MERMELADA DE PIÑA





Mermelada de piña



En mi caja de fruta de 10 kg había una piña preciosa. El único problema es que no me gusta la piña fresca, que aunque echo mano de piña muchas veces para cocinar platos agridulces, siempre es enlatada en su jugo. Es raro, lo sé, pero para gustos están los colores. De manera que me encuentro con una pedazo de piña ocupando mogollón de espacio en la nevera, mirándola cada día sin saber qué hacer con ella. Nunca había hecho piña en almíbar ni mermelada, así que he empezado por la última y si me vuelven a traer otra piña, esa será en almíbar.

Respecto a la elaboración de otras mermeladas el cambio principal ha sido triturar la piña antes de empezar, y otra cosa que también he observado es que tarda más tiempo que otras en cocinarse. Aparte de eso no tiene más complicaciones y está MUY rica.


Ingredientes:
- 1 piña natural (1.400 kg) pelada 680 gr. 
- 300 gr. de azúcar (suele ser la mitad del peso de la fruta ya pelada)
- el zumo de medio limón


Elaboración:
1. Pelar la piña, quitarle los "ojos" que puedan quedar, y desechar la parte central dura y fibrosa. El resto de la piña hay que trocearla para triturarla después con la batidora.


2. Poner la piña triturada en una olla con el azúcar y el limón exprimido.
3. Hervir a fuego medio removiendo de vez en cuando. A mi me ha costado 1 hora y cuarto. Puedes comprobar que la mermelada está en su punto poniendo una cucharada en un plato, después deja que se enfríe unos segundos y con el dedo separa la mermelada por la mitad. Si en ese momento la mermelada se mantiene separada ya está lista. Además hay que tener en cuenta que al enfriar espesará más así que aunque la veas un poco líquida, está bien.



4. Una vez esterilizados los frascos y las tapas, llénalos con la mermelada. Aprovecho para mostrar el colador que utilizo para ello, lo más práctico del mundo para no poner todo perdido.
5. Cierra los botes y déjalos boca abajo hasta que se enfríen del todo. 





Mermelada casera de piña

Consejos importantes para hacer conservas caseras:

- Los envases deben ser de cristal con tapas metálicas de rosca,  comprobando que no tengan ningún resto de óxido.
- Se deben lavar y esterilizar los botes y las tapas por separado. 
Esterilizar los botes:
- Al baño maría deben hervir por lo menos 5 minutos y se dejan secar boca abajo encima de un trapo o papel de cocina.
- Para esterilizarlos en el microondas se llenan de agua hasta la mitad y se meten en el micro por lo menos 5 minutos, de manera que el agua hierva dentro del bote. Luego se sacan y se dejan secar boca abajo encima de un trapo o papel de cocina. Las tapas, al ser metálicas, no se pueden meter en el micro y se hierven en una olla con agua 5 minutos.
Hacer el vacío:
- Para hacer el vacío, una vez llenos con la mermelada se tapan y se introducen en una olla totalmente cubiertos de agua y se dejan hervir por lo menos 20 minutos. Se sacan, se dejan enfriar y ya están listos para guardar.
-  Otra forma de hacer el vacío sin necesidad de hervirlos que es la que yo utilizo es llenar los tarros con la mermelada caliente, taparlos y dar la vuelta a los botes. Se dejan en esta posición hasta que estén totalmente fríos que es cuando les daremos la vuelta y ya estarán listos para guardar en la despensa.
Es importante poner la fecha en el bote, para ir consumiendo primero las conservas más antiguas.

*  *  *  *

Desescalada fase 0. Sigo sin entender este lenguaje porque indica que habíamos escalado a alguna parte y estamos desescalando... el qué? No se sabe. Pero nos hemos hartado de jerga belicista, estados de alarma, soldados y armas. Todo menos hablar de los caídos, con nombres y apellidos, con familias detrás y un inmenso drama en cada caso. 
Un abrazo grande.


Pin en Pesame


Puedes seguir las recetas también en  Facebook  y  Twitter

Comentarios

  1. Nuria en casa suelo comprar con mucha frecuencia piña natural, es un vicio, mi marido no tienen límites, buen él que tiene ese metabolismo de libro y no sé dónde mete todo lo que come, que yo quisiera pero ¡válgame Dios!, si lo hiciera no sé que sería de mi y este cuerpo serrano que la naturaleza me ha dado, jajaja...
    Creo que para hacer una mermelada de piña, tendría que hacerla a escondidas, porque como vea la piña en el frutero, no duraría ni 0, ¡Ja, ja, ja!...
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola Nuria .
    Tengo un problema con la piña natural y es que me da tanta acidez que sólo verla ya me chirría los dientes y me entra escalofrío por todo el cuerpo.
    La última vez que la comí... hará dos años, estuve una semana con el,estómago destrozado... como si se me hubiese quemado todo por dentro.
    Bueno que la enlatada podría ser, y en mermelada ya,bien, no sé.
    Quedarte... te ha quedado de maravilla, unos pobrecitos preciosos.
    Yo creo que ni ellos mismos saben en que guerra estamos... y lo mas doloroso es, como bien dices, las personas que han perdido... parece ser que sólo somos números.
    Un beso. Cuidate.

    ResponderEliminar
  3. Hola Nuria! con escalada o sin escalada pienso que debemos guardarnos lo más que podemos hasta que no aprezca la vacuna. Un solo bichito que ande por ahí tenemos que comenzar todo de nuevo. No hay que asustarse, hay que ser precavido.
    Con respecto a tu mermelada debe estar muy rica ya que a mi me gusta la piña. Si se te ocurre emplearla en postres con gelatina no te olvides de dsrle un hervor previo porque si no no coagula la preparación.
    Como colador para envasar empleo la parte de arriba de cualquier envase de plástico, invirtiéndo.
    Cariños

    ResponderEliminar
  4. Nuria,te ha quedado una mermelada deliciosa,lástima que por ahora donde compro no la traen,pero me llevo un poco para el desayuno ¡¡¡¡
    Besitos y cuídate mucho¡¡¡

    ResponderEliminar
  5. Hay que recordar que han muerto demasiadas personas y sus familiares y amigos están sumidos en una gran tristeza, muchos ánimos para esta gente que esta sufriendo.
    En casa nos encanta la piña natural, pero como todo, es cuestión de gustos, por eso has hecho muy bien al convertirla en mermelada, con ella puedes rellenas pasteles o hacer unos deliciosos desayunos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Te ha quedado una mermelada con una pinta buenisima, en casa tomamos mucha piña natural, nos encanta, aunque para platos agridulces uso la de lata.
    Besitos preciosa y tenemos que seguir en la lucha por nosotros y por los que se fueron en este caos que tenemos.

    ResponderEliminar
  7. Yo tengo siempre piña en casa, es una fruta que nos encanta a todos y eso es difícil, así que no falta, pero aún no he hecho la mermelada, y no porque no me guste, sino poruqe me toca comermela yo sola, a los míos las mermeladas no les gustan... y claro, yo me temo a mi mísma, porque me la como a cucharadas y luego vienen los kilitos de más...peroviendo la tuya se me hace la boca agua... riquísima tiene que estar!! Un besito y lo mismo te digo, cuídate mucho!! Bs.

    ResponderEliminar
  8. Te ha quedado genial, yo nunca he comprado mermelada de piña y mucho menos elaborarla yo pero es una solución muy práctica para cuando este demasiado madura, mucho animo y fuerza para ti y tu familia, juntos conseguiremos vencer la pandemia. Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Hola Núria, con lo que me gustan las mermeladas, esta no va a ser menos. Se ve riquísima.
    Ánimos , un beso :)

    ResponderEliminar
  10. Nuria soy un poco como tú y veo que le pasa a más compañeras ¡prefiero la piña en su jugo! Igual es porque las veces que la he comido no estaba en su punto óptimo, porque no estaba bien "arreglada" o vete tú a saber, pero a mí la piña al natural no me acaba de convencer.

    Eso sí, menudo fin le has dado a la tuya ¡esta mermelada tiene que estar de lujo! El colador me ha encantado, una necesidad más ja ja ja

    La situación es compleja. Se juega con vidas humanas y lo malo no son las pérdidas, lo malo es todo el dolor que dejan y el vacío que no se llena.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  11. Nuria, la piña ocupando sitio en la nevera? No te gusta? No sabes qué hacer con ella? Solucionado: La próxima vez me la mandas!! jajaja A mí sí me gusta mucho, y también cocinar con ella ¿has probado hacer rodajas con ella y asarlas con un poco de aceite y sal en una sartén? El caso es que la has aprovechado estupendamente, porque se le ve una textura 10

    A veces parece que diciendo cosas así nos entretienen, creo que aún nos queda más vocabulario que aprender estos días...

    Abrazos y cuidaros!!

    ResponderEliminar
  12. A mi si me gusta la piña fresca Nuria y estoy segura que esta mermelada tambien, besos

    ResponderEliminar
  13. ohh la laaa tiene q estar deliciosa. de piña no he exo nunca

    ResponderEliminar
  14. Ah pero que rica mermelada Nuria! Me has recordado a la que hacia mi abuelita materna, le quedaba deliciosa y haras que guarde tu receta, hace mucho que no como mermelada de piña!
    Cuidate, besos

    ResponderEliminar
  15. Hola Nuria, sabes que compartimos el gusto por las mermeladas caseras, nada puede igualarla. Mira que he hecho mermeladas diferentes, pues nunca de piña. Suelo tenerlas en casa porque nos gustan mucho. me lo apunto para que no quede en el olvido. Un beso!!

    ResponderEliminar
  16. Jejeje, qué curioso, ¡con lo que me gusta a mí la piña natural!.
    Bueno, la piña me gusta de todas formas, y en esta mermelada me parece una auténtica delicia, ¡qué cosa más buena!.
    Respecto a lo del coronavirus, qué te voy a decir. Pienso lo mismo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Me encanta la piña fresca!!
    Las suelo comprar mucho y dura un abrir y cerrar de ojos.
    En mermelada no tengo costumbre en comerla pero de seguro que si me la ponen delante disfrutaría un montón!!

    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Las palabras se las lleva el viento, pero si las escribes en un comentario las guardaré para siempre. Gracias por tu tiempo y vuelve cuando quieras!

Si tienes alguna duda sobre alguna receta, escríbeme al correo del blog ycontupantelocomas@gmail.com y te contestaré lo antes posible.


Entradas populares de este blog

El KÉFIR DE LECHE. CÓMO CUIDAR Y MANTENER LOS GRÁNULOS.

GALLO AL HORNO CON LIMÓN

PUDIN DE MANZANA Y GALLETAS (Microondas)

ARROZ CON LECHE DE TODA LA VIDA

COSTILLITAS CHINAS AGRIDULCES