GALLETAS DE MAIZENA Y CHOCOLATE


Galletas de chocolate



Hace mucho tiempo que no traigo galletas y la verdad es que me encanta hacerlas, eso si, me gusta hacer galletas sencillas de las que no requieren cortapastas ni decoración alguna. Es que soy bastante torpe para esas cosas. De niña se me daba bien dibujar pero era un cero a la izquierda con la dichosa plastilina y está claro que eso cuenta porque veo las decoraciones con fondant y en seguida pienso que en mis manos sería un desperdicio. 

Las galletas que hago son de masa sencilla, de hacer bolitas y meterlas en el  horno. Y oye, luego las ves crecer tan perfectas en el horno y te da una satisfacción que no te imaginas por el poco trabajo que llevan.
Estas tienen un sabor delicioso a chocolate, en casa nos han encantado!

Ingredientes:
- 200 gr. de maizena
- 50 gr. de cacao en polvo ( yo usé Valor)
- 1 yema de huevo
- 125 gr. de mantequilla
- 200 gr. de leche condensada

Elaboración:
1. Mezcla la leche condensada con la yema.
2. Añade la mantequilla derretida en el micro.
3. Tamiza la maizena y el cacao a través de un colador y mezcla poco a poco. Al principio podrás hacerlo con una cuchara pero luego tendrás que seguir con las manos hasta incorporarla toda.



4. Enciende el horno a 160ºC.
5. Ve cogiendo porciones de la masa y haciendo bolitas. Si la masa se te pega demasiado a las manos, humedécetelas con un poco de agua y podrás manejarla sin problemas. Se ponen en la placa del horno con papel vegetal y se aplastan  un poco con la palma de la mano. Si quieres puedes hacerle alguna forma con un tenedor o parecido, o dejarlas así como yo.



6. Mete las galletas en el horno ya caliente durante 18-20 minutos, dependiendo del tamaño que hayas hecho. Sácalas del horno y déjalas enfriar.
¿Quieres una?




¡Que tengas un buenísimo finde!

También puedes seguirme en  Facebook ,  Twitter y Google+

Entradas populares de este blog

GALLO AL HORNO CON LIMÓN

COSTILLITAS CHINAS AGRIDULCES

El KÉFIR DE LECHE. CÓMO CUIDAR Y MANTENER LOS GRÁNULOS.

ROSQUILLAS DE AIRE

SECRETO DE CERDO IBÉRICO AL AJILLO