PATATAS A LA IMPORTANCIA CON ALMEJAS


Patatas a la importancia

Pocas cosas me hacen disfrutar tanto en la cocina como volver a las recetas tradicionales. La cocina de siempre me relaja porque no necesito ninguna guía ni seguir pasos que no me salen instintivamente. La propia receta te va pidiendo lo que necesita, más líquido, subir el fuego o bajarlo un poco, algo verde... al fin y al cabo es la cocina de nuestras raíces. 

Las patatas a la importancia surgieron en una época de escasez donde había que echar mano de la imaginación para alimentar a la familia con muy poquito. Las sopas de pan, las de ajo, los bizcochos sin huevos... en definitiva el arte de elevar de categoría unos ingredientes muy básicos y  por supuesto muy económicos. 

Un guiso tan extraordinario a base de simples patatas, lo convertimos en un plato más sofisticado y  marinero añadiendo almejas, aunque también podemos encontrar versiones con jamón, langostinos, pescado... pero la base es la misma, un delicioso y sencillo guiso de patatas rebozadas y fritas que se terminan de cocer en una salsa.

Ingredientes (2 personas):
- 2 patatas grandes
- 300 gr. de almejas
- harina para rebozar + 1 cucharada para la salsa
- 2 huevos batidos
- 1 cebolleta
- 1 diente de ajo
- aceite de oliva virgen extra
- perejil picado
- azafrán (1/2 bolsita o 3 o 4 hebras)
- 1 vasito de vino blanco
- 1 vaso grande de agua

Elaboración:

1. Abrir las almejas en un cacito con 1 vaso grande de agua y unas gotas de aceite a fuego medio-alto. No hace falta añadir sal, es mejor rectificar al final de la receta si fuera necesario. En cuanto se abran retirar el cazo del fuego, colar las almejas y reservar el caldo para la salsa. No está de más recordar que las almejas que no se hayan abierto hay que descartarlas. 



2. Pelar y cortar las patatas en rodajas de 1/2 cm. de grosor. Si son demasiado gruesas tardarán demasiado en hacerse y si son demasiado finas se romperán. 
3. Sazonar las patatas con sal y pasarlas  por harina y huevo batido.
4. Freír las patatas en una sartén con un dedo de aceite de oliva, a fuego medio, dándoles la vuelta para que se doren por los dos lados. Sacarlas de la sartén y dejarlas en un plato con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.



5. En otra cazuela o en la misma sartén quitando casi todo el aceite, sofreír en primer lugar el ajo picado, en cuanto empiece a tomar un poco de color incorporar la cebolleta picada y pochar hasta que esté blandita y transparente.
6. Añadir 1 cucharada de harina y el azafrán. Remover con una cuchara y agregar el vino blanco.



7. Inmediatamente agregar el caldo que reservamos de las almejas y remover con la cuchara hasta que liguemos la salsa.
8. Ahora disponer las patatas en esta salsa y poner a fuego medio-bajo hasta que estén hechas por dentro, lo que comprobaremos pinchando alguna de vez en cuando. Es importante no tocar las patatas, no hay que darles la vuelta sino mover la cazuela con movimientos de vaivén para que no se rompan.
8. Si es necesario añadiremos un poco de agua si vemos que se están quedando sin caldo, pero manteniendo el fuego medio-bajo no suele ser necesario. Cuando las patatas estén tiernas comprobamos el punto de sal y por último añadiremos las almejas y un puñado de perejil picado. Dejaremos  un par de minutos para que se calienten las almejas y ya hemos terminado.






Patatas a la importancia con almejas



También puedes seguirme en  Facebook  y  Twitter

Comentarios

  1. Qué rico plato! Estas patatas están de muerte, si encima añades las almejas ya es un plato más completo, que puede ser único. Te han quedado exquisitas y es que aunque a veces innovamos no hay que olvidar las recetas de toda la vida, las de las abuelas, ellas si que sabían.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Nuria.
    Un guiso de toda la vida.
    Cocina humilde pero sabrosa.
    Hace tiempo que no preparo estas patatas a la importancia y que tan buenos y bonitos recuerdos me traen.
    Te han quedado con una pinta buenísima.
    Besosssss

    ResponderEliminar
  3. Cuando en mayo del 68 se puso de moda la frase de "la imaginación al poder" la cocina ya la había inventado en sus múltiples ocasiones de necesidad, unas veces por guerra, otras por sequías o enfermedad, y así nacieron recetas humildes que han perdurado en el tiempo, por algo será. Una de ellas las patatas a la importancia. Yo las preparo también con berenjena que quedan muy ricas, pero no lo he hecho con almejas, que si me apuras es una comida de plato único. Buena idea traerlas al blog, no pueden desaparecer, son bien ricas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Un plato sobresaliente que ilumina cualquier mesa, un beset

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Hola Núria, que buen plato de patatas y tan bien acompañadas, con sabor marinero. Para mi un manjar, besos.

    ResponderEliminar
  7. Nuria, la verdad que la patata es el gran aliado de la cocina, lo mismo te resuelve una comida rápidamente, que te hace quedar como toda una chef, y no es necesario complicarse la vida si hay cosas que no necesitan más ringorrango que un nombre sugerente para un bocado que se adivina delicioso, más si tiene tan buena pinta con esas almejas, pasa a grado superior ¡de lujo!

    ResponderEliminar
  8. Qué delicia de plato Nuria!!
    Es verdad que cocinar los platos tradicionales es hacerlo todo a ojo y sin tener que pesar nada, y encima siempre salen ricos.
    Hoy me siento a tu mesa con mucho gusto ;)

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Que guiso tan rico y de los de toda la vida,llena de sabor y disfrute¡¡¡
    besitos¡¡

    ResponderEliminar
  10. Unas patatas espectaculares y con las almejas, el punto ideal, me encantannnn.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  11. Deliciosas esas papas con las almejas, yo te pediria un segundo plato!
    Besos

    ResponderEliminar
  12. las patatas a la importancia es un guiso exquisito. Lo he probado también con almejas, y ya es una cosa sensacional, no me puede gustar más

    ResponderEliminar
  13. Nuria no podría estar más de acuerdo con lo que dices. Las recetas de toda la vida son una auténtica gozada de preparar y que tienen mucho de instinto y buena mano más que de medidas y tiempos exactos. Las patatas a la importancia me encantan, al menos en pantalla, porque es una receta que yo no conocía y llegó a mi vida gracias a la blogosfera aunque nunca me he puesto a hacerlas porque aunque no son difíciles sí que requieren su tiempo. Un día les llegará el turno ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  14. Hacen honor a su nombre, un plato aunque humilde en sus inicios, a día de hoy y con esas almejas es un plato de lujo total. Muy importante y rica!! Bs.

    ResponderEliminar
  15. Las patatas así están para chuparse los dedos. En mi casa suelen comerse ahora en invierno o bueno cuando es el tiempo de guisos, nos gustan a todos y además son muy asequibles. Felicidades Nuria por esta receta.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  16. Un platazo de los de siempre , de los que se disfruta desde la preparación hasta el momento de sentarse a la mesa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Qué patatas más divinísimas! Se me han antojado una barbaridad... hace mucho que no las hago. Ponerles almejas ha sido una idea genial, no me las voy a perder, fijo. Un beso grande.

    ResponderEliminar
  18. Hola Nuria, es de lo mñas cierto, las recetas de simpre son las que mñas s celebran y con las que siempre acertamos. Estas patatas son verdaderamente importantes, un verdadero manjar. Un beso

    ResponderEliminar
  19. Nuria, doy fe que están muy buenas. Fue uno de los primeros platos que hice recién casada. No tenía noticias de estas patatas y le gustaban mucho a mi suegro, se hacían con frecuencia en los ambientes marinos. Me gustaría probarlas con almejas. Me las has recordado. Gracias.
    Se ven divinas y las almejas le danese punto de color ideal.
    Feliz finde, bonita. Mil besos

    ResponderEliminar
  20. Hola, qué guiso tan rico con ingredientes tan sencillos, hace años que no las pruebo, me gustan mucho...
    Un besito

    ResponderEliminar
  21. ¡Qué lujazo de plato, guapa!. Las patatas a la importancia están de muerte, y ya con esas almejas se convierten en una receta de 5 tenedores. Una maravilla, vamos.
    A ver si me animo pronto a prepararlas.
    Un besote.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Las palabras se las lleva el viento, pero si las escribes en un comentario las guardaré para siempre. Gracias por tu tiempo y vuelve cuando quieras!

Si tienes alguna duda sobre alguna receta, escríbeme al correo del blog ycontupantelocomas@gmail.com y te contestaré lo antes posible.


Entradas populares de este blog

El KÉFIR DE LECHE. CÓMO CUIDAR Y MANTENER LOS GRÁNULOS.

GALLO AL HORNO CON LIMÓN

PUDIN DE MANZANA Y GALLETAS (Microondas)

ARROZ CON LECHE DE TODA LA VIDA

COSTILLITAS CHINAS AGRIDULCES