MEJILLONES A LA MARINERA



Mejillones a la marinera



Son incontables los platos a la marinera que podemos encontrar en cualquier libro de cocina, revista o simplemente navegando por Internet, porque lo de la  marinera tiene tantas versiones como cocineros. Lo único que tienen en común es el uso de pescado o marisco, de manera que cuando escuchamos a la marinera es obvio que lleva productos del mar, pero luego cada cual le da su toque. 
Encontramos salsas con tomate o sin él, con un toque picante, con azafrán, etc. Existen arroces a la marinera, pasta a la marinera, patatas a la marinera y por supuesto almejas o mejillones a la marinera... viendo tantas recetas diferentes se puede pensar que cualquier receta que lleve un poco de marisquito y una salsa, acaba llamándose a la marinera 😏.

No sé dónde he leído que en Bélgica la ración habitual de mejillones es de 1 kg. por persona. Si esto es verdad supongo que los comprarán limpios porque para una familia de cuatro o seis personas tendrían que levantarse de madrugada a limpiar mejillones, a un kilo por barba...
Para nosotros 1kg. es una cantidad adecuada para tres o cuatro personas porque desde luego no lo consideramos plato único sino como aperitivo o entrante, aunque yo a veces hago un poco más de salsa y los pongo con espaguetis, y entonces no se come nada más. 
De cualquier manera esta es mi receta de mejillones a la marinera, una receta que pide pan en cantidades industriales.


Ingredientes:
- 1 kg. de mejillones
- 2 dientes de ajo
- 1 cebolla
- 1 pimiento rojo italiano
- 4 cucharadas de tomate triturado
- 1/2 vasito de vino blanco
- 1 cucharadita de pimentón
- 1 hoja de laurel
- perejil picado
- 1/2 vasito de agua
- aceite de oliva
- sal

Elaboración:
1. Se abren los mejillones con medio vasito de agua en una cazuela a fuego vivo. Una vez abiertos los retiramos a un recipiente y se cuela el caldito que utilizaremos en la salsa. No lo tires!



2. En una cazuela amplia se ponen un par de cucharadas de aceite y se pochan los dientes de ajo, la cebolla y el pimiento rojo, todo bien troceadito.
3. Cuando veas que el sofrito está casi pochado se añade el pimentón (dulce o picante al gusto) y se rehoga rápidamente solo un par de vueltas para que no se queme. En seguida añadimos el vino blanco y dejamos que se evapore el alcohol un par de minutos.
4. Ahora añadiremos el tomate triturado, sal, la hoja de laurel y el caldito que reservamos de los mejillones.
5. Tapamos la cazuela, bajamos el fuego casi al mínimo y dejamos que se haga la salsita tranquilamente por lo menos media  hora.



6. Cuando la salsa esté hecha incorporaremos los mejillones, a los que habremos quitado una de las conchas, y los dejaremos dentro de la salsa pero solo para que se vuelvan a calentar. También añadiremos un buen puñadito de perejil picado, y en un par de minutos los retiramos del fuego.




¡¡De toma pan y moja!!


Nota: Si quieres una salsa un poco más ligada le añades una cucharada rasa de harina antes de ponerle el tomate y el caldito de los mejillones.


¿Te apetece ver otras recetas fáciles con mejillones?



¡¡Nos vemos la semana próxima!!

También puedes seguirme en  Facebook ,  Twitter y Google+


Comentarios

  1. Tienen un aspecto extraordinario ¡Qué ricos!

    ResponderEliminar
  2. Como me gustan y en todas sus versiones, te han quedado para llevar una barra de pan e invitarse gratis.
    Muy ricos Nuria.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Nuria los mejillones me gustan de todas las maneras, estuvimos en Bélgica hace unos años y casi me vuelvo loca comiendo mejillones a todas horas, ¡¡qué buenooos!!
    Tu cazuela con mejillones de los nuestros que son mucho más grandes y sabrosos, el único defecto que le veo, es que tendré que pecar y mucho haciendo barquitos de pan en esta rica salsa. Así que a mí me pones el plato bien lleno para ir abriendo boca, jajaja.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. ¡Ay Nuria! Lo que me he reído contigo... Si yo me tengo que levantar más de madrugada me encuentro conmigo misma acostándome ja ja ja Un kilo de mejillones por barba me parece mucha tela. Y es que como comentas creo que en pocos hogares considerarán estos mejillones como un plato único (muchas cáscaras para tan poca chicha diría mi costillo) sino más bien un pateo, aperitivo, entrante o simplemente parte de otra receta, de pasta como muy bien apuntas.

    El tema de la salsa "marinera" tiene tantos padres (y madres) como salsas se hagan en cada casa porque no hay dos iguales por mucho que el nombre sea el mismo.

    Sin duda una receta ideal para acabar de olvidar los corazones y el amor de ayer

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  5. Nuria, que exquisito plato de mejillones, me encanta!
    Bs

    ResponderEliminar
  6. Como me gusta comenzar una comida a la marinera, lo que ocurre es que suele ser algún dia del fin de semana por darnos un capricho con más tiempo y menos horarios. Los mejillones nos van mucho y así preparados son una delicia, con algo más de chicha que las almejas e igualmente ricos. Lo mismo este sábado que voy al mercado me quito el antojo y los hago.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Son tan ricos que la verdad, si no fuera por lo latosos que son de limpiar, yo si que me comía solita el Kg..jajaja, pero claro limpiar 4 kg, es un poco pesadillo, así que mejor para un aperitivo. En casa nos gustan mucho, sobre todo al vapor, pero así y con un buen pan, nos ponemos morados!! Bs.

    ResponderEliminar
  8. Me encantan Nuria, siempre me gusta lo que nos traes pero hoy me apetecen mejillones, me apuntaba a tu casa, a un par de ellos ¡y a una barra de pan! ¡cuidado que los dejo secos! jjj Besos preciosa.

    ResponderEliminar
  9. Me gustan los platos "a la marinera" en todas sus variedades, no me importaría comer un kilo completo de esa receta que nos traes, es riquísima.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Que delicia, te quedaron 10.Buenas noches

    ResponderEliminar
  11. Si es que solo con ver las fotografias, se me hgace la boca agua.
    Un plato delicioso

    ResponderEliminar
  12. Los mejillones de nuestras Rías Gallegas en mi casa cuando están gordos se comen de cualquier manera, pero hija 1 kilo por persona va a ser mucho, por favor que exagerados y si son así en una salsa tan rica con el pan que hay que poner al lado creo que el kilo va a sobrar y mucho jaja, te han quedado fabulosos y como bien dices, tu marinera y que yo de esa marinera daría buena cuenta con un buen trozo de pan al lado..Bess

    ResponderEliminar
  13. Hola Nuria...
    Un plato delicioso para mí...lo que es una pena que en casa no comparten el mismo gusto...y a no ser que sean rellenos...de otra forma ni los prueban... y la verdad me da perece hacerlos para mí sola...aunque de vez en cuando me doy ese caprichito.
    Esa salsa tiene un peligro... pues no iba yo hacer barquitos en ella...un buen pan casero y a disfrutar a lo grande.
    Besosss.

    ResponderEliminar
  14. ¡Pero que buenos están!
    Yo siempre los pongo de aperitivo y lo que peor llevo es limpiarlos, a mí me toca sacar las barbas de dos kilos y, para todos los que somos, seguro que se comerían alguno más.
    Para la próxima vez que los haga, les pondré tomate, nunca lo había hecho, gracias por la idea, tienen que estar para chupar hasta la cáscara.
    Cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
  15. Hola guapísima !!!
    Siempre me quedo corta en cantidad cuando los compro, lo hago a posta para no tener que limpiar tantos jajaja porque seguro que en casi si pongo un kilo por barba se lo zampan tan ricamente.
    Ya te lo he dicho más veces, no tengo ninguna receta en el blog porque como más los hago es al vapor con unas gotas de limón y eso me parece demasiado simple para subirlo. Pero has hecho bien en poner esta delicia, así babeamos a gusto todos, que te han quedado de olé.
    Ya voy con el pan, así que guarda unos pocos, que te conozco y me dejas el plato limpio :)
    Besotes mi niña, feliz finde.

    ResponderEliminar
  16. Nuria, qué buenos, me encantan de todas las maneras cocinados.
    Me gusrdé la receta de tus mejillones en escabeche, a ver si también puedo hacer estos. Soy una antojada.
    Por cierto sobre lo que comentas de la cantidad te diré que a veces un kilo de esos de Bélgica son muy pequeños y no como estos gallegos tamaño XXL tan impresionantes y de buena calidad, así que puede no ser mucho un kilo si los toman como plato principal.
    Bueno y eso de limpiarlos es un tostón, como muchas cosas de las cocinas y que eso normalmente nadie que no cocine se da cuenta. Así, sí lo pudiéramos a ellos verían lo que tiene de trabajo llevar estos platos a la mesa que a veces se creen que ya vienen así de “monos y “limpitos” .
    Muchos besos y te deseo un buen domingo para hacer lo que màs te guste.

    ResponderEliminar
  17. Hola Nuria
    Los mejillones me gustan de cualquier forma, me parecen muy ricos. En mi casa la forma en la que más nos gusta comerlos es al vapor con una chorradita de limón, me chiflan, eso sí, no tanto como para un kilo para mi sola, jeje. Tu forma de prepararlos me ha gustado mucho, tienen que quedar muy ricos así, ve preparando la mesa que yo llego con el pan, jeje.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  18. Hola !! Seguiré aumnetando el repertorio de recetas con mejillones, si está aquí es porque estará para morisrse de gusto como los mejillones en escabeche. Pienso en ellos y ya me los imagino delante. Me llevo a mis pendientes otra vez. Mil besos!!

    ResponderEliminar
  19. Nuria, lo que dices es cierto, hay tantas formas de llamar "a la marinera" a un plato que incluso a veces en algún restaurante he pedido por ejemplo mejillones a la marinera con temor a la salsa que me voy a encontrar, unas veces pica, otras tiene demasiadas especias, otras no hay salsa... en fin, que es un lío.

    Tú versión me encanta, la he hecho de forma parecida alguna vez, aunque por ejemplo no le pongo pimiento rojo. Y lo mejor es poder mojar mucho pan.

    Por cierto, estuve en Bélgica, concretamente en Bruselas, hace algunos años y probé los mejillones, nos pusieron una ración ciertamente grande, por poco estamos aún allí comiendo mejillones jajaja

    Y para acabar, me ha encantado tu reflexión sobre las patatas fritas, todas saben a algo jajaja y ahora pues le ha tocado el turno a los frutos secos, aún así a mí me encantaron las almendras ;)

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  20. Me gustan de todas las maneras, con esta salsita son lo más, muy buenos :) besos.

    ResponderEliminar
  21. Qué mejillones tan ricos!!! y esa salsa está para no parar de mojar pan.
    Besitos preciosa.

    ResponderEliminar
  22. Muy ricos, los mejillones me encantan, besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Las palabras se las lleva el viento, pero si las escribes en un comentario las guardaré para siempre. Gracias por tu tiempo y vuelve cuando quieras!

Si tienes alguna duda sobre alguna receta, escríbeme al correo del blog ycontupantelocomas@gmail.com y te contestaré lo antes posible.


Entradas populares de este blog

TARTA DE QUESO Y FRESAS

CHAMPIÑONES AL AJILLO

SECRETO DE CERDO CON SALSA DE MIEL Y CERVEZA

TARTA DE MOUSSE DE DULCE DE LECHE

PASTEL DE PATATAS, BACON Y QUESO