CONEJO AL HORNO


Conejo horneado



He perdido la cuenta de las veces que he hecho esta receta durante el verano. El sabor del conejo a mi en realidad no me apasionaba, lo comía pero muy de vez en cuando, hasta que he descubierto que de esta forma que os enseño hoy, me encanta! 

Casi de la misma manera hago las costillas de cerdo al horno, pero hasta ahora no lo había probado con conejo y por eso os lo quiero enseñar. Para mí ajo, perejil y vino blanco es una combinación  fabulosa para las carnes porque a pesar de ser increíblemente sencilla da un resultado es-pec-ta-cu-lar.
Por otra parte y no menos importante, no necesita más que un mínimo de aceite y como el conejo es una carne muy magra con muy poca grasa nos sale un plato muy ligero que siempre se agradece. 

Además del sabor, de verdad buenísimo, es una receta súper rápida. He probado a hornearlo entero, por la mitad o en cuartos, pero no queda tan tierno, y eso es importante. Así que compra el conejo en trozos o pide al carnicero que lo trocee y con dos pasitos que verás abajo, estará listo para meterlo en el horno.

Ingredientes(2 personas):
- 1/2 conejo en trozos
- 1 diente de ajo
- perejil fresco (un puñadito)
- 1/2 vasito de vino blanco
- aceite de oliva virgen extra
- sal


Elaboración:


**Enciende el horno a 190ºC**

1. En primer lugar hacemos un majadito de ajo y perejil en el mortero.
2. Sazonamos los trozos de conejo y los embadurnamos con el majado.
3. Disponemos la carne en una fuente de horno, regamos con el vino blanco y por último un hilito de aceite de oliva virgen extra por encima.
4. Metemos la fuente en el horno caliente, de 20 a 30 minutos dependiendo del horno (cada uno sabe mejor que nadie cómo va el suyo), pero no hay que dejarlo más tiempo o quedará seco y sin gracia.





Como veis esto es sencillísimo y seguro que os sorprenderá el resultado.


 Menos es más, o no?



Conejo al Horno
Nota: Si vas a poner el higado del conejo añádelo casi al final, cuando falten 10 minutos de horno aproximadamente.

Otras recetas fáciles de horno que te pueden interesar:


Mis recetas también están en  Facebook  y Twitter 


Comentarios

  1. Carne de conejo + poco aceite, hacen un plato sano y sabroso al que le das sabor con ajo y perejil.
    Cariños Nuria

    ResponderEliminar
  2. Es verdad que es una carne magra poco valorada, quizás por su sabor, pero así al horno a mi me gusta mucho también, aunque yo lo hago entero, pero si dices que en trozos queda más tierno, no hay más que hablar, el próximo que cocine será así.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Nuria entiendo lo del ajo, ahora, ese majado de ajo y perejil con el vino blanco, es mano de santo para ablandar las carnes, no sé si será química o alquimia pura, pero es que nuestra cocina tradicional funciona sin tantas zarandajas. Me gusta la carne de conejo, me gusta tu asado, lo tengo que probar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. La pinta es muy buena, pero para mi con otra carne, sea pollo o cerdo, desde que tuve de mascota un conejo ya no lo puedo comer, pero eso no quita para que piense que está bueno.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. No soy muy amante esta carne, pero he de reconocer que tu plato entra por los ojos, un beset

    ResponderEliminar
  6. muy sencillo de hacer y seguro que está riquísimo. En mi casa no son demasiado amantes del conejo, pero a mi en cambio si me gusta mucho

    ResponderEliminar
  7. Hola, pues la carne de conejo sí que se come en casa, no con mucha frecuencia pero de vez en cuando se celebra este tipo de paltos. Me encanta como lo has preparado y si ha sido una receta frecuente del verano es porque queda estupendo. Un beso!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Las palabras se las lleva el viento, pero si las escribes en un comentario las guardaré para siempre. Gracias por tu tiempo y vuelve cuando quieras!

Si tienes alguna duda sobre alguna receta, escríbeme al correo del blog ycontupantelocomas@gmail.com y te contestaré lo antes posible.


Entradas populares de este blog

GALLO AL HORNO CON LIMÓN

PASTEL DE PATATAS, BACON Y QUESO

PUDIN DE MAGDALENAS Y FLAN (MICROONDAS)

El KÉFIR DE LECHE. CÓMO CUIDAR Y MANTENER LOS GRÁNULOS.

POLLO A LA MIEL