dar las tantas y hay que comer...


Ingredientes (3 personas):
- 500 gr. de gambas peladas (yo gambones congelados)
- 3 puerros
- 1 cebolleta
- 1 cta. de genjibre en polvo
- 1/2 vasito de jerez dulce
- 1/2 vasito de salsa de soja
- semillas de sésamo
- aceite de girasol
- 250 gr. de fideos de arroz

Elaboración:
1. En primer lugar limpiamos bien los puerros de la tierra que puedan tener. Usamos la parte blanca ( la parte verde clarito también sirve...), y los troceamos como se ve en la foto. Hacemos lo mismo con la cebolleta.
2. En un wok o cazuela ancha, los sofreímos con un poco de aceite de girasol a fuego fuerte sin dejar de removerlos. En unos minutos están listos porque tienen que quedar al dente.


3. Retiramos las verduras del wok y salteamos las gambas peladas y desvenadas con una pizca de sal, pero no mucha porque luego le añadiremos soja. Cuando pierdan el aspecto de crudas les añadimos la cucharadita de genjibre en polvo.


4. Ahora incorporamos el jerez y la salsa de soja.
5. Volvemos a poner las verduras y  añadimos las semillas de sésamo.


6. Hacemos los fideos de arroz tal  y como indica el fabricante (o la pasta que hayas elegido) Los de arroz se hacen hirviendo el agua , se retira del fuego y ponemos los fideos a remojo durante 4-5 minutos. Los escurrimos, los pasamos por agua fría y ya están listos para añadirlos a lo demás.


Y en cuanto estén los fideos los incorporamos al wok y salteamos un par de minutos.



¡Que pases un buen finde!

viernes, 26 de septiembre de 2014

GALLETAS DE NARANJA



Te acuerdas del bizcocho de yogur en el que el envase sirve como medida de todos los ingredientes, verdad?
Pues en mi búsqueda de recetas fáciles encontré estas galletas por la red que seguían ese sistema...pero no pienso decirte dónde las encontré porque la receta estaba mal... para variar, jajaja, y no te voy a enviar a una página que no va a servirte de nada.

Me sigo preguntando cómo es posible que se publiquen recetas, tanto en internet como en revistas y libros, donde todo está mal. Qué pasa, que nadie revisa lo que escribe? A mi me importa mucho que mis recetas se puedan hacer... no me haría ninguna gracia recibir comentarios negativos sobre las cantidades o el tiempo de horno, porque te puede gustar o no... pero desde luego se tiene que poder hacer para luego opinar. Luego, para gustos están los colores.

Bueno, las galletas que te traigo son una pasada y también me han salido una pasada pero en casa han durado nada y menos. No son bonitas, quiero decir que no están decoradas ni tienen dibujitos ni nada de eso... llámalas rústicas,jajaja, pero no te las pierdas!

Venga, a hornear!!


Ingredientes:
- 1 taza de zumo de naranja
- 1 taza de aceite de girasol
- 1 taza de azúcar
- 4 tazas de harina
- 1 cucharadita de ralladura de naranja

Elaboración:

Necesitas una taza como referencia, la que quieras. Si es grande te saldrán más.
                                                                    * * *

1. En un bol ponemos una medida de aceite y una de zumo de naranja (en mi caso 2 naranjas exprimidas) con la ralladura de naranja.


2. Ahora añadimos el azúcar, mezclamos bien y vamos añadiendo la harina. 


3. La masa es bastante pringosa, puedes mezclarlo con cuchara de madera o a mano, pero se te va a pegar mucho a los dedos. Dejamos reposar mientras se calienta el horno a 160ºC (ventilador). Como verás no se puede estirar con el  rodillo por lo que no podemos darles ninguna forma especial (ni falta que hace).


4. En la bandeja del horno con papel vegetal, vamos poniendo cucharadas de la masa y con los dedos las vamos aplanando un poco. A mi me salieron tres bandejas y media. 
5. Las metemos en el horno durante 25 minutos.


¿Te apetece una?


¡Que tengas un buen día!






miércoles, 24 de septiembre de 2014

SOLOMILLO DE CERDO CON MANZANAS



Al cerdo le encantan las manzanas. A las manzanas les encanta el vino. Y a mi me encanta esta receta porque reúne las dos cosas para convertirlo en un plato de fiesta que se hace en el horno sin ninguna complicación.

Lo único que tienes que prever es que hay que dejar macerar las manzanas en el vino un par de horas antes de empezar a cocinar, y si puedes más tiempo, todavía mejor.
Como todos las recetas donde el vino es el ingrediente principal de la salsa, cuanto mejor sea el vino mejor quedará la salsa. En este caso es vino blanco seco y como cada uno tiene sus preferencias y en cada región hay vinos extraordinarios, eso lo dejo a tu elección.

Para acompañarlo te sugiero un rico puré de patatas que le va de lujo y que puedes hacer tranquilamente mientras se hace la carne en el horno.
¡Espero que te guste!


Ingredientes:
- 2 solomillos de cerdo
- 4 manzanas golden
- 1/2 litro de vino blanco
- sal y pimienta negra
- aceite de oliva virgen extra
- 1 cucharadita de maizena

Elaboración:
1. Cortamos las manzanas en cuartos y las ponemos en un bol con el vino blanco. Las dejamos por lo menos dos horas, tapadas con papel film.


2. Limpiamos los solomillos de toda la grasa que podamos y los colocamos en una fuente de horno con sal por los dos lados, pimienta negra y un chorrito de aceite de oliva por encima.
3. Encendemos el horno a 200ºC y cuando esté caliente metemos los solomillos durante 10 minutos.


4. A los 10 minutos les damos la vuelta y añadimos la mitad aproximadamente del vino de las manzanas. Los dejamos en el horno 20 minutos más.


5. Pasado ese tiempo incorporamos las manzanas y si vemos que queda poco líquido añadimos un poco más del vino. Lo volvemos a meter 20 minutos más en el horno.


6. Una vez cumplido el tiempo sacamos la carne del horno. Ahora ligamos la salsa poniendola en un cacito y añadiendo una cucharada de maizena disuelta en un poco de agua o también la podemos ligar con maizena instantánea. Dejamos que hierva en el fuego hasta que la salsa espese un poco.


Cortamos el solomillo en trozos grandes y lo acompañamos con las manzanas asadas.
Cubrimos con la salsa... y a disfrutar!


¡Que tengas un buen día!

lunes, 22 de septiembre de 2014

HUEVOS A LA MANCHEGA



¡¡Hola!!
Pues ya entramos en la recta final del mes y hoy vengo con una receta nueva. ¿Qué tal una de huevos?
Yo no conocía esta receta pero hace unos días hice de nuevo bonito en escabeche (aquí) y esta receta me venía al pelo para probar algo nuevo, por lo menos para mi. Esto es  lo bueno que tiene nuestra cocina, que hay tantísimos platos tradicionales de diferentes lugares que siempre hay algo por descubrir. 

Los huevos a la manchega consisten en una cazuelita de huevos (obvio) que van al horno encima de una salsa de tomate casera a ser posible, con bonito en escabeche. 
Evidentemente lo puedes hacer con atún o bonito enlatado, aunque no creo que esté ni la mitad de bueno porque ya se sabe que no hay nada como lo que se hace en casa con todo el amorrrr del mundo... 

Venga, empezamos la semana con un par...


Ingredientes:
- 1/2 cebolla
- 1 zanahoria pequeña
- 400 gr. de tomates (yo troceado de lata)
- aceite de oliva
- sal y azúcar
- 250 gr. de bonito en escabeche aproximadamente
- 8 huevos

Elaboración:
1. En  una cazuela con un poco de aceite pochamos la cebolla picada y la zanahoria en dados pequeños. Cuando esté la cebolla transparente, añadimos el tomate. Pueden ser tomates naturales troceados sin piel o lata de tomate triturado o troceado como yo. Sazonamos con sal y azúcar para quitar la acidez. Yo le suelo poner la misma cantidad de sal que de azúcar porque me gusta tirando a dulzón.
2. Dejamos hacer, en este caso hasta que la zanahoria esté tierna y después lo trituramos con la batidora para que quede una salsa muy fina.


3. En unas cazuelitas que puedan ir al horno, ponemos una base de la salsa de tomate y desmenuzamos bonito en escabeche encima, generosamente.
4. Cascamos uno o dos huevos encima del bonito, salamos ligeramente salvando las yemas y metemos las cazuelitas en el horno que YA TIENE QUE ESTAR CALIENTE (yo lo pongo a 190º función ventilador). Si el horno no está caliente lo que va a pasar es que tardarán mucho en hacerse y se cocerán las yemas. Los dejaremos entre 8 y 10 minutos.


Sírvelos inmediatamente para que no se enfríen.
... y el pan? ¡No lo olvides!


¡Hasta el miércoles!

sábado, 20 de septiembre de 2014

PUDIN DE MAGDALENAS Y FLAN (MICROONDAS)


Después de esta semana de recetas low cost,  el postre no podía ser otro que una receta de aprovechamiento porque aquí no se tira nada.

Si te quedan magdalenas que ya estén un poco duras puedes hacer este pudin con sabor a flan que además se hace en el  microondas por lo que ahorramos no sólo en los ingredientes sino en electricidad, otro lujo dentro de poco, ya verás... ¿Que no te quedan magdalenas? Entonces lo puedes hacer con media barra de pan de ayer o de antes de ayer... siempre que no esté verde es aprovechable, jajaja.

Y si no tienes o no usas microondas lo puedes hacer en el horno al baño maría (190ºC) hasta que esté cuajado entre 30 y 45 minutos.
Venga, te cuento:

Ingredientes:
- 5 magdalenas
- 1/2 litro de leche
- 1 sobre de flan
- 3 huevos
- 4 cucharadas de azúcar para el caramelo

Elaboración:
1. En un molde para microondas (yo uso uno alargado pero se puede hacer en uno redondo) empapamos el azúcar con un par de cucharadas de agua. Lo metemos al microondas al máximo de potencia durante 3 minutos, y si todavía no se ha hecho el caramelo lo volvemos a poner de minuto en minuto para no pasarnos. Dejamos enfriar el caramelo mientras hacemos lo demás.


2. Mezclamos el sobre de flan con medio litro de leche.
3. Batimos los huevos y añadimos la leche con el flan.
4. Desmenuzamos las magdalenas y las incorporamos a la leche y los huevos mezclando todo. Como verás no lleva azúcar porque las magdalenas ya son dulces. Si lo haces con pan, entonces tendrás que ponerle 4 o 5 cucharadas.


5. Vertemos todo esto encima del caramelo y lo introducimos en el micro a máxima potencia durante 10 minutos. Pinchamos en el centro con un palillo para comprobar que sale limpio, si no fuera así lo volvemos a poner un minuto y comprobamos de nuevo. De todas formas ten en cuenta que fuera del micro se sigue haciendo unos minutos todavía así que mejor no pasarse y que luego nos quede seco.


 Dejamos enfriar del todo para volcarlo.
¿Quieres un trocito? Pues anda, busca magdalenas...


¡Que tengas un finde estupendo!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...