jueves, 20 de abril de 2017

LENTEJAS CON VERDURAS (Lentejas viudas)





Después de estos días de descanso retomo el blog con un plato de cuchara, y con el tiempo tan maravilloso que hemos tenido, más vale que lo publique ya porque hay días que parece que estamos en verano.
Que las lentejas traen buena suerte lo sabemos todos, hasta el punto de que en muchas casas es costumbre comer un plato de lentejas la cena de Noche vieja para empezar el nuevo año con buen pie.
Pero ¿sabes porqué? Pues no es una superstición moderna ni mucho menos porque ya en la Antigua Roma los amigos y la familia  se regalaban un puñadito de lentejas que  siempre llevaban en una bolsita de cuero atada a la cintura para atraer riquezas y buena suerte.

En realidad el origen de esta fama de suertudas se encuentra en la biblia donde se cuenta que Jacob cambió a su hermano Esaú la primogenitura por un plato de lentejas al llegar a casa, supongo que muerto de hambre.  Jacob, al convertirse en primogénito heredó el derecho a tener el nombre de Israel y así lo prestó a la nación de sus descendientes, los israelitas. Ahora bien, hay otra lectura más negativa: que el pobre Esaú se vendió muy barato y de ahí la expresión "venderse por un plato de lentejas".

No me vendería por un plato de lentejas más que nada porque durante mi infancia fueron mi cruz y la de mi madre de paso, pero con los años me han llegado a gustar ( sobre todo si las hago yo) y desde que uno de mis hijos se hizo vegano se las hago con verduras cuando viene a comer a casa. Las lentejas con verduras o viudas en cada casa se hacen de manera diferente, aprovechando las verduras de temporada o las que tengamos a mano, a veces picando mucho las verduras para que pasen desapercibidas o más grandes para que se noten, a veces haciendo las verduras primero y luego añadiendo las lentejas o haciendo todo a la vez. Estas son las mías:


Ingredientes:
- 300 gr. de lentejas pardinas
- 2 patatas
- 1/2 pimiento rojo
- 1/2 pimiento verde
- 1 cebolla
- 1 puerro
- 2 zanahorias
- 1 diente de ajo
- 3 cucharadas de tomate frito
- 1/2 cucharadita de pimentón dulce
- 1/2 cucharadita de pimentón picante
- 1 hoja de laurel
- aceite de oliva
- sal
- agua

Elaboración:
1. En una cacerola con un poquito de aceite de oliva pochamos la cebolla, el puerro y el diente de ajo durante unos minutos.
2. Pelamos y cortamos las zanahorias en rodajas y los pimientos en dados. Añadimos al sofrito anterior y rehogamos unos minutos más. Si quieres que pasen desapercibidas habrá que cortarlas todas muy pequeñitas, que yo no lo hago porque a mi me gusta que se noten.
3. Añadimos el pimentón, el tomate frito y la hoja de laurel junto con un vasito de agua. Removemos todas las verduras y dejamos hacer a fuego medio-bajo durante diez o quince minutos.



4. Las lentejas, previamente lavadas en un colador, las incorporamos al guiso de verduras y cubrimos con agua fría. Esto es importante para que las lentejas arranquen la cocción lentamente.
Volvemos a poner un poco de sal y dejamos que vuelvan a hervir, en ese momento bajamos el fuego y que se vayan haciendo lentamente. Es mejor añadir agua según vayan necesitando que poner demasiada al principio para dejarlas a tu gusto, más caldosas o más espesas.



5. Entre 15 y 20 minutos después, añadimos las patatas en trocitos, tapamos y que sigan haciéndose tranquilamente hasta que estén hechas totalmente. 




Lentejas con verduras, viudas, de cuaresma, veganas... 
lo importante es que son un plato completo, rico,  sano y con pocas grasas.


¡¡Nos vemos la semana próxima!!

También puedes seguirme en  Facebook y  Twitter



15 comentarios:

  1. Curiosa historia,la del origen del pueblo de Israel.......a mi me encantan las lenteja sy de las tuyas me comía un buen plato calentito que hoy con el viento viene de maravilla¡¡¡¡
    Muchos besitos preciosa¡¡

    ResponderEliminar
  2. En casa las comemos mucho de esta manera, también para que mi hijo vegano las pueda comer y no tenga excusa, además al llevar pimentón ya te olvidas del chorizo y sinceramente son más sanas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. No conocía la historia. Me encantan las lentejas, yo las hago muy parecidas.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  4. Para mi hija y para mi son nuestras preferidas, aunque con menos verduras y nada de picante. Ahora que vive fuera y que en estos dias he ido a visitarla, lo primero que me ha pedido es una comida de lentejas, pero de esas que nos gustan a nosotras. La verdad es que cuando he visto las tuyas me han apetecido, tienen muy buen aspecto y dan ganas de comerse un platito. Las has cocinado buenísimas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Una propuesta estupenda, para comer sano y de cuchara. Yo, las hago parecidas y me encantan. Hay que cuidarse, un beset Nuria

    ResponderEliminar
  6. No sabía yo esa historia... pero vamos, que a mi me las puedes dar, viudas o casadas, o divorciadas...me da igual, me gustan de todas las maneras!! Bs.

    ResponderEliminar
  7. A mi me gustan de todas las maneras, que se puedan hacer me encantan y desde luego e comía un plato bien repleto de las que has hecho tú.
    Besoss.

    ResponderEliminar
  8. Un buen plato de lentejas con verduras siempre son bienvenidas, sobre todo si estan tan bien preparadas como las tuyas!
    bs!

    ResponderEliminar
  9. ¡Qué suerte, me encuentro un plato de lentejas! y qué ricas las que cocinas tú! así viudas son más sanas y le damos esquinazo al colesterol.
    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Hola guapísima !!!
    Entonces para seguir con la tradición de los antiguos romanos, me pongo una riñonera llenita de lentejas ¿no? oído la sugerencia, y ya veremos si surte efecto jaja
    Oye tus lentejas están para repetir plato, en casa también se han quedado las viudas por norma general. Algunas veces pongo la verdura en trozos grandes y las retiro en mi plato a la hora de comerlas, pero por lo general las bato, para que la niña no me proteste.
    Me gustan hasta en verano, aunque tenga que abanicarme con una mano mientras las como.
    Son las legumbres que más me gustan y las que más repito con diferencia.
    Te quedaron divinas.
    Besotes mi niña, feliz finde.

    ResponderEliminar
  11. Pues me voy a hacer una bolsita con lentejas ¡o casi un saco! porque chica, a veces se tienen unas rachas... pero toco madera y pido quedarme como estoy que otros lo tienen mucho peor.

    A mí las lentejas siempre me han gustado, la cruz le tocó a otras legumbres en mi infancia, y espero que Lara se las coma bien ¡me queda tanto que pasar!

    Suelo hacerlas con chorizo ¡pero bien surtidas de verduras! y no te preocupes, que como el frío está regresando esta receta nos viene de perlas

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  12. Yo creo que algunos días aún nos quedan de frío, así que no guardemos todavía las cucharas, unas lentejas aún son bien recibidas!

    ResponderEliminar
  13. Que ricas i saludables. Me gustaria que me visitaras en elracodeldetall.blogspot.com hoy encontraras un post con historia 📚 y con olor a rosas 🌹🌹🌹

    ResponderEliminar
  14. Hola Núria. una de las recetas favoritas de lentejas, porque como no puedo abusar de las chichas en los guisos, con verduras me encantan. Y es que quedan ríquisimas. ahora, eso si, me da igual que sea invierno que verano, jeje. Un beso y muy buen domingo :)

    ResponderEliminar
  15. Por un buen plato de lentejas tan bien guisadas como las que tu nos has preparado yo soy capaz de cualquier cosa.... y no digo que.
    Besos desde JUEGO DE SABORES

    ResponderEliminar

Las palabras se las lleva el viento, pero si las escribes en un comentario las guardaré para siempre. Gracias por tu tiempo y vuelve cuando quieras!
Si tienes alguna duda sobre la receta, escríbeme al correo del blog ycontupantelocomas@gmail.com y te contestaré lo antes posible.