PASTEL DE QUESITOS Y JAMÓN SERRANO






A veces pienso que es mucho mejor vivir en la ignorancia. 
Hace tiempo que me preocupa lo que comemos, con tanta comida procesada que nos metemos entre pecho y espalda porque nos fiamos de que habrá pasado todos los controles sanitarios habidos y por haber. Y si, es cierto que los controles son exhaustivos... pero somos conscientes de que tantos aditivos, por muy permitidos que estén, no pueden ser nada buenos? 
Me ha dado por curiosear el tema de los quesitos y te digo desde ya que me arrepiento. Casi todos, de marcas de calidad o de marcas blancas, están a rebosar de aditivos (más de 6) y si son light casi peor, a menos calorías, más aditivos.

Entonces, la pregunta que nos podemos hacer es lógica: ¿Es realista la dieta paleolítica, ya sabes, la que propone una vida sin comida procesada? En principio todos diríamos que si, fuera aditivos, estabilizantes, conservantes, colorantes, saborizantes, antioxidantes, etc... hasta que te pones a pensar de qué hablamos. Se trataría de eliminar cualquier tipo de azúcar, cualquier tipo de lácteos a no ser que tengamos la vaca en casa y la ordeñemos cada día, fuera legumbres, sal, aceites.... también olvídate de todo lo que viene empaquetado desde el colacao hasta el café, y respecto a las carnes como hablamos de la dieta del hombre de las cavernas y para ser coherentes, habría que salir a cazar un búfalo o algo así... dónde? en el parque al lado de casa? atacamos los zoos?? 
En fin, la conclusión que saco es que vivimos la época que nos ha tocado y la información y el sentido común del consumidor debería bastar para escoger dentro de tanta variedad, lo que más nos convenga.

Con este baño de realidad te propongo un pastel salado de los que te sacan de un apuro porque está igual de rico caliente o frío y por eso se puede hacer con antelación y también te lo puedes llevar a la playa o al trabajo. Y lleva mogollón de quesitos pero también está mogollón de bueno!


Ingredientes:
- 16 quesitos
- 200 ml. de nata líquida (crema de leche)
- 300 ml. de leche
- 100 gr. de jamón serrano en taquitos ( o jamón york, pavo...)
- 5 huevos
- 100 gr. de harina de todo uso
- sal, pimienta negra y nuez moscada

Elaboración:
1. A fuego medio calentamos la leche con la nata, añadimos los quesitos y dejamos hasta que se disuelvan totalmente. Retiramos del fuego y esperamos a que se temple.



2. Batimos los huevos. Pasamos por un tamiz o colador la harina y mezclamos  con una varilla para que se integre bien sin grumos.



3. Incorporamos la mezcla de quesitos, sazonamos con un poco de sal, pimienta negra y nuez moscada y añadimos los taquitos de jamón serrano.
4. Ponemos la mezcla en un molde de horno. Si es de silicona como el mío no hará falta engrasar, si no es así, untamos con mantequilla o aceite el molde que vayamos a usar.




Calentamos el horno a 180ºC, función ventilador, y metemos el pastel durante 40 minutos hasta que esté cuajado, lo que comprobaremos pinchando el centro, y si todavía no está lo dejaremos unos minutos más.

¡Buen provecho!

Pastel de quesitos y jamon serrano




¡¡Nos vemos la semana próxima!!

También puedes seguirme en  Facebook ,  Twitter y Google+

Entradas populares de este blog

MERMELADA DE NARANJA

El KÉFIR DE LECHE. CÓMO CUIDAR Y MANTENER LOS GRÁNULOS.

ROSQUILLAS DE AIRE

GUISO DE PATATAS Y GUISANTES CON JAMÓN

SALTEADO DE CHAMPIÑONES CON JAMÓN Y PATATAS