HAMBURGUESAS DE ATÚN Y SURIMI



Hamburguesas de atun y surimi




Aprovechar las sobras te hace usar la imaginación como pocas cosas en la cocina. Hasta en los concursos de cocina ,que me los trago todos, suele haber una prueba para cocinar con restos de verduras, pieles de cebollas, huesos y restos de carnes o raspas de pescado. Mi aprovechamiento de hoy es un poco absurdo por escaso, pero es la raíz de esta receta aunque no lo parezca.


El otro día me sobró una cantidad ridícula de arroz hervido y no sabía que hacer con él, era tan poco que no llegaría para nada pero resistí el impulso de tirarlo por si acaso, porque todo se puede aprovechar. Y si no, mira lo que te traigo hoy, unas hamburguesas diferentes que llevan
 además del arroz una latita de atún y unos palitos de surimi.
La primera vez que las hice no les puse atún pero si muchos palitos  y no me gustaron tanto pues aunque de sabor estaban ricas el atún les da más jugosidad y es más fácil formar las hamburguesas. Y quién no tiene una latita de atún en la despensa, verdad? Como verás los ingredientes son de los que siempre tenemos en casa aunque puede que no tengas cebollino pero puedes sustituirlo por un diente de ajo y un poquito de perejil picado.

La próxima vez que te sobre un poquito de arroz te acordarás de estas hamburguesas, y si no quieres esperar hierve un puñadito de arroz porque merecen la pena. Ya me contarás.


Ingredientes
- 5 cucharadas grandes de arroz hervido
- 5 palitos de surimi
- 1 latita de atún en aceite
- cebollino
- pan rallado (el que necesite)
- 1 huevo
- harina para rebozar
- aceite de oliva para freir
- 4 panes de hamburguesas

Elaboración:
1. En un bol mezclamos el arroz hervido con los palitos troceados, el cebollino picado chiquitín, la latita de atún escurrida del aceite y el huevo. Removemos todo bien y vamos añadiendo pan rallado poco a poco hasta que se puedan hacer unas hamburguesas que no se desmenucen.




2. Las pasamos por harina y las freímos en una sartén con aceite de oliva hasta que estén doradas. Hay que hacerlo con  un poco de cuidado, no dejan de ser de arroz y son más frágiles que si fueran de carne, espera a que  se doren bien por un lado y dales la vuelta una sola vez que al fin y al cabo solo hay que dorarlas. Las dejamos en un plato con papel de cocina para que escurran el exceso de aceite.




Montamos las hamburguesas a nuestro gusto. Yo unté mayonesa en el pan, unos trozos de lechuga, una rodaja hermosa de tomate y listo!



Que pases una feliz Semana Santa y nos vemos en unos días.


También puedes seguirme en  Facebook ,  Twitter y Google+

Entradas populares de este blog

GALLO AL HORNO CON LIMÓN

COSTILLITAS CHINAS AGRIDULCES

El KÉFIR DE LECHE. CÓMO CUIDAR Y MANTENER LOS GRÁNULOS.

ROSQUILLAS DE AIRE

SECRETO DE CERDO IBÉRICO AL AJILLO