miércoles, 24 de febrero de 2016

MUSLOS DE PAVO AL HORNO


Muslos de pavo al horno


La pereza es un vicio horroroso, lo sé. Pero hay días en que por mucho que disfrute cocinando... como que no, que no tengo ganas de meterme en la cocina ni a la de tres. Y esos días el horno es mi amigo del alma, el que nunca falla a no ser que se vaya la luz y me saca platos fantásticos casi sin mover una pestaña.

En esta receta la vista engaña, estos muslos parecen enormes pero luego más de la mitad es hueso. Lo mejor, que van con la guarnición incluída, y te aseguro que contentará a los más hambrientos... y a tí sobre todo, que vas a poder hacer lo que más te apetezca mientras estos muslámenes se cocinan tranquilamente.

Ingredientes:
- 4 muslos de pavo
- 4 patatas
- 1 o 2 pimientos verdes
- 1 o 2 pimientos rojos
- 1 cebolla grande
- 1 cucharadita de pimentón dulce
- orégano
- 1 vaso de vino blanco
- aceite de oliva virgen extra
- sal y pimienta negra molida

Elaboración:
1. Corta las verduras en trozos medianos y ve poniéndolos en una fuente de horno. Pela y corta también las patatas en dados y añade a las verduras.
2. Sazona con sal y una cucharadita de pimentón dulce. Mezcla bien y añade el orégano a tu gusto.




3. Salpimenta los muslos de pavo, colócalos encima de las verduras y añade el vaso de vino blanco.
4. Por último un chorrete de aceite encima de cada muslo.



5. Enchufa el horno a 190ºC y cuando esté caliente mete la bandeja durante media hora. Luego les das la vuelta a cada muslo y lo vuelves a meter en el horno hasta que estén hechos y dorados, más o menos 30-45 minutos más.

Fácil, no?
¡Pues están riquísimos!



¡Hasta el viernes!
También puedes seguirme en  Facebook y  Twitter

15 comentarios:

  1. A mi me gustan mucho los asados de todo tipo y es cierto que son muy cómodos, pues los preparas y el horno se encarga del resto, pero también es cierto que están muy ricos, aunque tan solo haya que hacer un trabajo previo. Tu receta además es muy sana y eso ya es razón suficiente para tenerla en cuenta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Olalá !!!
    Qué manita tienes puñetera, sin despeinarte y haciéndonos babear de esa forma. Te lo voy a decir bien claro, me ha encantado.
    En casa el pavo gusta lo justo, menos a mí, que me gusta casi todo jaja. Así que mira, ya tengo un plato para cuando me doy mis caprichos personales.
    Y lo de la pereza en la cocina, no me tires de la lengua, que ultimamente se ha apoderado de mi.
    Besotes gordos mi niña.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta el color que tienen. Qué bien se hacen las comidas en el horno, preparas los ingredientes y es cuestión de esperar dándole una vuelta de vez en cuando y todos a la mesa a comer!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta todo tipo de asados ya sean carne o pescado y estos muslos de pollo te han quedado de maravilla......y tan jugosos¡¡¡¡
    besitos¡¡¡

    ResponderEliminar
  5. Que rico chica!!
    Al horno es que queda todo bueno, y además fácil de hacer.
    Me encanta el plato.
    Un besito, guapa :)

    ResponderEliminar
  6. jajajajajjajajaja... te vas a reír! Estoy leyendo tu entrada, miro tus fotos y zas! ni pollo, ni patatas, ni verdura, ¿en que me fijo yo? en lo limpia y reluciente que está tu bandeja, jajajajaja ¿porque eso que deslumbra es una bandeja no? Lo mío es delito, ya lo sé, pero es que la mía lleva 16 años trabajando a pleno rendimiento y no sabes como está, penita da verla, tanto estropajo no sé que parece. En fin, vamos a lo importante, es muslaco de pavo que tiene una pinta riquísima. Y es que, el horno es un aliado en la cocina. Yo, son muchos los día que me niego a cocinar, o tiro de tupper congelado o horno y cualquier cosa dentro. Una maravilla el invento!!! Bueno, me ha dado una idea para cambiar de pollo a pavo, jijijij Muaks

    ResponderEliminar
  7. Una receta muy rica, que ahora mismo voy a guardar porque me ha encantado, un besote

    Dulcestriplea

    ResponderEliminar
  8. Yo uso mucho pavo en casa, lo mismo que el pollo, les encanta cocinados de cualquier forma. Hoy mismo hemos comido pavo estofado y no han dicho ni pío, jajaja, solo comer y callar...así da gusto hija...otro dia les pondré estos muslamenes que se ven bien ricos!!Bs.

    ResponderEliminar
  9. Pues sí, a veces la cocina se hace cuesta arriba y bien es cierto que estas recetas nos sacan de más de un apuro. Los muslos de pavo siempre socorridos y en el horno quedan espectaculares, Seguro que con la pinta que tienen tu familia estará encantada de que de vez en cuando no tengas ganas de cocinar, jajaja! !Un beso guapa!!

    ResponderEliminar
  10. he hecho mucho este plato en fines de semana me gusta mucho con pollo , no se el pavo no me acaba de convencer, pero vamos esta de chuparse los dedos, besssssssssssss y fliz finde

    ResponderEliminar
  11. El tamaño puede engañar, pero es aspecto si que no engaña y el de tus muslos (bueno el de los del pavo) es realmente superior, qué color más requete sabrosón. Loquita me has dejado!!! Hasta sin ganas de cocinar "bordas" todo lo que tocas. Bss.

    ResponderEliminar
  12. Eso si que lo tengo claro, si me tuviera que llevar algo a una isla desierta sería el horno , estoy contigo de todas todas..bueno y unos watios claro..!! jaja desde luego que la pinta es una escandalera Nuria , menos mal que no has pestañeao ..que sinooo
    un besito guapetona voy a darme un voltio que se me enquisolan los michelines

    ResponderEliminar
  13. Querida Nuria, está claro que a una le-gusta-le-encanta cocinar, pero que hay días en que no se levanta con la veta Le Cordon Bleu en "ON" Jajaja. Aún así, has preparado un plato que, si no lo decís, nadie sabe que fue fruto de la pereza ;) Te ha quedado un platazo completo y con guarnición/acompañamiento incluido de un solo plumazo ¿Qué más pedir? Más aún, en un dia de pocas ganas ;)
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  14. Unos muslámenes monumentales! y no lo digo por el tamaño sino por la pinta tan rica que tiene en medio de esa guarnición. El horno nos salva con platos fantásticos como éste los días que estamos así, sin ganas de ná!
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Nuria no eres la única te lo aseguro, por lo menos a mi también me pasa, hay veces que no me apetece ni pasar por ella, no siempre tiene una ganas de estar con las manos en la masa, jeje.
    Este plato se ve estupendo, y el tamaño es perfecto, vamos yo no me quejaría, jeje, y más llegando con buenas ganas, yo me apunto a un plato ya, se ve con una pinta riquísima.
    Un besazo, buen finde¡¡¡

    ResponderEliminar

Las palabras se las lleva el viento, pero si las escribes en un comentario las guardaré para siempre. Gracias por tu tiempo y vuelve cuando quieras!
Si tienes alguna duda sobre la receta, escríbeme al correo del blog ycontupantelocomas@gmail.com y te contestaré lo antes posible.