COSTILLITAS CHINAS AGRIDULCES



Costillitas agridulces

¿Tú eres más de chino o de japonés? A mí me gusta todo, ya lo sabes, pero para cocinar en casa se me da mejor la china, quizás porque es la que más conozco y por eso me atrevo a experimentar con ella. 
La realidad es que la comida china que conocemos en Occidente no tiene nada que ver con la cocina china auténtica, ya que los restaurantes han adaptado las cartas a nuestros gustos eliminando ingredientes que nosotros no aceptaríamos comer jamás o que son muy difíciles de conseguir fuera de China. Pero es que además de eso, los gustos varían según cada país. Tal vez estas costillitas de cerdo agridulces no sean el plato chino más consumido en España, pero te aseguro que cruzando el charco, en Latinoamérica, es uno de los preferidos y más solicitados y allí me aficioné yo a comerlas. 

Encontrarás muchas maneras de hacer este plato principalmente usando el horno, asando el costillar entero con la salsa, o macerando la carne unas horas previamente. En muchas recetas le añaden colorante rojo a la salsa para que el color sea más intenso, pero en mi opinión no hay porqué añadir algo que no aporta nada en sabor sólo por estética, y en eso tampoco me convence así que de colorante, nada de nada.

He ido probando diferentes formas de cocinarlas y la de hoy es la que me ha convencido totalmente. En  vez de asarlas en el horno las hiervo en la olla a presión, lo que las deja tiernas que da gusto. Y luego, solo hay que dorarlas en el wok y terminarlas con la salsa agridulce. Lo mejor es que las veas, te animes a hacerlas y luego ya me contarás.



Ingredientes (2-3 personas):
- 800 gr. de costillas de cerdo (pesadas con hueso)
- 1 hoja de laurel
- aceite de oliva suave o girasol
Para la salsa:
- 1 diente de ajo
- 3 cucharadas de azúcar moreno
- 2 cucharadas de miel
- 6 cucharadas de ketchup
- 3 cucharadas de salsa de soja
- 2 cucharadas de salsa Worcester o Perrins
- 1/2 cucharadita de pimienta blanca
- 1 vaso grande de agua



Elaboración:
1. En primer lugar preparamos el costillar quitando la máxima grasa visible y cortando las costillas a lo largo. Obviamente si las has comprado ya cortadas no tienes que hacer nada, pero pide que las corten enteras y no partidas por la mitad que serán demasiado pequeñitas para esta receta.
2. Cubrimos las costillas con agua y una hoja de laurel y las ponemos al fuego en la olla a presión. En mi olla las tengo durante 15 minutos (esto variará según el tipo de olla). Luego abrimos la olla, sacamos las costillas y las dejamos escurrir en un colador. En este momento no tienen muy buen aspecto pero lo arreglaremos más tarde.



3. Mientras se hacen las costillas prepararemos la salsa. Para ello machacaremos en primer lugar el diente de ajo y añadiremos el resto de ingredientes de la salsa: azúcar, miel, ketchup, salsa de soja, pimienta blanca, salsa worcester y un vaso grande de agua. Ponemos al fuego y removemos bien para que se disuelva la miel. Dejamos hervir cuatro o cinco minutos y colamos la salsa para tenerla lista para añadirla a las costillitas.




4. En el wok calentamos 2 o 3 cucharadas de aceite de oliva y doramos las costillas por todos lados.
5. Cuando ya estén doradas añadimos la salsa a las costillas y las removemos continuamente para que se impregnen bien con la salsa durante 10 minutos aproximadamente o hasta que veamos que la salsa ha reducido y espesado un poco. Como te habrás dado cuenta no hemos añadido nada de sal en ningún momento, y no lo necesitan gracias a esta salsa riquísima.





Para acompañar las costillitas lo mejor es el arroz, blanco, tres delicias o como más guste.




Otras recetas chinas, fáciles, para hacer en casa :


También puedes seguir las recetas en  Facebook ,  Twitter y Google+

Comentarios

  1. Como me gustan esas combinaciones de sabores, salsas, y esos resultados agridulces tan melosos y tan ricos!

    ResponderEliminar
  2. Nuria no he ido en mi vida más de tres o cuatro veces a comer a un restaurante chino, y la verdad es que no sé porqué no he ido más, pues lo que comí sé que me gustó porque aún lo recuerdo.
    El caso es que si he comido comida china auténtica, mi amiga Mariko neoyorquina nacida en Taiwan, cocina divinamente, y todo lo que he comido cocinado por ella está riquísimo.
    Tus costillas seguro me encantarían, solo ver el colorcito y el brillo con esa salsita las hace apetecibles y con un arroz blanco el plato es más que perfecto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Ole mi Nuria!! Yo también he utilizado en más de una ocasión el atajo de la olla a presión y curiosamente también para las costillas de cerdo y al final darles el último toque bien en la plancha o en el horno. Así nos ahorramos un montón de tiempo y de gasto energético amén de que quedan más jugosas que cuando sólo es horno. Viendo el color que lucen tus costillas, casi de buen seguro que me comía hasta los huesos. Un abrazo, corazón.

    ResponderEliminar
  4. Nuria soy más de chino pero porque he ido más. En mi época universitaria iba al menos una vez al mes a lo que tengo que sumar que mis compañeras eran muy aficcionadas a pedir comida a domicilio y el chino estaba en su top ten de favoritos. Si te digo la verdad igual hace cinco años que no voy a uno. Donde vivo no los hay y cuando salimos fuera suelo elegir otro tipo de restaurantes. Sí que me gusta hacer comidas de este tipo en casa, que no es más que comidas adaptadas a nuestros gustos ¡ya me gustaría a mí ver un restaurante de comida española en Taiwan ja ja ja!

    Lo que tengo claro es que las costillas qeu nos traes tienen una pinta increíble ¡las hago seguro en casa! ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  5. Te voy a contar un secreto nunca he comido en un chino ni en un japonés, para eso esta mi hija, ella no come casi de nada aunque en el chino le va de todo, no lo entiendo la verdad jaja, el caso es que tampoco soy una entendida en nada de estas cocinas. Ahora me pones tu ese platito delante y te lo limpio, que pintaza y me has conquistado co el tanto que lo prepararé. ....Bess

    ResponderEliminar
  6. Yo soy más de chino, pero la verdad es que el japo lo he probado poco. Con lo que me quedo de todas, todas, es con estas costillas tiernas y dulzonas, con esa salsita que tan bien las baña y que deben ser un chuperreteo delicioso. Lo de cocerlas en la olla exprés antes del wok se lo he visto hacer también a Arguiñano, o sea que no hay duda de que quedan melosas y divinas para consumirlas en un par de volteos después. Se ven preciosas así tan brillantes.
    Bss

    ResponderEliminar
  7. Para nada necesitan colorante, su color ya es atractivo y como dices, si no aporta nada al plato para qué ponerlo. También es cierto que los platos chinos están adaptados a nuestros gustos.
    Buena idea al hervirlas primero seguro que quedan muy tiernas y con muy buen sabor.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. A mi me gustan los dos, pero creo que es más fácil hacer en casa la china, por lo menos para mi.
    Estas costillitas te quedaron de 10.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  9. Que maravilla y que delicia estas costillas. Me encanta como te han quedado y como han debido estar. Besos

    ResponderEliminar
  10. madre mía que pinta tienen, las tengo que hacer que seguro que nos chupamos los dedos uno a uno

    ResponderEliminar
  11. Hola Nuria!!!!! Sólo con ver la pintazaaa de estas costillitas ya babeo, jaaa, jaaaa.. pero es que tienen un aspecto delicioso, para dejar el huesito limpio, limpio.
    Me guardo tu receta, porque el éxito está asegurado!!!
    Un besazo y muyy felíz semana!!!!
    A ver si me pongo al día ..he estado de vacaciones en Galicia y estoy desconectada :D

    ResponderEliminar
  12. Nuria, buena cosa has puesto para mí. No sabes cómo me gustan estas cosas con salsas y ese brillito, esto ya me lo estoy guardando en mi Pocket, una delicia completa.
    Verás, a mi me gustan por igual ambas cocinas, vivimos unos años en Perú y ahí la cocina es mitad china, mitad japo, en mi casa cocinaban muy bien y era comida sencilla pues mi madre no sabe cocinar y era esta persona la que lo hacía y era un lujo. De hecho todavía hay platos que los hago como se hacían entonces en mi casa, las recetas las guardó mi madre apuntadas y bien guardadas. Me acuerdo de unos mejillones maravillosos con salsa que se hacían con una receta japonesa que creo incluso que no la tengo ni en el blog o esos arroces con mejillones y perejil con solo eso.
    Me has dejado intrigada al hablar de latinoamérica, ¿ a qué país te refieres?
    Bueno, loca por probarlas y espero que me salgan así de bonitas.
    Feliz semana. Besos

    ResponderEliminar
  13. Éstas, me las había perdido, y como me encanta la comida china, me las apunto. Caen seguro!! Bs.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Las palabras se las lleva el viento, pero si las escribes en un comentario las guardaré para siempre. Gracias por tu tiempo y vuelve cuando quieras!

Si tienes alguna duda sobre alguna receta, escríbeme al correo del blog ycontupantelocomas@gmail.com y te contestaré lo antes posible.


Entradas populares de este blog

PASTEL DE PATATAS, BACON Y QUESO

GALLO AL HORNO CON LIMÓN

SECRETO DE CERDO CON SALSA DE MIEL Y CERVEZA

TOSTAS DE CHAMPIÑONES

MERLUZA CON PATATAS