MERMELADA DE CIRUELAS ROJAS





Hace unos días recogimos ciruelas en casa de mi hermana. Como no tenemos medida nos liamos la manta a la cabeza y acabamos con 6 kilazos. Y como no hay tiempo material de que una persona normal consuma tantas ciruelas sin acabar en el hospital y para no  tener que acabar tirando más de la mitad,  me he puesto a buscar cómo hacer mermelada para aprovechar este desfase ciruelar.


Necesitaba botes de cristal, y un domingo por la mañana aquí sólo abren los chinos, así que me tuve que conformar con frascos XL, pero te aconsejo botes más pequeños porque son más prácticos, a no ser que tengas una súper familia o seas un fanático de la mermelada.




Te pongo los ingredientes en base a 1 kilo de ciruelas deshuesadas aunque evidentemente las fotos corresponden a la cantidad que yo hice. El limón se usa como conservante pero no te pases para que no quede demasiado ácida. El azúcar también es un poco orientativo porque he visto recetas donde se usaban 800 gr.  o más por cada kilo de fruta, pero eso va a depender de lo dulce que esté la fruta en cuestión y estas ciruelas estaban buenísimas.


Ingredientes:
- 1 kg de ciruelas rojas deshuesadas
- 500 gr. de azúcar
- 1/2 vaso de agua
- 1/2 limón

Elaboración:
1. Deshuesar las ciruelas y ponerlas en una cazuela con el agua. Hervir 10 minutos y pasarlas por el pasapurés para quitar las pieles.


2. Poner en una cazuela de nuevo con el azúcar y el zumo de limón. Cocer a fuego lento durante 40 minutos desespumando las veces que haga falta para quitar todas las impurezas que van saliendo.


3. Esterilizar los botes de cristal y las tapas hirviéndolas en agua 15 minutos. Luego las puedes secar por fuera pero sin tocar el interior de los frascos.


4. Para comprobar que el espesor es el adecuado hay que poner una cucharada en un plato, déjalo enfriar un par de minutos para no abrasarte y divide con un dedo la mermelada. Si se mantiene separada es que ya está perfecta y además hay que tener en cuenta que una vez fría espesará todavía más.

5. Rellenar los botes, cerrar y volcar hasta que se enfríe del todo la mermelada. De esta forma se hace el vacío y los podremos conservar durante mucho tiempo. Yo tendré que regalar a media familia, jajaja


Este es un buen desayuno, no te parece?

Mermelada de ciruelas  rojas


¡Que tengas un buen día!

También puedes seguirme en  Facebook ,  Twitter y Google+

Entradas populares de este blog

El KÉFIR DE LECHE. CÓMO CUIDAR Y MANTENER LOS GRÁNULOS.

COSTILLITAS CHINAS AGRIDULCES

GALLO AL HORNO CON LIMÓN

CROQUETAS DE CECINA

ROSQUILLAS DE AIRE