miércoles, 15 de octubre de 2014

GUISANTES CON JAMÓN

Guisantes con jamón



Como sabes, de vez en cuando me gusta contarte cosas curiosas que encuentro por internet, y como has visto hoy tocan guisantes. Hay muchas variedades con sus nombres científicos correspondientes, pero he encontrado una clasificación  muy rara de un botánico español, Claudio Boutelou que escribió un "Tratado de la Huerta" a principios de 1800. Esto decía este buen hombre, "creo" que sobre las variedades de guisantes:

Guisante verde arrugado... o inglés
Guisante gordo blanquecino... o suizo
Guisante medio temprano ... o francés
Guisante enano... u holandés.
Guisante tirabeque... o flamenco
Guisante cuerno de cabra... o español

No se mucho de botánica y menos todavía de huertas y para mi los guisantes se dividen en pequeños, medianos y grandes. También tengo otra clasificación:  frescos, de lata y congelados, jajaja

Para hacerlos con jamón utilizo congelados porque además de que tienen un color mucho más bonito, el caldito de cocerlos es imprescindible para la receta.
La de hoy es una de esas recetas de siempre, una de las guarniciones más utilizadas especialmente como acompañamiento de carnes, aunque también pueden ser un primero estupendo e incluso un plato único si les añadimos unas patatas fritas y un par de huevos.

Ingredientes:
- 500 gr. de guisantes congelados
- 1/2 cebolla
- 1 diente de ajo
- 100 gr. de jamón serrano
- 1 cucharada de harina
- sal y aceite de oliva
opcional:
- 1 o 2 patatas fritas en daditos
- huevos fritos a discrección

Elaboración:
1. Hervimos los guisantes en agua (yo pongo sólo lo suficiente para cubrirlos) con una pizca de sal y un chorrito de aceite de oliva. El tiempo dependerá del grosor de los guisantes (sigue las recomendaciones que vienen en el paquete).
2. Escurrimos los guisantes en un colador conservando el caldo de la cocción.


3. En una sartén con un poquito de aceite de oliva sofreímos la cebolla picada junto con el diente de ajo también picado.
4. Cuando la cebolla transparente añadimos el jamón serrano muy picado y damos unas vueltas.
5. Añadimos la cucharada de harina y removemos para que se tueste un poquito.
6. Ahora vamos incorporando un poco del caldo de cocer los guisantes (yo le he puesto dos cazos) para que quede una salsita un poco ligada.


7. Ponemos los guisantes y dejamos que se haga todo junto unos minutos y ya tenemos un primero o una guarnición para un plato principal.


Si queremos hacerlos de plato único, freímos en daditos una patata y se la añadimos a los guisantes. 
Y rematamos con uno o dos huevos fritos.


¡Que tengas un buen día!

25 comentarios:

  1. Pues según Boutelou (que sin faltar, tenía nombre de seta jajaja) los tuyos serían guisantes mezcladillos ¿no? porque hay algunos arrugaditos y otros no :) En fin, seguro que desde que este buen señor hizo su estudio tan curioso, podemos encontrar muchas más clases. Pero vamos, que con tu clasificación tan científica, por cierto, a mí me va bien y es la que yo utilizo normalmente.
    Aquí se le llaman arvejas y así tal y como tú los has hecho, que lo de la harina no lo sabía, me comía un buen plato, porque me gustan mucho, aunque mi familia no entiende que con lo sosos que son, les tenga devoción.
    El último plato, me lo mandas tal cual....que te quedó divino.
    Besotes gordos...desde la puerta jaja, que tengas buen día mi niña.

    ResponderEliminar
  2. Es un plato muy socorrido la verdad, en un plis tienes la comida lista. A mi tal cual lo has preparado me vale como plato único, aunque si, como guarnición también son estupendos, además tanto de carne como de pescado. Yo también los califico en frescos, de lata y congelados, no doy para más jajajajaja. Bueno si, cuando los tiene mi padre en el huerto se me da de maravilla ir a por ellos jajajajaja.

    Besinessss preciosa

    ResponderEliminar
  3. Forman parte de la cena en casa en muchas ocasiones. Yo suelo utilizar de lata o congelados pero de cosecha propia. Aunque cuando mejor están es cuando los recoges de la huerta, entonces si que los "aveyos" como aquí se llaman están sabrosos.
    Bss

    ResponderEliminar
  4. Yo tambien utilizo los congelados. Los de bote no tienen éste color verde bonito. Un plato muy rico.me apunto..pon un plato mas y cubiertos. .que voyyyy
    Besos preciosa Nuria .

    ResponderEliminar
  5. Una receta sanísima y todo un clásico que nunca falla!!! y el huevo por encima ummm... te ha quedado divino!! besotes

    ResponderEliminar
  6. unos guisantes muy sabrosos que tienen que estar deliciosos. Yo es un plato que elijo muchas veces para mis cenas, aunque yo tiro de los guisantes cocidos ya.. Un gran plato!
    un beso
    http://elbauldelasdelicias.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  7. Aunque los utilizo mucho como ingrediente en las comidas, no están entre mis verduras favoritas. Quizás con jamón y huevo, como los has hecho tú, entran mejor, pero me decanto más para una guarnición. Eso no significa que no te hayan quedado vistosos y sabrosos.
    Bss

    ResponderEliminar
  8. ¡¡Un plato de primera!! Para que luego digan que son aburridos.
    Nunca había pensado en hacerlos plato único, pero oye, la combinación de guisantes con huevo frito, tiene una pinta de estar para rechupetearse los dedos.

    Cocina de emergencia
    http://cocinadeemergencia.blogspot.com

    ResponderEliminar
  9. Pues curioso lo de las clasificaciones, yo tengo las mismas que tú jajaja qué bueno! y la receta de las chulas, sanas y buenas.

    besos

    ResponderEliminar
  10. Me acordaré de tí y tu clasificación
    cuando haga los guisantes con jamón
    ¡¡porque me gustan mogollón!!
    Bss ;-)

    ResponderEliminar
  11. Oh!! que cosa más rica!! Me encanta está receta, porque la he comido muchas veces y no me canso. El único inconveniente es que me producen gases, pero rápido se solucionan. Te ha quedado muy rica, y claro que sí el huevo o las patatas le van de miedo.
    Besitos guapísima!!

    ResponderEliminar
  12. No sabía que había tantas clases de guisantes, se ve que por aquí siempre hay los mismo porque yo no veo la diferencia. Mi padre los sembraba, hace ya muchos años de eso y he recogido bastantes, bueno no se si me comía más que echaba en la caja, jeje, me gustaba mucho comérmelos recién recogidos, estaban muy sabrosos, menudas hartas me pegaba.
    Así que que te voy a decir del plato, a mi desde luego estoy segura de que me encantaría este receta que has preparado, te han quedado muy rico, me apunto al huevo y las patatas :)
    Un beso Nuria.

    ResponderEliminar
  13. Un plato único y delicioso, en mi casa gusta mucho.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  14. Te han quedado impresionantes, me gustan a rabiar, me comería este platico encantada y te lo dejaría limpio que no haría falta pasarlo por la fregadero. .Besss

    ResponderEliminar
  15. Un clásico que está buenísimo y así acompañado con esas patatitas y esos huevos ya no necesita nada más, súper rico.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Mi hijo se los come tal cual para cenar, yo los prefiero de guarnición , a mi hija no le gustan y a mi marido como tiene buena boca se los come sin chistar!! como ves hay para todos los gustos, y mi clasificación, como la tuya, la de andar por casa, en plan científico no tengo ni idea...jajaj Un plato muy colorido y sabrosito. Bs.
    Julia

    ResponderEliminar
  17. Qué riquísimos te han quedado, es un plato que me encanta.
    Yo los uso congelados, y, cuando puedo conseguirlos, frescos. Pero con los de lata no puedo, es superior a mis fuerzas, jajaja (me pasa igual con los champiñones).
    Un besote.

    ResponderEliminar
  18. Qué ricos los guisantes , pondría guisantes en todas las recetas si pudiera. Yo los hago de forma parecida. pero mi hija , la pequeña , me deja de querer el día que tocan en casa porque dice que esas pelotitas verdes se le multiplican en el plato. Jajajajaja!!! me encanta la receta que traes hoy. MIl besos!!

    ResponderEliminar
  19. Buenísimos! por aquí se llaman arvejas.Me encantan como las has preparado, yo nunca le puse harina probaré con ella.
    Besos hoy desde
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com.ar/2014/10/una-sonrisa-antes-de-cocinar.html

    ResponderEliminar
  20. pues como tu en mi pueblo guisantes y ademas una receta que conocia, a mi marido le encanta ,hace tiempo que no la hago, y es que no soy de guisantes, tendre que hacerla ahora que tengo jamon en casa , gracias por recordarmela, bessssssssssss

    ResponderEliminar
  21. Pues me has recordado , que antes en casa comiamos muchos guisantes con jamón, o con baeicon, segun nos viniera, y ahora ya hace mucho tiempo que no los hacemos y la verdad que nos encanta, ahora se me han antojado mira!!!Eso si, como bien dices...con huevos fritos a discrección...divinos.
    Besos

    ResponderEliminar
  22. Y pensar que de pequeña les tenía manía y era capaz de apartarlos hasta del arroz tres delicias!! jaja. Afortunadamente eso ha cambiado y ahora suelen estar en mi mesa en muchas ocasiones. Anda que no me sacan de apuros en esas ocasiones que llego de trabajar sin ganas de quebrarme mucho en la cocina... Eso sí, te parecerá mentira, pero nunca los he hecho con el huevo, así que tomo nota.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  23. Jajajjaa, pues mi clasificación se reduce aun más, a congelados y de lata, como nunca he comido los guisantes con jamón es con huevo frito y patatas...jejejejeje, ya estoy salivando otra vez
    Un besazo

    ResponderEliminar
  24. por supuesto que te iba a meter la bulla con tanta clase de guisantes....pero cuando me lo has clasificado tan facilmente, he pensao....no ha perdido la cordura.....
    Otra cosa.....yo también los uso congelados, por su color evidentemente ☻ese color tan verdoso no se consigue de otra manera....por supuesto! ande va a parar......

    ResponderEliminar

Las palabras se las lleva el viento, pero si las escribes en un comentario las guardaré para siempre. Gracias por tu tiempo y vuelve cuando quieras!
Si tienes alguna duda sobre la receta, escríbeme al correo del blog ycontupantelocomas@gmail.com y te contestaré lo antes posible.