sábado, 18 de octubre de 2014

ROSQUILLAS DE AIRE

Rosquillas de aire

Me encantan los postres y dulces tradicionales, y aunque no tengo mucha costumbre de hacerlos ya empiezan a dar ganas de encender el horno por la tarde y me he animado. Hoy te presento unas rosquillas típicas de la cocina castellano-manchega deliciosas para tomarlas con el cafetito o un chocolate a la taza.

Probablemente son más conocidos los buñuelos de viento que estas rosquillas de aire, y sin embargo son bastante parecidos. Los dos tienen en común que por dentro quedan casi huecos porque se forman burbujas de aire en la masa (de ahí el nombre), aunque estas rosquillas se hacen en el horno y por tanto no salen nada grasientas.

Con las cantidades de la receta me han salido casi 40 rosquillas, y además muy grandes, así que aprovecha un día que seáis muchos o ya puedes empezar a regalar a todo quisqui (y no veas lo bien que quedas).
Vamos allá:

Ingredientes:
- 250 ml. de aceite de girasol
- 250 ml. de agua
- una pizca de sal
- 250 gr. de harina
- 6 huevos
- azúcar para rebozar

Elaboración:
1. Freír el aceite en una sartén grande, retirar del fuego y dejar enfriar un poco para poder añadirle el agua (si no lo dejas enfriar saltaría muchísimo).
2. Añadir el agua con una pizca de sal y volver a poner la sartén en el fuego.
3. En cuanto empiece a hervir, incorporar la harina poco a poco hasta ponerla toda. Yo lo he hecho con una varilla y debe quedar una pasta más bien blandita. Ahora hay que dejarla enfriar por lo menos media hora.


4. Una vez fría, vamos añadiendo los huevos de uno en uno. Removemos con una cuchara de madera y hasta que no esté bien integrado el primero no añadimos el segundo y así sucesivamente. Esta parte es la que parece que cuesta un poco más,  pero tampoco tiene ninguna complicación,  sólo remover y remover.


5. Encendemos el horno a 190ºC.
6. En la placa del horno ponemos papel vegetal y vamos poniendo cucharadas de la masa. El agujero de las rosquillas lo haremos con el dedo humedecido en aceite. No te cortes haciendo el agujero grande porque las rosquillas van a doblar de tamaño como mínimo y se puede llegar a tapar. Y por el mismo motivo hay que dejarlas bastante separadas en la bandeja para que no se peguen unas a otras.
7. Metemos la bandeja en el horno ya caliente y las dejamos hasta que se inflen y se doren, por lo menos 20 o 25 minutos.


Fuera del horno las rebozamos en azúcar, porque como verás la masa no lleva nada.
Te animo a que las pruebes porque como ves no son nada difíciles!


¡Que tengas un gran finde!

30 comentarios:

  1. Preciosas estas rosquillas!! Tan ligeras que ahora para desayunar nos comeríamos unas buenas pocas.
    Un saludo de las chicas de Cocinando con las chachas

    ResponderEliminar
  2. Que buenas para el desayuno o el cafelin de la tarde Nuria. A mi todo lo que sea rosquilla me pierde, las prefiero a un trozo de tarta, con eso te lo digo todo. Estas veo que salen en cantidad, para llevar a casa de mi cuñada son perfectas, tengo dos sobrinos que le dan al dulce que no veas jajajajaja.

    Besiness

    ResponderEliminar
  3. HOLA NURIA !!!
    me ecanta trabajar con esta masa, nunca las he hecho tipo rosquillas sino buñuelitos y luego los relleno
    con nata y crema
    la proxima vez las preparo con esta forma y los llevo al trabajo..
    .que allí ya veo a mis compañeras saltanto cuando los vean
    te han quedado divinos....menuda pinta...que ricosss !!!
    un besazo y feliz fin de semana !!!

    ResponderEliminar
  4. Que ricas por favor, y además cocinadas al horno que me gustan más que fritas. Yo no te dejaba ni una en el plato.
    Bss Buen finde.

    ResponderEliminar
  5. Rellenas de aire, pero con un sabor seguro que estupendo.

    ResponderEliminar
  6. Te han quedado maravillosas estasrosquillas, y lo que mmás me gusta es no freír, estas te hN quedado fabulosas, me quedo la receta, gracias por compartirla....Besss

    ResponderEliminar
  7. A las recetas tradiconales no hay que buscarles los ¿por qués? Yo no le encuentro lógica el calentar el aceite y luego colocarle agua, quizás antaño calentarían en el aceite anís u otra cosa para darle sabor. ¿Acaso sabes Nuria el por qué de calentarla?
    Besos hoy desde
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com.ar/2014/10/que-es-el-agar-agar.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi madre calentaba unas pieles de naranja o limon para aromatizar el aceite antes de usarlo.

      Eliminar
  8. Bueno, bueno, bueno...hoy te has lucido hermosa. Qué cosa más rica de rosquillas, si parecen aire jajaja, ah es verdad que se llaman así :) Y encima al horno, vamos que son redondas, por sencillas y restando calorías, tú si que sabes.
    Pues me parecen muy originales en la forma de hacer la masa, no las conocía, pero le pondré remedio pronto, anotadas quedan.
    Mi hija las vió y dijo: yo quiero...y ya sabes que las madres no nos resistimos jaja
    Besotes mi niña, feliz finde.
    P.D: estaba segura de haber comentado en tu hummus, pero vamos ya te lo digo aquí también, que muy rico, que me encanta y en casa cae con frecuencia.

    ResponderEliminar
  9. Vaya pintaza Nuria, y además al horno, genial!
    Me recuerdan a unas rosquillas que me traía mi padre cuando era pequeña y estaban riquísimas. Tendré que probarlas a ver si es algo parecido.
    Un bedote y feliz finde.

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué ricas!.
    Y además, hechas en el horno, con lo cual tienen menos grasa.
    Me parecen una pasada, habrá que esperar a tener gente en casa, que, si no, para dos es mucha tela, jajajaja.
    Un beso grande, y feliz finde.

    ResponderEliminar
  11. Te han quedado maravillosas!! Y si tienen menos grasa me apunto. Porque he empezado muy fuerte con las recetas dulces, y tengo que contenerme. estas rosquillas me han gustado de siempre, pero es que las tuyas se ven grandecitas y me apetecen mucho. Cualquier día me animo y las hago.
    Besitos guapísima!!

    ResponderEliminar
  12. Que maravilla de rosquillas que voy hacer en breve te han quedado espectaculares, que pinta de verdad que me he enamorado de ellas, gracias por esta fabulosa receta. Mil besicos cielo

    ResponderEliminar
  13. Ay, ay, ay! Con lo que me gustan estas rosquillas y ni sabía su nombre ni como se preparaban, menos mal que aquí estás tu para enseñarme!! Sin duda, las prepararé en breve ;) Un besote

    ResponderEliminar
  14. Hola guapa!!
    desde hoy te sigo en tu blog y te invito a conocer el mío http://todoeldiadecompras.blogspot.com.es/
    Bss

    ResponderEliminar
  15. Pero quéComo son de aire , no engordan ¿Verdad? jajajajaja!! Mil besos guapísima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quise decir: Pero qué ricas, sencillas , fáciles y deliciosas :..... (Se había borrado, jejejeje )

      Eliminar
  16. Me parecen maravillosas!!!! El resultado es perfecto y éstas seguro que las hago! Gracias!

    ResponderEliminar
  17. Me llevo la receta, le encantan a mi padre¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  18. Que receta tan fácil y tan rica. Me encantaría probarlas y desde luego lo haré. Me la guardo para un dia especial. Besos y feliz semana¡¡¡

    ResponderEliminar
  19. Ten cuidado que al ser tan ligeras saldrán volando hacia las bocas de todos nosotros,je,je.

    ResponderEliminar
  20. En mi casa las llamamos las roscas del obispo, tengo puesto la historia en el blog y me encantan, que ricas, de buena gana me comia un par de ellas.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  21. Bueno como son de aire... pues engorde O. ahora que con lo divinas que te han quedado me hacía yo unos aretes que ríete tu de los que diseñan los Tous. Yo esto siempre lo he hecho a lo brutico, en plan buñuelo y sin nada de aire, bien relleno de masa pastelera,que pa eso una está como está... abuñolá del tó!! Ya tengo otra receta para compartir por estos lares (con tu permiso, bueno y sin el también) un abrazo y este, sin dejar que corra el aire.

    ResponderEliminar
  22. Hola!! anda que no... dan ganas de coger una detrás de otra, asi compulsivamente como soy yo, sin más, mano a mano me las terminaba. Te han quedado riquisimas y a ver si me animo algún día que estas cosas siempre las compro hechas, besos!

    ResponderEliminar
  23. Qué ganas de probarlas, estas no las he hecho nunca y con lo ricas que se ven algún día caerán.
    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Siempre me han encantado las rosquillas, ya desde pequeñita que me las compraban en las fiestas... Las tuyas se ven riquísimas, y además tienen muy buen aspecto. Besos.

    ResponderEliminar
  25. Ha sido amor a primera vista! sí, conocía los buñuelos de aire pero no las rosquillas y mira, me han gustado más por lo de no freír!! 40 es una barbaridad jajajaja pero para una tarde que estás hacendosa o aburrida viene de lujo. Me la quedo ehh Es típico de todos los santos? esto ya es solo curiosidad jajajaja

    besazos, guapa

    ResponderEliminar
  26. muy parecido a los buñuelos de viento o profiteroles , me han encantado y seguro que las voy hacer, y es que hoy todo el mundo en la cocina, gracias por estas rosquillas tan buenas, bessssssssss

    ResponderEliminar
  27. Brutal estas rosquillas, tienen un aspecto fantastico!! vamos de empezar a comerlas y no para, eso es lo que me pasaria a mi sin duda si me las pones delante. Además una receta que me la apunto ya!!
    Besote
    Ettore

    ResponderEliminar
  28. uinsss sí....unas ganas de encender el horno que te cagas....ya te digo....
    Y te digo una cosa.....aunque no tengan aire, engordan....así que tú misma.....

    Oye, lo del agujerillo con el dedo...m'ha dejao muerta......no-tiene-desperdicio.....

    ResponderEliminar

Las palabras se las lleva el viento, pero si las escribes en un comentario las guardaré para siempre. Gracias por tu tiempo y vuelve cuando quieras!
Si tienes alguna duda sobre la receta, escríbeme al correo del blog ycontupantelocomas@gmail.com y te contestaré lo antes posible.