SOBRASADA VEGANA

Sobrasada vegana


Los amantes del fútbol están de enhorabuena y los que no lo  somos tanto acabamos tan resignados a esta sobredosis de balón que terminamos por sumarnos al asunto, sobre todo si juegan los nuestros, verdad? Y pegados a la tele con la familia o los amigos, es cuando apetece sacar algo para picar durante el partido, que así se disfruta o se sufre mucho mejor, dónde va a parar.

Pero en este grupo es casi seguro que haya algún vegano o vegetariano, pues según las últimas estadísticas se acercan a un 10% de la población, es decir, casi 4 millones en España, así que es más que probable que alguno te toque, y entónces pensarás y a éste qué le saco?? 
Pues el aperitivo que te traigo hoy es una sobrasada vegana de lo más rica que te puedas imaginar, que además gustará a todo el mundo. Se puede hacer con antelación y se conserva en la nevera durante una semana aproximadamente. Empecé a hacérsela a mis veganos por pura curiosidad, para comprobar si se parecía en algo a la de verdad y la sorpresa ha sido que al resto les ha encantado, de manera que ahora tengo que hacer el doble de cantidad cada vez que la hago. He probado diferentes recetas, añadiendo o quitando ingredientes hasta dar con la mezcla que más me ha gustado, y es la que te muestro hoy. 

Entiendo que el nombre escame a más de uno, pero lo cierto es que el toque de pimentón y la textura recuerdan bastante a una sobrasada de untar. Podría llamarla crema de tomates, pimientos, etc, etc, pero me parece que los veganos la buscan en Internet como sobrasada vegana, y como la mía está buenísima, quiero que la encuentren 😜.


Ingredientes:
- 75 gr. de tomates secos
- 1 pimiento rojo asado o 2 latitas pequeñas de pimientos morrones
- 75 gr. de almendra cruda laminada
- 5 dátiles sin hueso
- 1 cucharada de semillas de chía
- 1 cucharadita de pimentón dulce o picante
- 1 cucharadita de comino en polvo
- 1 cucharadita de sal
- 1 cucharadita de ajo en polvo
- 3 o 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Elaboración:
1. Rehidratar los tomates secos es el primer paso. Para ello puedes hacerlo rápidamente hirviéndolos en agua durante 5 o 10 minutos. Otra opción es dejarlos hidratar en un recipiente con agua durante dos o tres horas. 
2. En segundo lugar tostaremos las almendras laminadas en una sartén con 1 cucharada de aceite de oliva. En cuanto estén doradas las retiramos. Por supuesto puedes utilizar almendras enteras, pero a mi me gusta más cómo quedan éstas. 
3. Por último necesitaremos un pimiento asado ( en el horno a 190ºC durante 40 minutos aproximadamente) al que quitaremos la piel una vez que esté templado, y cortaremos en tiras. Que no tienes tiempo de asar el pimiento, pues no te preocupes, utiliza dos latitas de pimientos morrones.


4. En el vaso de la batidora o robot pondremos los ingredientes de arriba, o sea, los tomates secos escurridos (no hace falta secarlos), las almendras fritas, el pimiento en tiras y los dátiles que cortaremos en trozos para que sean más fáciles de triturar.
5. Incorporamos el resto de ingredientes: pimentón, comino en polvo, ajo en polvo, semillas de chía y sal y trituramos hasta hacer una crema. Añadimos el resto de aceite de oliva virgen, removemos y probamos de sal. 



Ahora se guarda en la nevera hasta la hora de consumirla. 



Y esto es todo por hoy, espero que te haya gustado!!

Otros patés caseros que te pueden interesar:

Entradas populares de este blog

GALLO AL HORNO CON LIMÓN

El KÉFIR DE LECHE. CÓMO CUIDAR Y MANTENER LOS GRÁNULOS.

COSTILLITAS CHINAS AGRIDULCES

CALABACINES GRATINADOS CON TOMATE Y ATÚN

SECRETO DE CERDO IBÉRICO AL AJILLO