FRITOS DE JAMÓN Y QUESO



Fritos de jamon y queso



Estas croquetas cuadradas rellenas de  jamón y queso sólo las he comido en Pamplona, allí son muy típicos, pero no se llaman croquetas sino fritos de jamón y queso. Hace mucho que no voy por allá y les tenía ganas, por eso aprovecho para enseñaros la receta a los que no la conozcáis.
Hacer estos fritos es parecido a hacer croquetas solo que el relleno va en el medio como si fuera un sandwich y tienen forma cuadrada.

La base de unas buenas croquetas, o fritos en este caso, es una buena bechamel. He de reconocer que siempre la hago a ojo pero ya que es una receta tan fácil he pensado que era el momento de hacer una bechamel como Dios manda, con sus medidas y su elaboración correctas: la misma cantidad de mantequilla que de harina. 
Para una bechamel suave necesitamos 1 litro de leche y entre 120-130 gr. de harina y mantequilla (la misma cantidad). Para una bechamel espesa como la de hoy, la de cualquier croqueta, he rebajado la cantidad de leche a 3/4 de litro y 100 gr. de harina y mantequilla. 
Hay dos métodos para hacer una bechamel, añadiendo la leche poco a poco o de golpe, como he hecho hoy, donde es imprescindible que la leche esté caliente y remover enérgicamente para evitar grumos. 
La bechamel clásica se hace con mantequilla (yo la suelo hacer con aceite de oliva) así que ya que estoy en plan ortodoxo, mantequilla al canto.

Ingredientes (16 unidades):
- 6 lonchas de jamón de york
- 4 lonchas de queso (yo le he puesto edam)
- 3/4 l. de leche
- 100  gr. de harina
- 100 gr. de mantequilla
- harina para rebozar
- pan rallado para rebozar
- 2 huevos batidos
- aceite de oliva para freir
- sal y pimienta negra molida

Elaboración:
Como paso previo calentaremos la leche para tenerla a punto.
1. Para hacer la bechamel derretimos la mantequilla en el fuego. Una vez derretida apartamos la sartén del fuego y removemos la harina (fuera del fuego se disuelve mejor y sin grumos). La volvemos a poner en el fuego y dejamos un minuto más o menos para que se cocine un poco pero sin que se llegue a tostar. Esto es importante porque no hay nada peor que una bechamel con sabor a harina cruda, aunque no hay que pasarse porque tampoco saldrá buena si la harina se tuesta demasiado.



2. Ahora añadimos de golpe toda la leche caliente y removemos rápidamente con las varillas para evitar cualquier grumo. Enseguida espesará pero hay que remover sin parar.
3. Sabrás que está hecha cuando la salsa se separe de los bordes de la sartén. Ya solo queda sazonarla con sal, pimienta negra y si quieres un poco de nuez moscada (hoy no le he puesto).



4.  Una vez lista la bechamel engrasamos  con aceite un molde rectangular o cuadrado. Echamos la mitad de la bechamel y cubrimos con lonchas de jamón york. Encima del jamón extendemos las lonchas de queso y volvemos a cubrir con jamón. 
5. Ahora ponemos el resto de la bechamel y la extendemos bien para que quede lisa. Tapamos con papel film y metemos en la nevera el mayor tiempo que podamos. Yo lo hice por la noche y estuvo hasta el día siguiente.



6. Ahora te enseño lo que yo hago  para no manosear la masa y que no pierdan la forma cuadrada: cuando saques la fuente de la nevera espolvorea un poco de harina por la superficie, cubre la fuente con papel de horno y dale la vuelta como si fuera un pastel. Ya puedes cortar los cuadrados con un cuchillo sin problemas porque la harina evita que se pegue al papel. 
7. Solo queda empanar los fritos, primero se pasan por harina (quitando todo el exceso) luego por huevo batido y por último por pan rallado. 



En este momento puedes congelar las porciones o freírlas directamente. Recuerda que el aceite debe estar bastante caliente y sobre todo debe cubrir totalmente los fritos (o las croquetas en su caso). Dejaremos los fritos en un plato con papel de cocina para que escurran el exceso de aceite .

Servimos antes de que se enfríen.





¡Hasta el próximo día!


También puedes seguirme en  Facebook ,  Twitter y Google+

Comentarios

  1. Querida Nuria, creo que has preparado una versión muy cuidada y lograda de este plato regional que debe dejar feliz a cualquier pamplonés. Se las ve súper tentadoras; aunque, claro, yo las comería sin jamón, como podrás imaginarte ;)
    Siempre es un placer pasar por tu cocina y encontrarse con tu cordialidad y tus estupendas recetas. Besos enormes para vos.

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno el paso a paso para tenerlo claro. Esto está riquísimo.
    A mi me pasa como a ti, casi siempre hago la bechamel a ojo y con aceite de oliva.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Estas me las guardo, a mi hijo le van a encantar!! no las conocía... y deben estar muy ricas!! GRacias guapa!! Un beso.

    ResponderEliminar
  4. la primera vez que veo estos fritos, pero hija lo explicas tan bien que dan ganas de hacerlos mañana mismo,besos

    ResponderEliminar
  5. Que ricoss fritos, yum!! Ese paso a paso esta muy bien explicado, nos dejas sin excusa para hacerlos!
    Bs

    ResponderEliminar
  6. Estos fritos de jamón y queso en casa van a triunfar, que delicia y me imagino que el relleno se podrá cambiar ya que en casa tengo a un comensal que no le gusta el queso.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  7. Nuria, qué original, me han encantado estos pinchos, muy buena pinta.
    Me guardo la receta para hacerla en cuanto pueda. Ya te contaré cómo me han salido.

    Muchas gracias por la receta. Besos y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  8. No conocía yo esta suerte de croquetas y vaya si me han gustado, como entrante o cenita no tienen rival, en casa son éxito asegurado. En cuanto estén aquí mis niños las pongo en práctica.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Una explicación completísima y una manera diferente te hacer croquetas ya que siempre son redondas u ovaladas.
    Mi secreto, secretísimo: tienen que estar bien frías en el momento de freírlas para que no se desarmen.
    Besos Nuria

    ResponderEliminar
  10. Qué ricas!!! Yo hago unas casi iguales con la thermomix y quedan de lujo, mis hijos se pegan por unas croquetas cuadradas.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  11. Nuria estuve en Pamplona no hace mucho y no me encontré estos fritos entre sus pinchos, supongo que como hay tanto donde escoger no me he fijado y eso que probé unos cuantos, que por cierto todos buenísimos. Como no tuve la suerte de probarlos allí probaré a hacerlos con tu receta, me han encantado, y tienen que estar de rechupete, solo con verlas se me cae la baba...bess

    ResponderEliminar
  12. Lo bueno de todo esto es que además de ver tus bocados de cardenal, aprendemos gastronomía local. Claro, yo ni idea, porque no me los he encontrado todavía. Todo me lo apunto Nuria. Besitos preciosa.

    ResponderEliminar
  13. Que cosa más buena!!! Unos fritos bien ricos, en mi casa triunfan seguro.
    Besoss

    ResponderEliminar
  14. Hola Nuria.
    Yo tampoco habia oido hablar de estos fritos.
    A mi me han encantado...pero yo se que a mi hijo les van a gustar todavia mas...
    Ya te contaré porque con estos fritos va a estar mas que encantado.
    Como me gusta conocer nuestra amplia y rica gastronomia.
    Mil besossss.

    ResponderEliminar
  15. Una rica receta que a los niños seguro que les encanta, un beset Nuria

    ResponderEliminar
  16. Hola! qué hambre me entra de buena mañana :) me encantan este tipo de recetas, me los comería uno tras otro, para peques y mayores, jeje. Besos.

    ResponderEliminar
  17. Nuria Pamplona me pilla un poco lejos y estos fritos no los conocía. Gracias a tu cocina me llevo una receta más a mis pendientes, no todo lo de la globalización es malo ¿no?

    Me ha encantado el truco para no tocar en exceso la masa y que pierda su forma cuadrada. Además es de lo más higiénico del mundo ¡no se me va a olvidar!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  18. Nuria, qué maravilla de receta, recuerdo una vecina que hacía esto con huevo frito, la base de besamel y el huevo frito encima, luego rebozado y frito de nuevo y estaba delicioso. Tu receta me ha encantado, así que me la llevo. un enorme abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Nuria me encanta descubrir cosas ricas y adoptarlas para mi cocina, y más siendo tan fáciles de elaborar. Aunque no como nunca fritos por mi colesterol, aprovecho cuando tenemos reuniones para meter una# croquetas o un pescaito frito, y así darme el gusto de vez en cuando, porque dicen que una vez al año no hace daño.
    Lo de las medidas de la bechamel es cierto que los que cocinamos a diario, utilizamos mucho el ojímetro y funciona sorprendentemente, pero para compartirlo en nuestras recetas, lo mejor es hacer como tú, medir y dar medidas exactas en función de la receta si queremos que quien cocine nuestros platos no salga frustrado.
    Un par de estos bocaditos de jamón y queso sí que me comería ahora mismo, y sin remordimientos.
    Besos. Disfruta de un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  20. Hola guapísima !!!
    Pues yo estos bocaditos no los conocía, pero me acaban de enamorar. Y que viva Pamplona.
    Claro que tú lo explicas tan bien y así tan ala ala que son fáciles, que oye, entran más ganas si cabe de prepararlos.
    No hace falta que te diga que en mi casa te sacaban a hombros verdad, aunque me veo triplicando cantidades, menudos son.
    Vamos a tener que desempolvar esos tapers talla XXL y empezar con el tráfico, que todo lo que haces se me antoja.
    Besotes mi niña, feliz semana.

    ResponderEliminar
  21. Nuria tienen que estar riquísimos estos fritos.
    Un besito

    ResponderEliminar
  22. Qué ricos!!!! Mira qué forma tan resultona tienen, y encima evitamos tener que dar forma a las croquetas que son una lata. Así que me los llevo, a ver si los hago pronto!!! Un beso guaísima!!

    ResponderEliminar
  23. Hola Nuria
    En mi casa somos fans de todo lo que lleva bechamel, jeje, y de las croquetas lo que más, son una delicia en todas sus versiones y estos fritos que tu has preparados tienen todas las papeletas para ser otra versión a la que engancharnos en mi casa, jeje, se ven deliciosos, muy ricos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  24. Además de rica, esta receta incluse un paso muy acertado para tener en cuenta cuando queramos cortar los cuadrados, mil gracias por ella, la llevaré a la práctica.
    Cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  25. Bechamel, queso y jamón jamás puede estar malo!
    Me ha encantado la receta, con tu permiso me la llevo!
    Te invito a que te pases por mi blog, estamos de sorteo, y seguro que te gusta!
    Un saludo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Las palabras se las lleva el viento, pero si las escribes en un comentario las guardaré para siempre. Gracias por tu tiempo y vuelve cuando quieras!

Si tienes alguna duda sobre alguna receta, escríbeme al correo del blog ycontupantelocomas@gmail.com y te contestaré lo antes posible.


Entradas populares de este blog

PASTEL DE PATATAS, BACON Y QUESO

GALLO AL HORNO CON LIMÓN

SECRETO DE CERDO CON SALSA DE MIEL Y CERVEZA

TOSTAS DE CHAMPIÑONES

MERLUZA CON PATATAS