TARTA DE QUESO Y DULCE DE LECHE

Tarta de queso y dulce de leche


Aunque medio país está de vacaciones, el otro medio sigue la vida normal a la espera de que llegue su turno. En realidad vida normal no llega  a ser del todo  porque los niños están de vacaciones y hay que buscarse la vida para colocarlos mientras los padres trabajan. Los míos ya son mayores y dejé esos problemas atrás (ventajas de hacerse mayor) pero me solidarizo con todos los padres que tienen que hacer malabarismos con los críos estos meses. 

Yo todavía no tengo claro cuándo me voy a coger vacaciones blogueras, a lo mejor la semana que viene cuelgo el delantal, según el calor que haga 😧, pero de momento hoy te enseño una tarta de queso y dulce de leche, sin horno (sé que lo agradeces), muy fácil y tan riquísima que vas a flipar. No es apta para operaciones bikini pero a estas alturas el mal ya está hecho y no nos vamos a poner tiquismiquis.

Ingredientes:
- 400 gr. de dulce de leche
- 300 gr. de queso crema tipo Philadelphia
- 500 ml. de nata para montar (crema de leche)
- 150 gr. de galletas tipo Digestive
- 80 gr. de mantequilla
- 6 hojas de gelatina 
- chocolate para decorar (opcional)

Elaboración:

* Mete la nata en el congelador antes de empezar con la elaboración para que monte más fácil*

1. La base de la tarta la hacemos triturando las galletas hasta hacerlas polvo. Derretimos la mantequilla en el micro (la función descongelación va estupendamente) y la mezclamos con las galletas.
2. Forramos el fondo de un molde desmontable con papel vegetal y engrasamos las paredes con mantequilla. Extendemos las galletas y aplastamos con una cuchara intentando que quede de igual de grosor por toda la base.
3. Metemos el molde en la nevera mientras vamos haciendo el resto.




4. Mezclamos el dulce de leche con el queso crema.

5. Hidratamos las hojas de gelatina con agua fría durante unos minutos. 
6. Sacamos la nata del congelador y separamos un vasito que calentamos en el microondas. Una vez la gelatina está hidratada la escurrimos y la mezclamos con la nata caliente hasta disolverla por completo.
7. Mezclamos el vasito con el dulce de leche y queso.



8. El resto de la nata la batimos hasta que quede semi-montada y la iremos mezclando en varias tandas con el dulce de leche.
9. Repartimos la mezcla encima de la base de galletas y volvemos a meter en la nevera por lo menos 4 horas, o mejor de un día para otro.


Desmoldar con cuidado porque la tarta tiene una textura de mousse y es un poco delicada.
Para decorar hice unas virutas de chocolate negro, pero eso a gustos.


Equivalencia: 1 hoja de gelatina = 1,5 gr. de gelatina en polvo = 2 gr. de grenetina.

Mira aquí otras tartas que no necesitan horno:


También puedes seguirme en  Facebook , Twitter y Google+


Comentarios

  1. Pero que nada apta para la operación biquini, aunque me has convencido y no me voy a poner tiquismiquis, así que córtame un buen cacho que me lo como, y sin remordimiento alguno, que las cosas buenas hay que disfrutarlas, ea!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, por un cachito pequeño no va a pasar nada ¿no? Es que tiene una pintaaa....
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Yo tampoco tengo ya el problema con los niños, campan solos a sus anchas, es que se hacen mayores muy pronto, jejeje.
    El tipo de tartas que más me gusta y no solo en verano, en cuanto a la operación bikini, mejor la dejamos para otro año. A ver si me animo y hago tu tarta en versión más pequeña.
    Besos guapa.

    ResponderEliminar
  4. Uhmmmm....una delicia esta tarta.
    A mi hijo le encantaría...pues el dulce de leche le va...
    Para mí tampoco es problema lo de los niños...
    Pero por lo años que he pasado buscando donde lo podía dejar o con quien...me solidarizo con las madres que se les hace difícil pasar estos meses y no tienen familia que se los puedan quedar....
    Me voy con sabor dulce y pensando el buen sabor que tiene que tener tu tarta.
    Un besazoooo

    ResponderEliminar
  5. Hola, pues de momento aquí seguimos, yo me iré en Agosto como siempre pues es el mes que mi marido tiene vacaciones y me apetece parar. así que de momento seguiremos un poco más, con esta tarta por ejemplo, pues el verano es para disfrutar y tiene que estar para morirse de gusto. Un beso!!!

    ResponderEliminar
  6. Nuria creo que esta tarta es incombustible. La más versionada del mundo mundial, y siempre encuentras una nueva versión que te deje babeando, como la tuya con ese Dulce de leche que tiene que ser para perder el sentío, y al bikini que le den, jajajaja. Lo que es por mí, no tengas apuro y sírveme también ración doble.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. hija mía menudo corte tiene esta tarta!! buena no, buenísima, y sin necesidad de horno, que en estos casos la gelatina es una gran ayuda

    ResponderEliminar
  8. A mí aún me falta más de un mes para cogerme vacaciones en la oficina (de madre creo que ya no se cogen nunca, pero eso lo sabes tú mejor que yo) y en el blog creo que aguantaré este mes, que el tiempo últimamente me está faltando bastante para llegar a todo.

    Yo agradezco esta tarta. Tiene una pinta brutal y como bien dices con el mal hecho no pongamos mala cara a ningún postre ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  9. ¡Qué delicia de tarta has preparado! Madre del amor hermoso, si es que me estoy relamiendo del gusto con esta maravilla de tarta tan solo por ver las fotos. ¡Qué rica tiene que estar! Vamos, para relamerse y chuparse los dedos.
    Un beso y feliz tarde.

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué maravilla!. Ya, ya sé que engorda, pero alguna vez habrá que "pecar", ¿o no?. Y, ya que pecamos, que sea por algo tan rico como esta tarta.
    Yo acabo de retomar el blog, y hasta octubre no me voy, así que iré publicando "a mi aire". jejeje.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  11. Vamos a olvidarnos de la operación biquini y a disfrutar de tu rica tarta, vaya corte tiene, una manera muy rica de pecar
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Hola Nuria! Con mi última receta publicada no debí explicarme bien, todos han creído que me despedía. Tenía pendientes algunas recetas para el blog antes de irme y se me agolparon por falta de tiempo y ahora voy a todo motor metiéndolas como puedo. Más que todo porque son propias del verano y "me temo" que volveré pasado septiembre.
    Tu tarta es una delicia, fácil y que se comerá sin sentir. La mezcla con dulce de leche es irresistible. a ver quién se niega a probarla! Muchos besos amiga.

    ResponderEliminar
  13. Nuria, se me ha pasado. Er este pedazo de tarta tuya de la semana pasada, estuve muy liada y encima de viaje y me descontrolo y casi no toco las redes sociales.
    Bueno, una tarta maravillosa y la tengo que probar. Realmente ninguna tarta ni Dulce es para operación bikini, pero da igual, un día es un día (o tres).
    Yo como buena argentina 🇦🇷 el dulce de leche es nuestro dulce patrio sin duda alguna. Hay postres maravillosos hechos con esta maravilla. Todo lo que lleve dulce de leche me requetencanta.
    Intentaré hacer esta tarta pronto y ya a la vuelta de las vacaciones te contaré. Esta cae fijo... ja ja
    Muchos besos y otra vez, felices vacaciones.

    ResponderEliminar
  14. Nuria, una cosa que sé menos olvidó decirte. Desde el teléfono casi no se puede ver el post pues el “aceptar” está justo debajo de los símbolos y enlaces de tus redes sociales. Y no se puede quitar la ventana emergente sobre cookies de Google. Te lo digo por si puedes arreglarlo. Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Las palabras se las lleva el viento, pero si las escribes en un comentario las guardaré para siempre. Gracias por tu tiempo y vuelve cuando quieras!

Si tienes alguna duda sobre alguna receta, escríbeme al correo del blog ycontupantelocomas@gmail.com y te contestaré lo antes posible.


Entradas populares de este blog

PASTEL DE PATATAS, BACON Y QUESO

MACARRONES CON QUESO

GALLO AL HORNO CON LIMÓN

SECRETO DE CERDO CON SALSA DE MIEL Y CERVEZA

ENSALADA CON GULAS