HAMBURGUESAS DE SALMÓN CON CEBOLLA CARAMELIZADA


Hamburguesas de salmon con cebolla caramelizada



Vaya por delante que a mi el salmón fresco no me apasiona y siempre tiro al ahumado que ese me chifla, pero hace tiempo que tenía ganas de hacerlo en hamburguesas porque también es una manera de que los niños se acostumbren a comer pescado desde pequeños casi sin que se den cuenta.

Es importante educar el paladar de los chiquitines desde el principio, que coman variado y cosas diferentes o las mismas de diferentes formas, porque ya sabes que para que un niño empiece a apreciar un sabor nuevo debe probarlo por lo menos 10 veces. Pero si te empeñas en que pruebe diez veces la misma merluza rebozada que le pareció un asco el primer día, sólo conseguirás que la aborrezca para siempre. Mejor será que se la pongas un día con salsa, otro en croquetas, en un pastel de pescado, etc. y así es más fácil que le acabe gustando.

Las hamburguesas las he acompañado con cebolla caramelizada (queda mejor con cebolla morada pero no encontré ese día) que le da un contraste de sabores que me gusta mucho.  A ver qué te parecen a tí.

Ingredientes (4 hamburguesas):
- 500 gr. de salmón
- 1 yema de huevo
- 1 diente de ajo
- perejil picado
- harina
- sal y aceite de oliva
Para la cebolla caramelizada
- 1 cebolla grande (mejor morada)
- 2 cucharadas de azúcar moreno
- 2 cucharadas de vinagre de módena
- una pizca de sal
- aceite de oliva virgen extra

Elaboración:
1. Ponemos en marcha la cebolla caramelizada para que se vaya  haciendo. Primero cortamos la cebolla en pluma bastante finita.
2. La dejamos pochar en una sartén con un poquito de aceite de oliva a fuego medio-bajo. Cuando veamos que ha cogido un poco de color y que está blandita, añadimos el azúcar moreno y una pizca de sal, removemos y enseguida ponemos el vinagre de módena. Dejaremos unos minutos que se caramelice un poco, removiendo todo lo que sea necesario y la reservamos.



3. Limpiamos el salmón, quitamos la piel y todas las espinas que veamos. Lo picamos a cuchillo. Es un poco más lento pero es lo mejor para encontrar cualquier espina que hubiera quedado.
4. Ponemos en un bol el salmón picado, la yema de huevo, el diente de ajo y el perejil picado. Sazonamos con sal y mezclamos bien. No le pongo la clara de huevo porque sería más difícil hacer las hamburguesas.
5. Damos forma a las hamburguesas rebozándolas en harina y las freímos en una sartén con aceite de oliva. Recuerda que es pescado así que no las dejes demasiado para que no queden muy secas. Un par de minutos por cada lado es suficiente.


Servimos las hamburguesas con la cebollita encima.
¡Espero que te hayan gustado!



Un beso a tod@s y hasta el viernes!

También puedes seguirme en  Facebook ,  Twitter y Google+

Entradas populares de este blog

El KÉFIR DE LECHE. CÓMO CUIDAR Y MANTENER LOS GRÁNULOS.

ROSQUILLAS DE AIRE

GALLETAS DE ALMENDRA

COSTILLITAS CHINAS AGRIDULCES

MERMELADA DE NARANJA