jueves, 23 de marzo de 2017

PASTEL DE QUESITOS Y JAMÓN SERRANO




Pastel de quesitos y jamón serrano


A veces pienso que es mucho mejor vivir en la ignorancia. 
Hace tiempo que me preocupa lo que comemos, con tanta comida procesada que nos metemos entre pecho y espalda porque nos fiamos de que habrá pasado todos los controles sanitarios habidos y por haber. Y si, es cierto que los controles son exhaustivos... pero somos conscientes de que tantos aditivos, por muy permitidos que estén, no pueden ser nada buenos? 
Me ha dado por curiosear el tema de los quesitos y te digo desde ya que me arrepiento. Casi todos, de marcas de calidad o de marcas blancas, están a rebosar de aditivos (más de 6) y si son light casi peor, a menos calorías, más aditivos.

Entonces, la pregunta que nos podemos hacer es lógica: ¿Es realista la dieta paleolítica, ya sabes, la que propone una vida sin comida procesada? En principio todos diríamos que si, fuera aditivos, estabilizantes, conservantes, colorantes, saborizantes, antioxidantes, etc... hasta que te pones a pensar de qué hablamos. Se trataría de eliminar cualquier tipo de azúcar, cualquier tipo de lácteos a no ser que tengamos la vaca en casa y la ordeñemos cada día, fuera legumbres, sal, aceites.... también olvídate de todo lo que viene empaquetado desde el colacao hasta el café, y respecto a las carnes como hablamos de la dieta del hombre de las cavernas y para ser coherentes, habría que salir a cazar un búfalo o algo así... dónde? en el parque al lado de casa? atacamos los zoos?? 
En fin, la conclusión que saco es que vivimos la época que nos ha tocado y la información y el sentido común del consumidor debería bastar para escoger dentro de tanta variedad, lo que más nos convenga.

Con este baño de realidad te propongo un pastel salado de los que te sacan de un apuro porque está igual de rico caliente o frío y por eso se puede hacer con antelación y también te lo puedes llevar a la playa o al trabajo. Y lleva mogollón de quesitos pero también está mogollón de bueno!


Ingredientes:
- 16 quesitos
- 200 ml. de nata líquida (crema de leche)
- 300 ml. de leche
- 100 gr. de jamón serrano en taquitos ( o jamón york, pavo...)
- 5 huevos
- 100 gr. de harina de todo uso
- sal, pimienta negra y nuez moscada

Elaboración:
1. A fuego medio calentamos la leche con la nata, añadimos los quesitos y dejamos hasta que se disuelvan totalmente. Retiramos del fuego y esperamos a que se temple.



2. Batimos los huevos. Pasamos por un tamiz o colador la harina y mezclamos  con una varilla para que se integre bien sin grumos.



3. Incorporamos la mezcla de quesitos, sazonamos con un poco de sal, pimienta negra y nuez moscada y añadimos los taquitos de jamón serrano.
4. Ponemos la mezcla en un molde de horno. Si es de silicona como el mío no hará falta engrasar, si no es así, untamos con mantequilla o aceite el molde que vayamos a usar.




Calentamos el horno a 180ºC, función ventilador, y metemos el pastel durante 40 minutos hasta que esté cuajado, lo que comprobaremos pinchando el centro, y si todavía no está lo dejaremos unos minutos más.

¡Buen provecho!







¡¡Nos vemos la semana próxima!!

También puedes seguirme en  Facebook y  Twitter

28 comentarios:

  1. Con la comida pasa igual que con los prospectos de medicinas, mejor no mirarlos, nunca sabes si es mejor tomarlos o no. Lo que si me como y de muy buena gana es un cacho de ese pastel salado que debe saber a gloria. Y olvidarnos de lo demás.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Vale más no mirar los componentes que llevan sino no comeríamos nada y como bien dices nos ha tocado vivir este momento y hay que disfrutarlo, al igual que este rico pastel salado que has hecho me parece estupendo para una cena.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Hola guapísima !!!
    Pues siguiendo con tus deducciones, y los que quieren llevar a cabo la dieta Paleo ¿también compra la verdura y fruta libre de pesticidas? ?las semillas no están tratadas geneticamente?¿Serán de Monsanto? En fin, que está claro que leer las etiquetas es un vicio, del que me declaro adicta hace años y del que me asusto de vez en cuando porque veo porquerías que no son necesarias pero las aplican.
    La lógica es la única aplicable en estos casos y saber lo que nos conviene, aunque más de una vez picaremos sin remedio porque la carne es débil jaja
    Desde el primer paso, me lo hubiera comido a cucharadas soperas, y es que estoy a dieta, no como tú, pero pasando hambre por las esquinas. Así que me cuesta visitar los blogs y babear por todo lo que veo . . . cómo te comprendo amiga !!!
    Me lo llevo al rincón de pendientes,para cuando pueda :(
    Besotes mi niña.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Nuria!

    Menuda entrada contundente la de hoy y no precisamente por esta delicia de pastel de quesitos que yo me comía felizmente para la cena sino por el tema que pones sobre la mesa.

    A veces es mejor vivir en la ignorancia. Si nuestro estilo de vida nos va a pasar factura ¿para qué pasarlo mal por el camino? A veces me gustaría poder pensar que la vida es sólo un paso, que como decía Martínez Ares en su comparsa de 2015 "de esta vida nadie sale vivo" y que tendremos que pasar por aquí lo mejor posible.

    Ojalá pudiéramos cerrar los ojos y meternos entre pecho y espalda lo que nos gusta, pero en el fondo queremos vivir más y mejor y por tanto intentamos cuidarnos.

    Nos planteamos que los alimentos que nos venden han pasado su proceso de control y que lo que lleven está permitido. Sin embargo, y para echar más leña al fuego, que algo esté permitido en pequeña cantidad en un alimento no quiere decir que consumir ese alimento esté exento de riesgo. Hay productos que están ahora muy de moda y tienen muchos detractores. Se añaden a muchos alimentos y las compañías aseguran que la cantidad es inocua para la salud. Pero si nos paramos a pensar la de poquitos que tomamos cada día ¿realmente son inocuos?

    Ay... que hoy nos ponemos malos con este tema y deberíamos ponernos malos de lo rica que tiene que estar esta receta

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  5. Hola Nuria,una realidad,que muchas veces es mejor ni pensarlo demasiado porque nos amargaríamos la existencía......pasa como los medicamentos ,lo que antes era buenísimo.......ahora no lo debes tomar y al contrario....
    En donde nos ponemos entonces?
    Yo lo que intento es comprar las marcas de calidad,y que conozco aunque haya que pagar un poco más.
    Pero no me cierro tan poco a los nuevos productos¡¡¡¡
    Lo que si estoy segura que me gustará hoy y siempre es este pastel de quesitos tan delicioso......ya veras que te falta un trocito porque me lo he llevado.....
    Muchos besitos preciosa y feliz jueves¡¡

    ResponderEliminar
  6. Una entrada muy interesante y una receta deliciosa, tengo que probarla.
    Yo procuro comer sano, mucha verdura y fruta pero en casa se come de todo, con moderación.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que cuando les las etiquetas te dan ganas de no comer nada, pero tenemos que alimentarlos y es imposible que sea todo cien por cien puro. Te has fijado en los paquetes de queso rallado? Creo que la mayoría lo que menos llevan es queso, lo que me cuesta elegir cuando voy a comprar...
    Cerraremos los ojos y no pensaremos en qué llevan los quesitos y nos comeremos una porción de este pastel. Tenemos que mirar un poco, pero no obsesionarnos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Ummm!! Madre mía, es el pecado hecho pastel!!Qué cosa más rica. Debe estar súper jugoso, tierno, pecaminoso...Quién le diese un bocadito! =)
    Un besote!

    ResponderEliminar
  9. Un pastel maravilloso te ha quedo, sería un no parar de comer. Respecto a lo que nos comentas, mejor ir sacando cosas muy elaboradas y comer lo mejor que podamos sin obsesionarnos, de lo contrario no podíamos comer nada de nada, esta todo contaminado y de los controles te diría yo un poco pero mejor dejarlo ahi, si no igual te quedas peor de lo que estas jaja...Bess

    ResponderEliminar
  10. Me parece delicioso tu pastel, algo parecido hago yo, pero en dulce. Me ha gustado mucho la idea y ya me la llevo apuntada que la voy a hacer, de verdad ¡eh!
    No me hables de lo que llevan los alimentos que me agarro unas que no veas, ahora me dio por perseguir las grasas saturadas ¡es que hasta las galletas María! Desertizando bosques para sembrar palma y para que no le falte a ningún producto ¡menuda paradoja! Prefiero no hablar Nuria. Me voy muy enfadada... Besitos guapa.

    ResponderEliminar
  11. Hola guapa, una entrada muy interesante, es un dilema, yo creo que muchas pensamos lo mismo, así que lo mejor es comer de todo sin abusar. Yo intento no leer nada, yo hice un curso de dietética y nutrición y me lo explicaron y mi marido trabaja haciendo aditivos y conservantes, así que prefiero no saber nada.
    Me quedo con tu pastel de queso y jamón que es una delicia y a disfrutar!!
    Besoss

    ResponderEliminar
  12. Nuria, si nos pusiéramos a pensar no comeríamos nada, pero nada de nada, porque incluso si tuviéramos la oportunidad de salir a cazar el búfalo a la puerta de casa resultaría que al final el búfalo habría comido algo que a la larga también nos afectaría... en fin, que todo es muy complicado, como dices, casi mejor la ignorancia.

    En cuanto a tu receta, decirte que me encantan este tipo de pasteles salados y el color y aspecto del tuyo es impresionante (aunque los quesitos que has usado tengan aditivos jajaja)

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  13. Yo, como tu, prefiero no ver según que cosas, eso sí intento comer de todo y lo mejor que puedo, pero sin obsesionarme. Esta tarta salda me encanta, se ve delicosa!! Bss.

    ResponderEliminar
  14. Cierto, nos ha tocado vivir en una época en la que la mayoría de los alimentos están procesados y sin los conservantes que emplean, no durarían nada, casi mejor es no mirar las etiquetas.
    No hace tantos años, me sentía orgullosa de poder comer un tomate, pimiento, calabacín etc, recién cogido de la huerta y sin echar ningún tipo de abono químico, pero me he dado cuenta de que ahora, hasta las semillas están procesadas.
    En fin, me encantaría probar ese pastel que, pese a que lleva su buena ración calórica, no dudo de que tiene que estar de muerte. Te ha quedado tan rico y amarillito que más bien parece una tarta.
    Cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
  15. me parece una tarta salada ideal para las cenas informales, seguro que la pruebo.

    ResponderEliminar
  16. que pintaza Nuria ¡¡¡ te ha quedado de lujo ...un besote guapa

    ResponderEliminar
  17. Pues como siempre , llevas toda la razón. Yo soy de las que voy mirando la compaosición de lo que compro. Pero sin llegar a extremos porque si no creo que podría llevar nada a la mesa. Encima si te da por comprar todo ecológico, no hay bolsillo que lo mantenga!! Es así, por eso procuro comprar lo que mejor puedo , cuidar la salud dentro de lo que se pueda. Incluso productos que hacen llamarse "bios", ecológicos, si investigas un poco te das cuenta que no lo son. Puro marketing.
    Por eso , yo voy a disfrutar de este pastel que me pones delante, para mí es bunísimo y delicioso. Un beso preciosa!

    ResponderEliminar
  18. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  19. Hola Nuria !!!!
    mejor leer lo justo, porque si no no compramos nada, que hoy día ya se sabe
    esto me pone de muy mal humor, no se porque pasan los controles de sanidad algunos alimentos... pero en fín ... nosotros no podemos hacer mucho...
    El pastel te ha quedado con una pinta deliciosa... que corte y que fotos tan bonitas
    te dan ganas de tomar un buen trozo...
    Una receta buenísima
    un besazoooo enormeeeee guapisima !!!

    ResponderEliminar
  20. Hola!! me parece buenísimo el pastel que nos traes. Lo de los productos, pues mira, nos toca vivir en la época en que vivimos y casi en mejor no mirar muchos prospectos, Yo por ejemplo, tengo colesterol, pues me preocupo de eso. Y me hago muchas preguntas respecto a los paleos y esas cosas de tanta moda ecológica. Estoy conforme con que lo ecologico es mucho mejor.
    Pero es ecologico de verdad?? porque hay una cadena de Supers, que no quiero nombrar que según ellos todo es eco. ¿Eco? y dónde lo guardan en el almacén ¿? que tenemos cucarachas y ratas en los subsuelos de Barcelona, y ¿no tiran pesticidas? es todo muy "la moda" de lo "eco" y "bio" que vende mucho, pero.... en las grandes ciudades no me lo creo.... Te acuerdas cuando salio la moda de los "outlet"? pues en Bcn pasa lo mismo.
    Pero eso no quiere decir que no nos preocupemos por los productos de calidad y auténticos, claro que si!
    Ahora si te vas al campo y buscas, es otro asunto. Pero por lo general nos engañan bastante, es mi opinión cuando nos venden cosas eco que no lo son cien por cien...
    A mi ya me gustaría, pero, no me llega mi economía... prefiero irme al Pirineo y traerme cosas de los pueblos :)
    Menudo rollete te he metido, jaja
    Besos y me llevo tu pastel de quesitos ñam ñam :)

    ResponderEliminar
  21. ¡Hola Nuria! Una reflexión muy interesante, visto lo visto si nos ponemos a ver lo que realmente es sano, yo creo que nos quedaríamos sin comer practicamente. Quitando lo que tu plantes en casa, si es que puedes y si tienes algún animal que tu cries, que casi es imposible, todo lo demás es por descartado malo, todo lleva algo de conservantes, saborizantes, antioxidantes y todo lo que termine en antes. Así que hay que cerrar los ojos y comer lo mejor que se pueda en lo refiriente a lo sano.
    En cuanto a tu pastel se le ve una pinta excelente y me lo apunto porque creo que nos va a gustar mucho.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  22. Holaaaa, bueno bueno, has tocado un tema que tengo a flor de piel. El otro día se me ocurrió leer los ingredientes de las tortillas de trigo (unas que me habían regalado) y madre mía, hasta me molesté en buscar lo que era cada aditivo. Un horror, al menos once, ONCE. Lo peor del asunto? ya nos las habíamos comido, quedaban dos. Desgraciadamente no podemos escapar, solo tenerlo presente y consumir estos alimentos con precaución y mesura, no queda otra. Pero esta vez has hecho bien en cocinar con quesitos, hace un siglo que no los compro pero la de ellos que le habré dado a mi hija. Te ha quedado espectacular y así hemos podido verlo, realmente rico y con una pinta espectacularrrr.
    Un besoooo

    ResponderEliminar
  23. Pues como nos pongamos a mirar las etiquetas y ver lo que llevan todos los productos que compramos...no podríamos comer ni beber nada de nada , porque desde el aire que respiramos hasta el mínimo producto que comemos está contaminado por pesticidas, insecticidas, hormonas, azúcares, aceite, grasas... y demás productos malos ara el organismo...así que mejor cerrar los ojos y darnos un gustazo comiendo este rico pastel por muchos quesitos que lleve!! jajaja

    ResponderEliminar
  24. Totalmente de acuerdo con tu reflexión sobre los aditivos y otros que vemos en las etiquetas de los alimentos... parece increible que lleven tanta porquería añadida, pero en fin, es cuestión de intentar no abusar de ellos, no?
    La tarta se ve rica rica, y es que a mi el queso me pierde en todas sus versiones!!
    Un besote y feliz semana ;)

    ResponderEliminar
  25. la tarta se ve deliciosa¡¡¡
    besos crisylaura

    ResponderEliminar
  26. Y ahora también nos vamos a volver loco con esto del aceite de palma... otra cosa mas en los ingredientes que compramos.
    Cuanto mas sano comamos desde luego mucho mejor, y si tenemos que evitar algunos alimentos lo debemos de dejar a un lado y listo.
    Tu tarta se ve deliciosa, y no la voy a rechazar eh! jejeje... Te quedo divina.
    Un besito, guapa :)

    ResponderEliminar
  27. Estoy con Lola, es mejor pecar de ignorante y no saber, es que si te paras a leer todo lo que ponen, y sobre todo en esos... "más sanos" no comeríamos de nada.
    Que quieres que te diga, no me he parado a ver lo que llevan los quesitos pero aún así me animaría a comerme un trocito de tu pastel ya, se ve con una pinta estupenda, seguro que esta muy rico.
    Besos.

    ResponderEliminar
  28. Yo soy de las que pienso que es mejor comer de todo, con lógica y sentido común, y sin excederse, y dejarse de modas y dietas paleolíticas, Dukan, de la alcachofa, de la acelga, y leches en vinagre.
    Y sí, no soy delgada, pero se trata de un problema hormonal, cosa que no me resuelve ni la dieta paleolítica ni ninguna otra dieta, jajajaja.
    En fin, que el pastel de quesitos me ha parecido riquísimo. Y que te lo pienso copiar. Y que les den a los aditivos :P
    Un besote, guapa.

    ResponderEliminar

Las palabras se las lleva el viento, pero si las escribes en un comentario las guardaré para siempre. Gracias por tu tiempo y vuelve cuando quieras!
Si tienes alguna duda sobre la receta, escríbeme al correo del blog ycontupantelocomas@gmail.com y te contestaré lo antes posible.