COSTILLITAS CHINAS AGRIDULCES



Costillitas agridulces

¿Tú eres más de chino o de japonés? A mí me gusta todo, ya lo sabes, pero para cocinar en casa se me da mejor la china, quizás porque es la que más conozco y por eso me atrevo a experimentar con ella. 
La realidad es que la comida china que conocemos en Occidente no tiene nada que ver con la cocina china auténtica, ya que los restaurantes han adaptado las cartas a nuestros gustos eliminando ingredientes que nosotros no aceptaríamos comer jamás o que son muy difíciles de conseguir fuera de China. Pero es que además de eso, los gustos varían según cada país. Tal vez estas costillitas de cerdo agridulces no sean el plato chino más consumido en España, pero te aseguro que cruzando el charco, en Latinoamérica, es uno de los preferidos y más solicitados y allí me aficioné yo a comerlas. 

Encontrarás muchas maneras de hacer este plato principalmente usando el horno, asando el costillar entero con la salsa, o macerando la carne unas horas previamente. En muchas recetas le añaden colorante rojo a la salsa para que el color sea más intenso, pero en mi opinión no hay porqué añadir algo que no aporta nada en sabor sólo por estética, y en eso tampoco me convence así que de colorante, nada de nada.

He ido probando diferentes formas de cocinarlas y la de hoy es la que me ha convencido totalmente. En  vez de asarlas en el horno las hiervo en la olla a presión, lo que las deja tiernas que da gusto. Y luego, solo hay que dorarlas en el wok y terminarlas con la salsa agridulce. Lo mejor es que las veas, te animes a hacerlas y luego ya me contarás.



Ingredientes (2-3 personas):
- 800 gr. de costillas de cerdo (pesadas con hueso)
- 1 hoja de laurel
- aceite de oliva suave o girasol
Para la salsa:
- 1 diente de ajo
- 3 cucharadas de azúcar moreno
- 2 cucharadas de miel
- 6 cucharadas de ketchup
- 3 cucharadas de salsa de soja
- 2 cucharadas de salsa Worcester o Perrins
- 1/2 cucharadita de pimienta blanca
- 1 vaso grande de agua



Elaboración:
1. En primer lugar preparamos el costillar quitando la máxima grasa visible y cortando las costillas a lo largo. Obviamente si las has comprado ya cortadas no tienes que hacer nada, pero pide que las corten enteras y no partidas por la mitad que serán demasiado pequeñitas para esta receta.
2. Cubrimos las costillas con agua y una hoja de laurel y las ponemos al fuego en la olla a presión. En mi olla las tengo durante 15 minutos (esto variará según el tipo de olla). Luego abrimos la olla, sacamos las costillas y las dejamos escurrir en un colador. En este momento no tienen muy buen aspecto pero lo arreglaremos más tarde.



3. Mientras se hacen las costillas prepararemos la salsa. Para ello machacaremos en primer lugar el diente de ajo y añadiremos el resto de ingredientes de la salsa: azúcar, miel, ketchup, salsa de soja, pimienta blanca, salsa worcester y un vaso grande de agua. Ponemos al fuego y removemos bien para que se disuelva la miel. Dejamos hervir cuatro o cinco minutos y colamos la salsa para tenerla lista para añadirla a las costillitas.




4. En el wok calentamos 2 o 3 cucharadas de aceite de oliva y doramos las costillas por todos lados.
5. Cuando ya estén doradas añadimos la salsa a las costillas y las removemos continuamente para que se impregnen bien con la salsa durante 10 minutos aproximadamente o hasta que veamos que la salsa ha reducido y espesado un poco. Como te habrás dado cuenta no hemos añadido nada de sal en ningún momento, y no lo necesitan gracias a esta salsa riquísima.





Para acompañar las costillitas lo mejor es el arroz, blanco, tres delicias o como más guste.




Otras recetas chinas, fáciles, para hacer en casa :


También puedes seguir las recetas en  Facebook ,  Twitter y Google+

Entradas populares de este blog

El KÉFIR DE LECHE. CÓMO CUIDAR Y MANTENER LOS GRÁNULOS.

GALLO AL HORNO CON LIMÓN

FRITOS DE JAMÓN Y QUESO

SECRETO DE CERDO CON SALSA DE MIEL Y CERVEZA