miércoles, 17 de septiembre de 2014

SALTEADO DE SALCHICHAS CON PIMIENTOS Y PATATAS



Como ya dije en la entrada anterior, hay que sobrevivir a esta ruina de mes. Así que aquí va mi segunda propuesta, un plato principal completo y económico... y lo más importante, no veas lo bueno que está ésto!!
Porque muchas veces en la cocina se nos acaban las ideas o ese día no tenemos ganas de complicarnos y al final acabamos haciendo lo de siempre. Por ejemplo, las salchichas frescas de pollo o cerdo,  dan mucho juego en la cocina además de las típicas salchichas con puré de patata,  y te solucionan una comida por dos duros como se decía antes ( una bandeja de salchichas en el supermercado no suele pasar de 3€).

Si te apetece probar una manera diferente de hacerlas, te presento este salteado riquísimo. Esta receta me encanta porque tiene de todo, carne, verduras y patatas fritas para un plato muy completo que les va a gustar mucho a los niños y a los no tan niños. Las cantidades que te pongo son para 4 personas pero si quieres estirar la receta para 6 comensales lo puedes acompañar con huevos fritos, y te aseguro que en casa te van a hacer la ola!

Ingredientes:
- 10 o 12 salchicas frescas (pollo, cerdo...)
- 2 patatas grandes
- 1 pimiento rojo
- 1 pimiento verde
- 1 pimiento amarillo
- 1 cebolla
- 2 dientes de ajo
- un chorrito de vino blanco
- sal y aceite de oliva virgen extra
- perejil picado

Elaboración:
1. Pelamos y cortamos las patatas en dados. En una sartén con aceite de oliva freímos las patatas junto con los dientes de ajo enteros y sin pelar. Cuando estén fritas las sacamos a un plato y las salamos.


2. En una cazuela ancha, o un wok que es lo que he utilizado yo, calentamos un par de cucharadas de aceite y sofreímos la cebolla y los pimientos cortados en juliana. Lo dejamos a fuego medio y cuando veamos que la verdura está bastante blanda, subimos el fuego para que se doren un poco más.


3. Apartamos la verdura a un lado y ponemos las salchichas cortadas en tres o cuatro trozos cada una. Las dejamos a fuego fuerte para que adquieran un tono dorado.
4. Cuando veamos que están suficientemente doradas añadimos el vino blanco y removemos las salchichas junto con los pimientos.
5. Dejamos un par de minutos para que se evapore el alcohol del vino e incorporamos las patatas fritas. Mezclamos todo bien y apagamos el fuego.


Un poco de perejil picado por encima y tenemos un plato de lujo para empezar bien la semana.
¿Te apetece?


¡Hasta el próximo día!

lunes, 15 de septiembre de 2014

TORTITAS DE GULAS



Este mes es una ruina para todas las familias con niños en edad escolar (de la Universidad ya ni hablamos). Cada año nos quejamos, los padres se desesperan porque no pueden llegar a todo, libros, material, uniforme si lo hay, etc, pero aquí todo sigue igual y parece que la educación se está convirtiendo en un lujo.

Poco se puede hacer, pero es un mes en que hay que pensar mil veces cómo estirar el dinero y lo poco que está en nuestras manos es lo que nos vamos a gastar en comer. Por eso durante estos días voy a publicar recetas económicas pero por supuesto y sobre todo... ricas! Que se puede comer de cine por muy poquito!!

Unas gulas y una pasta con harina y huevos es más que suficiente para hacer estas esponjosas tortitas que te van a sorprender. Más sencillo no puede ser y con sólo 200 gr. de gulas puedes hacer 10 o 12 tortitas, o más dependiendo del tamaño.  En resumen, un plato económico y delicioso que espero que te guste!

Ingredientes:
- 200 gr. de gulas
- 2 dientes de ajo
- 2 huevos
- 100 ml. de leche
- 4 cucharadas de harina
- 1 cucharadita de levadura en polvo
- 1 cucharada de perejil fresco picado
- sal
- aceite de oliva

Elaboración:
1. Empezamos por hacer las gulas al ajillo, sofriendo los dientes de ajo muy picados en una sartén con un poquito de aceite de oliva.
2. Cuando los ajos empiecen a tomar color, añadimos las gulas, sofreímos un par de minutos y retiramos del fuego.


3. Batimos los huevos con sal, leche y el perejil picado.
4. Incorporamos la harina con la levadura en polvo, mezclamos bien para que quede sin grumos y dejamos reposar esta masa unos quince minutos.


5. Añadimos las gulas y vamos friendo a cucharadas en una sartén con aceite de oliva bastante caliente. Dejamos cada tortita un par de minutos hasta que veamos que los bordes empiezan a dorarse y les damos la vuelta para que se doren por el otro lado. Las vamos dejando en un plato con papel de cocina para que escurran el exceso de aceite.


Con una ensalada, por ejemplo, tenemos una cena estupenda.


¡Nos vemos el miércoles!

viernes, 12 de septiembre de 2014

GUISO LIGERO DE PECHUGA DE PAVO CON ZANAHORIAS

Guiso ligero de pechuga de pavo con zanahorias

Me rompo la cabeza cada vez que estoy a dieta para comer ligero pero sabroso. Y sobre todo para no verme obligada a hacerles otra cosa a los de casa, que eso si que fastidia (qué fina vengo hoy). Por eso cada vez recurro más a la pechuga de pavo que es todavía más ligera que el pollo y de paso variamos un poco.
Si todavía estás entre los que no te convence mucho el  pavo, mira la comparativa para 100 gr. de pechuga:

                                           Pechuga de pollo        Pechuga de pavo

              Proteínas                    22,20 g.                       24,12 g.
              Calorías                      145 kcal                       105 kcal
              Grasas                        6,20 g.                         0,99 g.
              Colesterol                   62 mg.                         45 mg.

La pechuga de pavo es muy grande, por eso generalmente se vende una parte que llaman solomillo, pero vamos, que es pechuga.
Y así hice este guisado con tan buena pinta y muy poca grasa, en la olla exprés por la rapidez,  aunque al final a los de casa les hice una patatas fritas para acompañar... porque soy masoca definitivamente.


Ingredientes (3 personas):
- 3 pechugas (o solomillos) de pavo (600 gr. aproximadamente)
- 3 o 4 zanahorias grandes
- 1 diente de ajo
- cebollitas francesas o cebolletas (lo que tengas)
- 1 vasito de vino blanco
- 1/2  vasito de agua
- hiervas provenzales al gusto (orégano, tomillo, romero...)
- 1 cucharadita de maizena
- sal y aceite de oliva

Elaboración:
1. En la olla expres salteamos el diente de ajo muy picado con un poquito de aceite de oliva (sin pasarse) aunque el pavo has visto que no tiene casi  nada de grasa.
2. Cortamos las pechugas de pavo en trozos grandes, salamos los trozos y los añadimos al aceite para freírlos ligeramente.


3. Incorporamos las zanahorias cortadas en rodajas, las cebollitas que se pueden dejar enteras o no, hierbas al gusto y el vino blanco. Le damos unas vueltas a todo y dejamos unos minutos para que se evapore el alcohol.
4. Ahora añadimos el agua y cerramos la olla. En la mía se hace en 10 minutos, pero cada olla es un mundo aparte, así que según como sea la tuya le das el tiempo adecuado.
Si no utilizas olla exprés tendrás que dejarlo a fuego medio hasta que las zanahorias estén tiernas.


5. Abrimos la olla cuando haya pasado el tiempo. Disolvemos una cucharadita de maizena en un poco de agua fría. Volvemos a poner el guiso en el fuego y echamos la maizena, removemos con una cucharara de madera y  retiramos del fuego en cuanto veamos que la salsa ha engordado un poquito.


Sano, sin grasa y sabroso.
¿No te apetece?


¡Que tengas un finde estupendo!

miércoles, 10 de septiembre de 2014

LECHE MERENGADA

Leche merengada

Tengo una vaca lechera...
No es una vaca cualquiera...
Me da leche merengada...
Ay! que vaca tan salada...
Tolón, tolón...

¿Cuántas veces cantaste esta canción de niño? Seguro que muchas, y seguro que también la has cantado con tus hijos otras tantas... o no... ya no se si los niños de hoy en día cantan esas canciones infantiles, como la de   "el cocherito, leré...", aunque mi preferida era una que cantábamos con mis primos con una letra muy bonita que decía  "qué buenos ratos pasamos... echando pan a los patos y cuanto más pan echamos... más buenos ratos pasamos", jajajajaja, se puede ser más ingenuo? a saber qué cantan ahora, miedo me da...

A lo que vamos, que con tantos zumos y batidos comerciales todavía muchos niños no han probado nunca la leche merengada lo que es una lástima porque esta bebida, que también sirve como postre o merienda, es muy nutritiva para ellos. Y ahora que todavía hace calor, es deliciosa para tomarla muy fría.
Y como no tiene ningún misterio y es lo más fácil del mundo, si no la has hecho nunca te animo a que pruebes porque seguro que les va a encantar y tú te vas a quedar más tranquilo/a sabiendo lo que están tomando, verdad?

Ingredientes:
- 1 litro de leche
- la piel de un limón
- 1 ramita de canela
- 2 o 3 claras de huevo (según lo espesa que la quieras)
- 200 gr. de azúcar.

Elaboración:
1. Hervimos la leche con el azúcar, la piel del limón y la canela. Dejamos enfriar o la metemos en la nevera para que se enfríe más rápido, sin colarla todavía, para que la leche tome el sabor del limón y la canela.
2. Colamos la leche y montamos las claras a punto de nieve con una cucharada de azúcar. Mezclamos suavemente hasta que quede totalmente integrada con la leche fría. Si la quieres más espesa utilizas tres claras y si la quieres más líquida con dos es suficiente.


3. Llenamos los vasos y los metemos en la nevera o incluso un ratito en el congelador para que esté bien fría. A la hora de tomarla espolvoreamos un poco de canela en polvo en cada vaso.


Nota: puedes congelar las yemas que no se han utilizado. Se les debe añadir una pizca de sal o de azúcar, para que las yemas no se endurezcan y lo mejor es que las batas ligeramente. Si crees que las utilizarás para un postres le añades azúcar y si las quieres para una preparación salada, una pizca de sal.

¡Hasta el viernes!

lunes, 8 de septiembre de 2014

ARROZ CON VERDURAS Y CALAMARES

Arroz con verduras y calamares


Cocinar está de moda. Estaba de moda incluso antes de la crisis, causante de que muchos se hayan metido en la cocina. Las revistas y los programas de cocina de la tele arrasan y les hemos puesto cara a muchos chefs de prestigio de los que sólo conocíamos el nombre en el mejor de los casos. Internet ha hecho el resto. En la red hay todo tipo de gente: cocineros profesionales, cocinillas que han encontrado un espacio donde enseñar sus experimentos culinarios, amantes de la fotografía que además cocinan y todo tipo de aficionados a la cocina en general a los que les gusta mostrar lo que hacen y cámara en mano intentan que salga lo mejor posible.

Yo me incluyo en el último grupo porque desde que empecé en esto he intentado ser siempre honesta y que se refleje en el blog. Mis recetas no son lo más en innovación. Es difícil que encuentres ingredientes demasiado exóticos o elaboraciones con técnicas muy sofisticadas. Mis fotos son normalitas, hechas con una cámara digital normal y corriente,  y lo único que pretendo con las fotos es que el plato salga apetitoso y el paso a paso se siga fácilmente.

Nunca me ha gustado hablar del número de seguidores, suscriptores o visitas en general, pero hoy quiero agradecer que a pesar de todo lo anterior este blog ha llegado al millón de visitas!! Para mí es una satisfacción personal enorme, un reconocimiento de estar haciendo un blog digno, y la confirmación de que mis recetas gustan a mucha gente, que al final es lo único que importa.
Y siento no poder hacer eso de "no es una broma, eres el visitante 1.000.000 y te acabas de llevar un gran premio", primero porque no sabría quién ha sido y segundo  porque la cosa no está como para regalar nada, jajaja.

No había planeado hacer ninguna receta especial para cuando llegara este día, así que una vez más te propongo una receta sencilla, un arroz con calamares riquísimo que sólo espero que te guste. 
Aquí va la receta: 


Ingredientes (3 personas):
- 500 gr. de calamares ya limpios. Yo utilicé congelados.
- 2 pimientos rojos italianos
- 8-10 judías verdes
- 1 cebolla
- 1 puerro
- 3 tacitas de arroz redondo (tamaño café solo)
- 10 tacitas de caldo de pescado
- 1 sobrecito de azafrán o unas hebras
- sal y aceite de oliva

Elaboración:
1. Picar el puerro y la cebolla y sofreír en un poco de aceite de oliva.
2. Cuando la cebolla esté transparente se añaden los pimientos y las judías verdes en trozos medianos (sin hebras) y se sazona con sal.
3. Se deja pochar la verdura diez minutos y se añaden los calamares troceados, un poco de sal de nuevo y se deja hacer a fuego lento quince minutos.


4. Añadimos el arroz y el vino blanco, subimos el fuego y rehogamos un poco hasta que se evapore el alcohol. Añadimos el azafrán y el caldo de pescado y en cuanto rompa el hervor bajamos de nuevo el fuego hasta que se haga el arroz (de 20 a 25 minutos) y se consuma el caldo.



¡Buen provecho!


viernes, 5 de septiembre de 2014

BONITO EN ESCABECHE

Bonito en escabeche casero

Las nuevas generaciones deben pensar que todo lo que ocurre en el mundo sólo se conoce  gracias a las redes sociales, y supongo que no pueden imaginar un mundo en el que nadie sepa qué has hecho el finde,  lo bien que te lo has pasado en la cena o el grano que te acaba de salir con su foto correspondiente. Sobre este afán exhibicionista habría mucho que hablar, pero no es el tema.

Lo que digo es que el ser humano es cotilla por naturaleza y en todas las épocas las noticias han corrido como la pólvora por el método más antiguo que existe: el boca a boca.
El escabeche, que según todos los indicios viene de una preparación árabe, llegó al Imperio Romano y de ahí se transmitió a "la humanidad".
Es normal, imagínate un mundo sin neveras... bueno sin nevera y sin millones de cosas de hoy en día, y alguien te cuenta una manera de conservar los alimentos unos cuantos días sin que se estropeen... hoy seguro que lo colgaríamos en el face, jajaja, pero gracias al boca a boca se fue extendiendo este método de conservación de los alimentos que además estaba increíblemente bueno, y por eso ha perdurado hasta hoy.

Uno de los mejores escabeches se hace con bonito o atún y es el que te traigo aquí hoy, porque es muy sencillo de hacer en casa y está para volverse loco. Pero un poquito de calma, que hay que esperar al día siguiente para que coja todo el sabor, y esto es muy importante.
Al lío:


Ingredientes:
- 600 gr. de bonito
- 1 cebolla
- 3 o 4 dientes de ajo
- 3 hojas de laurel
- 10 o 12 granos de pimienta negra
- aceite de oliva suave
- 1 vasito de vinagre
- 1/2 vasito de vino blanco
- sal

Elaboración:
1. Limpiamos el bonito quitando la piel de alrededor y la espina central y revisando si ha quedado alguna espina.
2. En una sartén con un dedo de aceite de oliva (mejor suave que virgen extra), freimos los trozos sazonados con sal, no te quedes corto porque el escabeche admite bastante sal y soso no vale para nada.
 Tampoco hay que pasarse al freírlo porque sólo es para sellarlo. Luego lo reservamos en un plato.


3. En la misma sartén o cazuela con el aceite de freír el bonito, pochamos la cebolla en juliana, los ajos enteros, los granos de pimienta negra y las hojas de laurel.
4. Cuando la cebolla empiece a estar transparente, añadimos el vino y el vinagre. Bajamos el fuego y dejamos que reduzca casi a la mitad.


5. Ahora que ha reducido,  metemos los trozos de bonito en el escabeche y los dejamos tres o cuatro minutos nada más a fuego medio para que no quede muy seco.
6. Ponemos todo en un recipiente y lo tapamos con papel film. En cuanto esté frío lo metemos en la nevera y lo dejamos hasta el día siguiente como mínimo para que absorba todo el sabor.


En la nevera se conservará varios días sin problema pero también podemos congelar parte de la cantidad que hemos hecho para otra ocasión. Lo puedes servir tal cual en los trozos o lo puedes desmenuzar y guardar en botes bien cerrados.


¡Espero que te guste!

miércoles, 3 de septiembre de 2014

PINCHOS DE SALMÓN AHUMADO Y SURIMI

Pinchos de salmón ahumado y surimi


Me da la impresión de que se nos va la mano con esto de los aperitivos, y es que hay algunos que son tan contundentes que a ver quien es el valiente que se come lo que viene detrás.  Yo no me libro y también se me ha ido la mano,  porque si te comes un par de los que te traigo hoy, luego te lo piensas dos veces. Si te conformas con uno, llámalo aperitivo... pero te digo yo que no vas a ser capaz.

La elaboración es muy simple, lo que no es nada raro porque tú ya sabes a dónde vienes, así que hoy sólo tienes que hervir una patata y un huevo. El pan que he utilizado es de semillas que le va de lujo pero tú ponle el que más te guste por que al fin y al cabo te lo vas a comer tú ...

Ingredientes (10 pinchos):
- 1 patata mediana
- 1 huevo duro 
- 8 palitos de surimi 
- mayonesa al gusto
- 100 gr. de salmón ahumado
- sal
- pan de semillas (2 panecillos)

Elaboración:
1. Hervimos la patata pelada y troceada para que se haga antes. Hervimos también un huevo y lo pelamos cuando se enfríe.
2. Chafamos la patata con un tenedor y rallamos el huevo. Sazonamos todo con un poquito de sal


3. Trituramos los palitos y se los añadimos a la mezcla de antes. Añadimos mayonesa para que quede todo bien ligado. No pongo cantidad porque eso será a tu gusto, yo le añadí 3 cucharadas grandes.


4. Tostamos las rebanadas de pan, en el horno o en la tostadora, y si quieres las puedes untar con un poquito de mayonesa (yo no le pongo). Cortamos el salmón en trocitos del mismo tamaño y cubrimos cada rebanada.


5. Y terminamos los pinchos con una buena cucharada de la ensaladilla que hicimos con el surimi.

Uno, dos, tres... a ver si tienes que hacer más...


¡Hasta el viernes!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...