TARTA DE CHOCOLATE BLANCO Y FRUTOS ROJOS

Tarta de chocolate blanco y mermelada


El verano ha llegado de nuevo y ya son seis de blog. Esta época es la peor para mí porque llevo fatal el calor y me entra una flojera cuando entro en la cocina que se me quitan las ganas de hacer nada. En estos momentos pienso en los cocineros profesionales, en el mérito que tiene trabajar en verano en las cocinas de los restaurantes con ese calor inhumano y ellos tan campantes, como si nada, así que desde aquí todo mi respeto y admiración.

Yo en verano solo pienso en postres sin horno y por suerte existen productos como la gelatina o la cuajada para hacer tartas riquísimas que solo necesitan unos minutos de vitro y el resto de frigorífico. La de hoy es de chocolate blanco con base de galletas y cobertura de mermelada de frutos rojos (ver receta aquí) que es la que tenía hecha en casa, pero está claro que le puedes poner cualquier otra mermelada que te guste. 



Ingredientes:
Base
- 150 gr. de galletas maría
- 100 gr. de mantequilla
Relleno
- 180 gr. de chocolate blanco
- 200 ml. de nata líquida (crema de leche)
- 200 m. de leche
- 5 hojas de gelatina 
Cobertura
- 4 cucharadas de mermelada de frutos rojos
- 1 hoja de gelatina

Elaboración:
1. Para la base de la tarta trituramos las galletas hasta hacerlas polvo.
2. Derretimos la mantequilla en el microondas o al baño maría y la mezclamos con las galletas trituradas.
3. La pasta resultante la disponemos en un molde desmontable al que previamente habremos forrado el fondo con papel vegetal de horno para que no se pegue y sea más fácil desmoldar. Aplanamos la pasta de galletas con el dorso de una cuchara intentando que quede lo más lisa posible. Dejamos el molde en la nevera mientras hacemos el relleno de la tarta.



4. Hidratamos las 5 hojas de gelatina en un recipiente con agua fría. Mientras tanto ponemos en un cazo la nata, la leche y el chocolate blanco troceado. Acercamos el cazo a fuego lento y removemos continuamente hasta que el chocolate se derrita por completo. En ese momento añadimos la gelatina, que escurriremos con las manos y removemos para disolverla en el chocolate.
5. Dejamos templar un poquito la mezcla del cazo y poco a poco, para que no se levante la base de galletas, la vamos echando en el molde.
6. Metemos la tarta en la nevera hasta que cuaje la gelatina, por lo menos tres o cuatro horas.



 Una vez tengamos la tarta cuajada, hacemos la cobertura con la mermelada de frutos rojos.
7. Hidratamos 1 hoja de gelatina en un recipiente con agua fría.
8. Calentamos la mermelada durante unos segundos en el microondas, escurrimos la gelatina y la añadimos a la mermelada mezclando bien.
9. Extendemos la mermelada encima de la tarta de chocolate, repartiéndola con cuidado por toda la superficie.
10. Metemos la tarta de nuevo en el frigorífico y esperaremos por lo menos un par de horas antes de desmoldarla.



Para decorarla utilicé un puñadito de frutos rojos y unas hojitas de hierbabuena.



Equivalencia: 1 hoja de gelatina = 1,5 gr. de gelatina en polvo = 2 gr. de grenetina.


Mira aquí otras tartas que no necesitan horno:



También puedes seguirme en  Facebook , Twitter y Google+



Comentarios

  1. El chocolate blanco a mi hijo le encanta, yo prefiero el negro, pero seguro que de esta tarta en casa no sobra ni las migas!! Bs.

    ResponderEliminar
  2. Si tienes razón, con este calor no apetece encender el horno, pero aún así no soy capaz de prescindir completamente de él. Claro que si me pones delante esta tarta, la cosa ya pinta de otra manera, ya que fresquita y rica a más no poder, a ver quién se va para lo caliente. Me encanta el postre que has preparado, imposible no probarlo, es atractivo a más no poder.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Nuria esta tarta se come sola, nadie pone pegas a una poción de chocolate fresquito ¡Qué bueno!
    En cuanto a la cocina profesional doy fe porque hace años trabajé en una, no imaginas lo mal que se pasa en estas fechas con estas calores.
    Precisamente mi Santo sigue después de más de 40 años trabajando entre fogones, y es un suplicio, de tan campantes nada, que la cocina profesional no tiene nada que ver con los shows televisivos, es dura que ni imaginas, y siempre a cien, corriendo, con estrés, con responsabilidades y obligaciones, y así toda la vida. Créeme, este trabajo no está pagado con nada, y menos en verano.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Mmmm... Nuria, qué buena pinta y qué rica debe estar, ahora mismo la boca se me hace agua y me muero de ganas por comerme un trocito, ¿me invitas? Es cierto, hacer estos postres en verano es lo más... sin complicaciones y bien frescos, vamos que no se puede pedir más. Besos linda.

    ResponderEliminar
  5. Una tarta estupenda Nuria y sin horno todavía más, me encanta la idea de que lleve gelatina, la cuajada me parece que le da una textura un poco más densa y no me gusta tanto.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  6. A mi hija le encantaría esta tarta, qué rica, y encima sin horno que es un gran alivio, vaya delicia...
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. A mí estas tartas frescas me gustan mucho y no solo en verano, cualquier época me vale,
    Riquísima se ve con esa capa de mermelada de frutos rojos que tan bien contrasta con el chocolate blanco y con un brillo magnífico.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Nuria estoy de acuerdo contigo. En verano hay profesiones que son dignas de admiración. Trabajar entre fogones en cualquier restaurante, bar, o chiringuito tiene que ser brutal, igual que pasteleros o panaderos que siguen al pie de hornos y yo rompo a sudar sólo con pensar en ello.

    Creo que a todas en general se nos hace un poco duro seguir al pie de los fogones, incluso de los virtuales, y las que más las que menos nos tomamos un respiro cuya duración depende de nuestros ánimos o nuestros compromisos estivales.

    Este año me he propuesto traer recetas fresquitas al blog que no necesiten horno para que todo el mundo las pueda hacer sobre la marcha si les rota sin temor a morir de calor para prepararlas.

    Esta tarta pasa a mis pendientes. Bendita cuajada, gelatina y sobres de preparado para flan que tantos postres fresquitos nos brindan. Me llevo un buen trozo ¡porque yo lo valgo!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  9. Yo en verano estoy más activa que nunca, todo lo contrario! El invierno me da una pereza terrible moverme, en cambio llega el calor, y parece que me han dado al botón de "on" :)
    La tarta, me encanta, con ese chocolate... uf!

    ResponderEliminar
  10. Hola guapísima !!!
    Hace un ratito que llegué de la calle, y madre mía qué calor hace ya. Bueno, todo se soluciona con un tinto de verano y unas aceitunas . . . una que se cuida en vacaciones jjjj
    Qué rica tu tarta niña, de las que ahora pegan en verano, bueno y en invierno y cualquier época porque esto sienta bien hasta para irse a la cama (si los michelines no se enteran, claro). Me encanta y la mermelada también. En unos días me toca hacer una, pero después de haber preguntado al cumpleañero ha decidido que sea de queso, no me dejan algunas veces probar nuevos sabores, así que se queda en pendientes, ya caerá.
    Besotes gordos mi niña, nos vemos por aquí después del verano, por el visillo cuando tú quieras.

    ResponderEliminar
  11. Hola Nuria!!! Pues has dado con lo que más me gusta. No soy mucho de chocolate, auque tampoco le hago ascos. Sin embargo el blanco me encanta!! De hecho cuando llega mi cumple, me doy el gusto de hacerme una tartita de chcocolate blanco pues para eso me la hago yo, jajajaja!!! Me ha gustafo la idea de la cobertura, yo tengo una publicada pero sin la cobertura. así que me lo apunto. Una tarta elegante y deliciosa. Un beso!!

    ResponderEliminar
  12. Holaaa!!! Nuria que tarta tan deliciosa!!!!
    Tiene una pintazaaa bárbara!! Me encanta la decoración que la has puesto y sobre todo el que no sea necesario el horno para prepararla.
    Como tú llevo terriblemente el calor, porque además del exterior tengo mi propio horno interno, jaaa, jaaaa..me dan unos apechusques que pá qué te cuento....
    Yo también admiro a cocineros, planchadores, panaderos, albañiles....
    En fin..que por aquí ya hemos llegado a los 39 grados y en unos días me escapo al norte huyendo.
    Te deseo un verano estupendo, con poco calor y mucho disfruté.
    Un muyyy cariñoso abrazo!!!

    ResponderEliminar
  13. Hola Núria, a mi también me da bajón el calor y no tengo ganas de hacer casi nada... pero postres como el que nos traes si que apetecen y mucho. Tiene una pinta deliciosa y más con el colorido que la acompaña. Que hambre me está entrando, jaja. Besos.

    ResponderEliminar
  14. Tengo que hacerla siguiendo tus pasos porque mejor explicada no la he leído antes de ahora. No diré que algo se ha quedado en el aire, ni siquiera que te has guardado el secretillo. Me gustará fijo ya que el chicolate blanco me gusta. Te ha quedado pero que muy bien rematá. Besitos guapa.

    ResponderEliminar
  15. Aún no probé el chicolate jejeje... bss.

    ResponderEliminar
  16. A mí el verano tampoco es que me haga saltar de alegría, más bien todo lo contrario. Subidas de calor y bajadas de tensión que no dejan fuerzas ni para dejarte caer en el sofá...y en castilla moscas a montones...alguién da más?? Claro que otra cosita es tener calor y al lado una refrescante tarta de chocolate como la que me traes...Maravilla de maravillas. Me encanta que la hayas hecho sin el bendito/maldito sobre de cuajada (le tengo una tirria que ni te cuento), las preparaciones con gelatina me parecen más livianas, engordarán lo mismo, pero me parecen más livianas. Besos regordos y que te sea leve el verano, por acá dos días de sol y dos de tormentas y moscas. muchas moscas...Bss

    ResponderEliminar
  17. Nuria, una tarta deliciosa y no demasiado complicada, se me había pasado y también es verdad que he estado de viaje y muy dspistada de las redes.
    Me la apunto para probarla este verano. No me da ninguna pereza cocinar ni en veano ni en invierńo y me encanta cocinar cuando la cocina está impecable, es decir por la tarde (bueno, ordenada y sin cacharros por encima, quería decir... ja ja ja)
    Esta la probaré prontito.
    Besos y buena semana o lo que queda de ella.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Las palabras se las lleva el viento, pero si las escribes en un comentario las guardaré para siempre. Gracias por tu tiempo y vuelve cuando quieras!

Si tienes alguna duda sobre alguna receta, escríbeme al correo del blog ycontupantelocomas@gmail.com y te contestaré lo antes posible.


Entradas populares de este blog

POLLO CON SALSA DE ALMENDRAS

PASTEL DE PATATAS, BACON Y QUESO

SECRETO DE CERDO CON SALSA DE MIEL Y CERVEZA

PECHUGAS DE POLLO CON SALSA FÁCIL DE LIMÓN

PUDIN DE MANZANA Y GALLETAS (Microondas)